Noviembre 14, 2018

Presupuesto de Ingresos, una simulación: IMCO

FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

Con un desempeño de 62.2, Oaxaca se ubicó en la posición número 15, con semáforo amarillo, dentro del Índice de Información del Ejercicio del Gasto (IIEG), elaborado por el área de Finanzas Públicas del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), que mide la transparencia y el acceso a la información financiera de las 32 administraciones estatales del país.

De acuerdo con los resultados del estudio, presentado ayer en la Ciudad de México, la entidad cumplió con 40 por ciento de la información presupuestal necesaria para establecer el destino de los recursos ejercidos en 2017, así como con el 43.8 por ciento de información programática y 96.4 de la información contable.

Puebla se situó en el primer lugar con un cumplimiento del 95.5 por ciento de la información, seguido de Campeche, con 88.2 por ciento, y Querétaro con el 86.9 por ciento, precisó el IMCO.

“El Instituto Mexicano para la Competitividad encontró que al no alcanzar el 100 por ciento de desempeño, ninguna entidad da cumplimiento a la Ley General de Contabilidad Gubernamental, instrumento normativo que, a más de 10 años de aprobado, ordena mecanismos de transparencia, armonización y homologación de información sobre el ejercicio de los recursos públicos”, señaló el Instituto, tras dar a conocer los resultados.

Simulación presupuestal

De acuerdo con el análisis, el cumplimiento a los presupuestos de egresos de las entidades federativas es un acto de simulación y discrecionalidad, debido a que subestiman sus ingresos, gastan más de lo presupuestado y se endeudan por arriba de lo planeado.

“La falta de acción por parte de los congresos locales es una muestra de que no son un contrapeso real para los gobernadores y sus secretarías de finanzas”, criticó la organización.

En el caso de Oaxaca, refirió que, en 2017, la Secretaría de Finanzas subestimó sus ingresos en 25 por ciento; es decir, en su Presupuesto de Ingresos previó la cantidad de 62 mil 200 millones de pesos, pero terminó obteniendo 77 mil 800 millones de pesos; 15 mil 500 millones de pesos más. Dos mil 900 millones de pesos fueron obtenidos a través de deuda pública.

El monto excedente, apuntó el IMCO, terminó siendo un “cheque en blanco” para el gobierno, pues pudo ocuparlos de manera discrecional al no haber sido programados.

Además, añadió el reporte, las autoridades no sólo no calcularon eficientemente su recaudación, sino que gastaron más de los recursos presupuestados.

En el caso del estado, el Congreso autorizó ejercer a lo largo del año fiscal un presupuesto de 62 mil 200 millones de pesos; no obstante, al cierre del periodo, Finanzas notificó la utilización de 74 mil 900 millones de pesos, 20 por ciento más.

Pagan más en burocracia

El Instituto Mexicano para la Competitividad señaló que el gobierno estatal gastó 40 por ciento más de los recursos aprobados para el pago de burocracia y 66 por ciento más para la cobertura de viáticos.

Asimismo, erogó 273 por ciento más recursos de los programados en la realización de ceremonias oficiales y nueve por ciento más de lo aprobado en Comunicación Social.

© 2018 www.encuentroradiotv.com