La poesía permanece: Aura María Vidales

Ciudad de México.-Con dedicatoria a los periodistas asesinados en el país, la poeta Aura María Vidales (Ciudad de México, 1958) participó, la noche del martes, en el ciclo Mujeres de letras que se desarrolla en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

Acompañada por María Elena Cantú, la autora leyó algunos de sus poemas y compartió aspectos de su vida y obra; además, recordó a Javier Valdez, corresponsal de La Jornada en Sinaloa, así como a otros reporteros y, de manera especial, a mujeres periodistas que fueron asesinadas y, aunque se han ido, nos dejaron un recuerdo.

La poesía, explicó Aura María Vidales, está en cualquier tiempo y en este México que estamos sufriendo, la lectura la quiero dedicar a los y las periodistas asesinados y lo hago con la herramienta que tengo: la palabra.

Vidales, quien se definió como una poeta del amor, aludió a la influencia que tuvo en ella su abuela materna, la también poeta María de la Selva, de quien heredó su sensibilidad y fue un referente tras romper los estereotipos que existían contra la mujer. Mientras, Vidales como poeta y periodista encontró en la palabra escrita la forma de manifestarse, alzar la voz y ser escuchada.

Respecto de la autora, María Elena Cantú relató que Vidales pertenece a la generación de poetas mexicanos que nacieron a finales de los años 50 del siglo XX, pero fue adoptada por la de los 60.

Además, prosiguió, es integrante del grupo de mujeres poetas que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) reúne en el libro colectivo Caligrafía de Ariadna, publicado a finales de los años 80, así como miembro de las distintas versiones del encuentro –primero nacional y luego internacional– de Mujeres Poetas en el País de las Nubes, de la Mixteca oaxaqueña.

JAVIER VALDEZ UNIÓ A LOS PERIODISTAS

Su asesinato ocurrió hace un mes en Culiacán, Sinaloa, donde cronicaba y denunciaba el asfixiante control de los cárteles de la droga que deformaban la vida cotidiana, en complicidad con políticos. Su asesinato a unas cuadras del periódico RíoDoce, del cual era cofundador, ha originado lo que ningún otro periodista, de entre la cuenta mortal de 126 asesinados desde el año 2000 y 20 desaparecidos, logró: la unión del gremio periodístico mexicano y una unánime solidaridad internacional ante la situación de emergencia que enfrenta la prensa.

Los incontables gestos comenzaron en la catedral de Culiacán donde el cuerpo de Valdez fue velado, la cual fue rodeada de flores de los ciudadanos, y en el funeral no cabía un alma más.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses