Hasta que te conocí

.-Suben precios y gastos los tecnócratas

(CONOCELOS, paisano: un tecnócrata es un frío empleado de las empresas multinacionales, extranjeras y las que hayan lugar, que se venden como dice el vulgo al mejor postor.

ESO que digan que sienten el dolor del pueblo, sus necesidades y que los niños pobres se vayan al campo para trabajar porque no tienen dinero para pagar las cuotas que piden los maestros de la sección 22, menos para los uniformes del diario y gala, es pura demagogia, porque ni saben ni sienten del hambre y miserias quienes nacieron heredando las riquezas del porfiriato. Qué más da.

YA DIJIMOS que son fríos numerólogo que multiplican el erario para los compañeros de viaje, que para eso fueron leales en busca del poder como hoy vemos el destape del más sacro cinismo.

AHORA BIEN un político, dicen las  malas lenguas que es aquel que se lleva la mitad y la otra la deja al pueblo. Aunque el buen político es de sentido humanista que le dieron vida en Grecia.

Lo que caracteriza a la tecnocracia, es suplantar el poder político en vez de apoyarle, asumiendo para sí la función decisional. Por eso los vemos mostrando su ignorancia en las campañas electorales. Dicen gracejadas y se dedican más a denostar a sus contrarios, porque no tienen fundamento programático de un verdadero cambio social

LA MAYORIA son rémoras que resultaron mediocres en sus estudios, pero que se ostentan como “licenciados en economía”, sin tener lo menos una “licencia” de vendedor de elotes, son los robotizados que muestran una cara de niños consentidos pero al paso del tiempo se les cae la máscara y exhiben su ambición brutal por brutos  por el poder. No ríen ni tienen carisma

Son los robotizados por la mafia a la que pertenecen desde aquella nomenklatura  que tuvo su origen con el diestro maestro de la perversión política Carlos Hank González. Aquel que ponía la cara de santo bendito por el drama que viven los pueblos, lo menos  para repartir lo que no era suyo

CUANDO ahora se habla de que otro tecnócrata es el candidato del PRI a la presidencia, los mexicanos coinciden en rechazarlos porque desde Miguel de la Madrid ya mostraron el rostro de su incapacidad para enfrentar la realidad política. Una cosa es la administración fuertemente pecuniaria de una empresa para hacerla bullente, con carácter frío como debe ser para la organización y mando, pero otra es la de carácter político que es de sensibilidad y humanitarismo que los tecnócratas –robotizados- rechazan porque le llaman “populismo” y saben lo que un rico que existen pobres en México

LOS TECNÓCRATAS son los “perfumaditos” que con el pañuelito floreado, como los que usaba el poetista Salvador Novo, le hacen el “¡fuchi! a los idealistas y a la militancia social que fundamenta su ideal en aquel principio de la revolución traicionada (por los que a su fila se infiltraron), de honestidad y justicia social. Son los “bobitos” de una sociedad, donde los políticos se someten y camina como aves con la cerviz gacha.

LOS TECNOCRATAS no dialogan con los pobres, si acaso con sus pares. Los de su mismo entorno y que menosprecian a los campesinos, obreros y los estudiantes de baja economía. Hay quienes como candidatos e lavan las manos con alcohol, después de dárselas a los jodidos. Y quienes se burlan de los atuendos que les obsequian, diciendo algunos y algunas que no son indios.

Pero ahí están, véalos en las pantallas, gritando y sonriendo prometiendo al pueblo ¡AH!, justicia social.

UN TECNÓCRATA piensa en coordinar los bienes del país y hacer fortuna para su “pandilla”, abriendo puertas de inversionistas extranjero que en nada han beneficiado a los mexicanos, si acaso con migajas

PARESO te puse ahí…le recuerda su benefactor.

Y en este caso si es que triunfan…ya lo conocerán quienes no los conocen

No saben entrelazar la política internacional pues poco les interesa el bien humanitario. Para un tecnócrata el poder de la tecnificación es determinante antes que la política de carácter social.

PRIMERO el dinero contante y sonante y sin mirar atrás a quienes se angustian.

Y EL despilfarro lo paga el pueblo como ahora que la inflación se eleva al 7 por ciento y todo encarece para los de abajo

MEXICO es un país retrasado de todos los beneficios empresariales, de mediano comercio, peor aún, un presidente tecnócrata sería devastador para el país que ya no soporta a las rémoras vividoras que se sienten moscas que vuelan alrededor de su candidato.

MÉXICO necesita  reconquistar lo que le ha sido arrebatado. Trabajo, inversión y educación con justicia.

UN POLÍTICO, para acabar con la corrupción de los viciosos tecnócratas.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses