Denuncian en la UABJO sueldos altos por solo una hora de clases

En la actualidad, al interior de la Universidad oaxaqueña coexisten 4 mil integrantes de la base trabajadora y más de 900 jubiladas y jubilados. / AGENCIAS  En la actualidad, al interior de la Universidad oaxaqueña coexisten 4 mil integrantes de la base trabajadora y más de 900 jubiladas y jubilados. / AGENCIAS

Oaxaca de Juárez, Oax.- El Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (STEUABJO) rechazó el proyecto de Reglamento de Pensiones propuesto el pasado 28 de agosto por  el rector de la máxima casa de estudios, Eduardo Bautista Martínez, que fija los 65 años como edad mínima para que los trabajadores puedan jubilarse y obliga a los empleados a aportar el 10 por ciento de su sueldo para su retiro.

El secretario de la organización, Fernando David López Cruz, sostuvo que la propuesta atenta contra los empleados universitarios y en nada abona a la eficiencia presupuestal, pues la medida culpabiliza a los “verdaderos” obreros de la crisis financiera en la que ha caído la otrora máxima casa de estudios por culpa de malas administraciones.

El dirigente también condenó el planteamiento de la administración central de obligar a los trabajadores a aportar el 10 por ciento de su sueldo al fondo para el retiro, cuando, en la actualidad, dijo, contribuyen con entre dos y cinco por ciento.

“Nosotros vamos a defender nuestro contrato colectivo de trabajo porque para poder entrar a un proyecto de esta naturaleza tendríamos que poner, primero, orden en nuestra universidad”, dijo el líder.

López denunció que mientras un trabajador del STEUABJO recibe de pensión por jubilación de alrededor de 6 mil pesos mensuales, los integrantes de los sindicatos de académicos y de trabajadores de confianza, cercanos a los grupos de poder que controlan la universidad, gozan de pensiones de entre 30 mil y 40 mil pesos.

“Nosotros vamos a seguir peleando por el respeto al contrato colectivo… el STEUABJO fija su postura en que no va con ese proyecto”, reiteró.

Sueldos de 40 mil pesos por una hora de trabajo

López apuntó que si Rectoría busca optimizar el presupuesto que recibe, debe comenzar por depurar de la nómina a aviadores y a aquellos trabajadores que cobran sueldos altos sin trabajar, muchas veces, más de una hora.

Por ejemplo, apuntó, existen maestros de tiempo completo que dan una hora clase y perciben un salario de 15 mil o 20 mil pesos quincenales cuando un académico de confianza gana 35 pesos por hora; es decir, a la quincena, obtiene 525 pesos por hora.

“Hay una desproporción”, indicó.

Ocho sindicatos, no seis

No sólo eso, pues refirió que las autoridades universitarias de Oaxaca son las únicas que negocian con líderes de ocho sindicatos, a los que les ofrecen diversos tipos de canonjías, según los intereses que representa cada organización.

“No quisiera yo comentarlo, (pero) es claro que cada sindicato de académicos, tiene su dueño, es su cuota de poder”.

Detalló que en la máxima casa de estudios subsisten tres organizaciones que aglutinan a empleados administrativos: el Sindicato Independiente de Trabajadores de la UABJO (SITUABJO), el Sindicato de Empleados de Confianza de la UABJO (SECUABJO) y el Sindicato de Trabajadores y Empleados de la UABJO  (STEUABJO), que es el que ostenta el contrato colectivo.

A ellos, se suman, resaltó, dos fracciones del Sindicato de Trabajadores y Académicos de la Universidad de Oaxaca (STAUO), dos más del Sindicato Universitario de Maestros (Suma) y el Sindicato Universitario de Académicos (SUA), creado en 2016.

Dos de los grupos políticos más fuertes que existen en la Universidad son los encabezados por el exrector Abraham Martínez Alavés  y la exrectora Leticia Mendoza Toro.

En el caso del SECUABJO, López Cruz acusó que sus afiliados reciben beneficios como 60 días de aguinaldo, el pago de escuelas privadas para los hijos de los militantes e, incluso, mausoleos.

“Somos los más interesados de que se siga garantizado la educación y si es necesario que pongamos orden, seremos los primeros en contribuir en ello”, resaltó, luego de exigir, a cambio, “piso parejo” para funcionarios y sindicatos.

La propuesta

El proyecto de Reglamento de Pensiones y Jubilaciones de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), presentado el pasado 28 de agosto, prácticamente anula la jubilación por años de servicio e impone como edad mínima para gozar de aquel beneficio los 65 años.

La propuesta, cancela la actual normativa, vigente desde 1992, que estipula que cualquier trabajador, indistintamente de su edad, puede jubilarse una vez cumplidos 30 años de servicio, en el caso de varones, y 28, en el de las mujeres.

Además, el documento, promovido por el rector Eduardo Bautista Martínez, indica que cada trabajador deberá aportar el 10 por ciento de su sueldo a su fondo para el retiro, con el objetivo de que la Universidad deje de subsidiar el monto que le corresponde al obrero.

Al borde del colapso

Las medidas anteriores, de acuerdo con la autoridad universitaria, tienen el objetivo de sanear las finanzas de la máxima casa de estudios y eliminar de manera paulatina el déficit que afronta la institución por el pago de jubilaciones y pensiones, que actualmente llega al 60 por ciento de la nómina; es decir, al menos 500 millones de pesos anuales –según cifras oficiales--.

En la actualidad, al interior de la Universidad oaxaqueña coexisten 4 mil integrantes de la base trabajadora y más de 900 jubiladas y jubilados.

“La pensión por jubilación se concederá al trabajador que cumpla cuando menos 35 años de servicio y un mínimo de 65 años de edad”, indica el artículo 26 del proyecto, dentro del Capítulo Quinto, titulado De las Pensiones por Retiro.

“El monto de la pensión en este caso será una  cantidad de manera que sumada a la pensión del IMSS dé como resultado un monto equivalente al 100 por ciento del sueldo regulador”, añade el documento, con lo que se establece que las pensiones por retiro serán complementarias y no adicionales a las del IMSS, como ahora.

La propuesta, en su Capítulo Segundo, resalta que la UABJO aportará a un Fondo de Pensiones el “20 por ciento del sueldo de cotización del trabajador”, al tiempo que el obrero se obliga a entregar una cuota “equivalente al 10 por ciento del sueldo de cotización que perciban”.

Fuentes consultadas por este medio indicaron que tales preceptos no afectarían a la actual base, sino que tendrían validez para los trabajadores de nuevo ingreso.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses