Galería profundiza sobre uso de droga medicinal

En medio del debate mundial acerca de la legalización de las drogas, la exposición busca aportar a la discusión. En medio del debate mundial acerca de la legalización de las drogas, la exposición busca aportar a la discusión.

Ciudad de México.- En medio del debate mundial acerca de la legalización de las drogas, una exposición en la Ciudad de México busca aportar a la discusión. “Para mí, si hay algo que pude haber generado con esto, es intentar mostrar otra perspectiva, una visión distinta sobre el tema y aportar un granito de arena al debate”, dice el fotógrafo potosino Aarón Cadena Ovalle, quien muestra en El triángulo de las luciérnagas una aproximación al uso ceremonial, místico y comunitario de sustancias sicoactivas y enteogénicas en México, Brasil y Uruguay.

Expuesta hasta el 26 de agosto en la Galería José María Velasco de la colonia Morelos, la exhibición incluye los ensayos fotográficos Los otros peregrinos, elaborado con consumidores de peyote en Real de Catorce, San Luis Potosí; La soga de los espíritus, sobre los fines rituales de la bebida a base de la ayahuasca en Brasil, y Santa María, en el que aborda el fenómeno actual del cannabis en Uruguay, despues de su legalización.

Este trabajo, dice, “me enseñó que hay visiones distintas sobre lo que normalmente consideramos como drogas; hay otras perspectivas que no tienen que ver con la violencia que genera el narcotráfico ni con esa oscuridad, que sí existe, del consumo nocivo, decadente de ciertas sustancias sicoactivas, generalmente sintéticas. Por supuesto que la mariguana puede generar cierta dependencia y problemas, sobre todo en la sique, si no se tiene cuidado, pero contrario a lo que uno piensa, como sucede con la ayahuasca o el peyote, se usan para tratar cierto tipo de adicciones, de dependencias; por ejemplo, al alcoholismo, o a las drogas sintéticas”.

Como potosino, Cadena inició su trabajo en Real de Catorce. De alguna forma, dice, “era también un viajero” como muchos que acuden a esa población a tener una experiencia sicoativa. Y se interesó desde un principio en retratar lo que sucedía con el otro, con el individuo en busca de algo. “Mi principal intéres fue indagar en la noción del otro, el otro como individuo, no sólo como persona sino también como ser vivo, como planta, como alguna fuerza desconocida y hay también, una búsqueda de algo, ese algo es eso desconocido que sigo buscando”.

En las 73 imágenes, todas a color y presentadas indistintamente de manera individual o en dípticos y trípticos, el fotógrafo trata de compenetrarse en lo que sucede alrededor de la sustancia; la visión difiere de cualquier escena ligada a la violencia o la adicción, en su lugar aparecen individuos entregados a una experiencia mística, colaborando colectivamente de un ritual e incluso celebrando de manera masiva. Caso particular es el de la ayahuasca, cuya experiencia fue tomada por Cadena en rituales de grupos chamánicos y sincréticos como el Santo Daime y la União do Vegetal, cuyo culto es legal en Brasil y permite, desde 2003, el consumo de la planta.

Cadena insiste en la necesidad de ver el fenómeno desde otro ángulo y piensa que en México el debate se ha tornado esperanzador: “Ya por ahí la futura secretaria de Gobernación (Olga Sánchez Cordero) dijo que le iba a proponer a Andrés Manuel (López Obrador) la legalización de la mariguana; una política integral, eso lo que se debe de buscar; para mí el hecho de que ya empiece a flotar en el ambiente el tema, es esperanzador”.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses