-

Mafud y Vasconcelos, de la mano

FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

Sin duda, que el Secretario General del Gobierno de Oaxaca y el Fiscal General de Justicia del Estado, Héctor Anuar Mafud y Rubén Vasconcelos Méndez, deben ir de la mano, con las políticas y estrategias más afinadas para combatir la violencia y todo tipo de inseguridad, no solo en la capital oaxaqueña, sino en toda la entidad, por el gran rezago de los problemas sociales, políticos y económicos, que se han acumulado en los últimos gobiernos estatales de los oaxaqueños.

Oaxaca, está pasando por su peor crisis de violencia y la gran impunidad, que se han convertido en un “cuello de botella”, que afecta las actividades productivas, la economía, el desarrollo, la educación  y en general altera el orden, la paz y estabilidad social y política, por lo que es urgente revisar los programas,  planes y proyectos de seguridad que deben ser el sustento para ultimar los actos más violentos  que se dan en plena luz del día y a cualquier hora, sin importar la sicosis que se está generando en detrimento de la tranquilidad de los oaxaqueños y los graves daños a la moral.

El último caso de violencia descarnada se dio hace unos días entre militantes de La Confederación de Trabajadores de México, CTM y El Sindicato Libertad por la disputa de los contratos de trabajo, en esta ciudad, a la altura del Instituto Tecnológico de Oaxaca, ITO y una  zona comercial, que arrojo un muerto, 3 heridos y 5 vehículos incendiados, situación que causó un terrible caos, pues no es la prima vez que revienta la violencia entre etas 2 organizaciones.

En este caso siniestro, El Secretario General del Gobierno del Estado y El Fiscal General de Justicia, Héctor Anuar Mafud  y Rubén Vasconcelos Méndez, de inmediato se pronunciaron por la aplicación de la ley y se llegará a las últimas consecuencias, pues el estado de derecho no se negociará. Se actuará con pleno apego a la justicia y sin tintes políticos, que desde luego así debe ser para restablecer el orden y la seguridad en la entidad, que se ve amagada por la delincuencia organizada, no solo en este caso, sino en las múltiples concurrencias en las que aflora la irracionalidad de los grupos beligerantes.

Cierto, es que en Oaxaca, se ha perdido el principio de autoridad, pues el índice delincuencial se ha disparado en los últimos 6 años. Solo de enero a marzo del año 2017 se han registrado 211 homicidios dolosos según estableció  El Secretariado Ejecutivo Nacional del Sistema de Seguridad, por arriba del mismo trienio del año 2016, con 182 homicidios.

Por supuesto, que la Secretaría General del Gobierno del Estado, no debe ocultar los datos en relación de los actos de violencia, pues ello causa confusión y alejamiento de la realidad, es decir se deben transparentar los acontecimientos, causantes de los estragos  sociales y políticos para conocer la realidad, así también, las negociaciones con las organizaciones sociales y políticas deben transparentarse a la luz del día.

Incluso, el área de comunicación social, sobre todo de la Secretaría General del Gobierno del Estado, que no está funcionando y por cierto se ha burocratizado en el manejo de la información veraz y oportuna, por la falta de oficio periodístico, negligencia u omisión; debe rehabilitarse con una nueva estrategia y un diseño informativo profesional, pues de lo contrario será una traba, que afectará irremediablemente el funcionamiento de la política interna del gobierno estatal y todo será inútil en la solución de los problemas sociales de los oaxaqueños.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses