Imprimir esta página

Se dispara a 21 pesos la gasolina en Oaxaca

By Armando GUERRA Octubre 10, 2018 DISQUS_COMMENTS
FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

El costo de la gasolina no sólo no ha disminuido, en las últimas horas llegó a los 21 pesos el litro en el caso de la premium expendida en Oaxaca. De manera general, los costos promedio en los que se ubican los combustibles están por encima del promedio nacional.

Así, para el 2 de octubre de 2018, el precio máximo de la gasolina en la capital del estado se ubicó en los 19.5 para el caso de la Magna, 21 pesos en la Premium y 20.48 en el Diesel.

A finales de marzo de 2018, la revista Forbes, con base en datos de la Secretaría de Energía (Sener), precisó que de las 11 mil 776 estaciones que hay en México, Pemex había perdido 21 por ciento de participación de mercado ante las nuevas marcas.

Las estaciones de servicio no cambiaron de dueño sino de franquicia. Con la entrada en operación de las dos nuevas marcas hasta el momento no ha ocurrido una “revolución” en los costos.

En este año, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) estableció el inicio de año con un solo precio máximo durante enero y hasta el 3 de febrero; en las primeras dos semanas del segundo mes del año se dieron dos actualizaciones en el precio, y a partir del sábado 18 de febrero los ajustes al precio se mantuvieron diarios.

El promedio nacional fue de 19.31 para Magna, 20.77 para Premium y 20.33 para Diesel de acuerdo con la app GasolinaMX.

Las alzas han sido constantes. Tan sólo el 29 de junio de 2018, a dos días de las elecciones, el precio del litro de la gasolina rebasó los 20.00 pesos. En aquella fecha el litro de la Magna se ubicó en los 19.18 pesos, el de la Premium en 20.62 pesos y en el caso del Diesel 19.78 pesos en su precio máximo para la capital.

A pesar del ingreso de dos nuevas marcas al mercado de Oaxaca, en esencia, la diferencia del precio es de uno y hasta tres centavos además de que la gasolina sigue siendo la misma, la que distribuye Petróleos Mexicanos (Pemex).

En palabras resumidas, la liberación de la gasolina, que para el caso de Oaxaca ocurrió el 30 de noviembre de 2017, significaba que los precios de los combustibles, ya sea gasolina magna, premium o diesel, no iban a estar determinadas por el gobierno federal, específicamente por la Secretaría de Hacienda, sino más bien por el mercado bajo la ley de la oferta y la demanda.

Artículos relacionados