Poesía, “un machetazo de maravilla”: Balam

San Cristóbal de Las Casas, Chis.-Para el escritor chiapaneco, Balam Rodrigo Pérez Hernández, (Villa Comaltitlán, 1974), ganador del Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes 2018, la poesía es “una forma del lenguaje, que no lo embellece sino lo dota de un dejo de asombro, de un machetazo de maravilla”.

En entrevista añadió que la poesía es como “construir un machete que nos maraville, limpie y ayude a limpiar el camino de lo cotidiano, de lo común y nos vaya mostrando lo que está escondido en la maleza o en la oscuridad, en lo que no vemos todos los días”.

Agregó que la poesía “se encarga de esas pequeñas cosas que ignoramos y que vemos, pero no vemos o vemos de otra manera; de hacerlas nuevas, como si fuese la primera vez y que cada vez que estemos frente a un verso, a un poema salgamos vapuleados, que no salgamos indemnes a través del lenguaje”.

De algún modo, continuó, “eso nos va a dar una visión poética del mundo, que es una forma de continuar los sueños como un estado permanente de ensoñación o de conciencia permanente distinto que nos humaniza”.

Balam Rodrigo ganó en días pasados el premio con Centroamericano de los Muertos, con el que busca “darle voz a la gente que no la ha tenido”, segundo de una trilogía de libros en los que habla y expone, “a través de la poesía, el éxodo de las y los migrantes centroamericanos en la búsqueda del sueño americano y que pasan desde el río Suchiate al Bravo por un verdadero infierno en nuestro país”.

Entrevistado en su casa ubicada en esta ciudad, destacó la coincidencia de ganar el galardón 50 años después del recién fallecido poeta Juan Bañuelos, primero en hacerse merecedor del premio creado en 1968. Los otros dos chiapanecos que lo han obtenido son Oscar Oliva y Efraín Bartolomé en 1971 y 1984, respectivamente. “Pasaron 34 años para que el premio regresa a Chiapas”, dijo.

Expresó que ganar el premio representa para él “el inicio y la puesta en marcha de un tema muy importante que he estado trabajando y divulgando”: las y los migrantes centroamericanos.

“Me parece importante que se publique el libro y reciba el reconocimiento porque es la tradición centroamericana de la poesía testimonial escrita desde esta Centroamérica mexicana que es Chiapas y en mi caso como soconusquense, la región más centroamericana de esta provincia”.

Manifestó que el tema de las y los migrantes centroamericanos le es familiar desde que era niño, ya que sus padres daban alojamiento a indocumentados que buscaban llegar a Estados Unidos, pues su casa estaba junto a las vías del tren en Villa Comaltitlán, en la región del soconusco, que colinda con Guatemala.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses