-

Los perdedores de junio 4

Me han preguntado en las últimas semanas, como si fuera pitoniso, quién ganará las elecciones el primer domingo de junio. Como escribimos en la prensa nacional, comentamos en la radio y realizamos varios programas de televisión, los amigos, lectores, escuchas y televidentes asumen que tenemos más información que ellos.

Es verdad, el manejo de notas confidenciales, nuestra presencia en las redacciones, la lectura diaria de las columnas y el contacto constante con las "mujeres y hombres noticia" nos ofrece un panorama más amplio. Pero de ninguna manera un periodista, por más años en éste -que es el oficio más bello del mundo- posee bolas de cristal para predecir el futuro.

Lo nuestro es informar y en el ámbito de la opinión, decir lo que pensamos en distintas trincheras; pero nunca echar las cartas. Eso es charlatanería.

Hay un común denominador en esas conversaciones, donde le preguntan al reportero, quién ganará: si pierde el PRI en el Estado de México, me dicen, adiós a la Presidencia en el 2018. Pero siempre reviro que en política no hay triunfos ni derrotas para siempre.

El análisis de mis interlocutores no está mal; difícilmente levantaría el partido del Presiente Peña si dejan ir el despacho que hoy ocupa el doctor Eruviel Ávila.

Pero siempre lanzo una pregunta en medio de la charla: ¿cómo reaccionará López Obrador si no lo favorecen los resultados, a pesar que algunas encuestas ponen a su partido como futuro triunfador? Victimizarse es lo suyo; decir que le robaron, es su especialidad y tirarse al suelo, es su fórmula.

Pero, ¿cantar la misma canción, que reza que le hicieron trampa, que es víctima de un complot y que hubo toda una maquinaria para acabar con sus candidatos, volvería a funcionar?

Muy pronto veremos cómo reaccionará El Peje ante el triunfo (también la soberbia sería terrible para su proyecto) o la derrota, y de ahí podremos ir planteando escenarios rumbo a la elección federal del próximo año.

Si Morena no acepta resultados adversos en 3 semanas, difícilmente podrá remontar, porque le dará argumentos sólidos a sus enemigos (esos que llama la mafia del poder) para explicarle a los sufragantes que ellos nada más hablan de legalidad cuando ganan.

Un demócrata, que aspira a vivir en Los Pinos (o en Palacio Nacional) debe mostrarle a su pueblo que en política se gana y muchas veces se pierde.

En 2006 le volaron la elección a Andrés Manuel, ¿usted está en esa mitad que lo cree? Así como le digo a quienes me preguntan sobre lo que viene, debemos estar atentos de la reacción de los perdedores el lunes 5 de junio. Y claro, puede perder el PRI, el PAN, Morena o el PRD. La chiquillada también está jugándose su futuro.

Eso lo sabremos pronto, y lo invito a observar el comportamiento de los derrotados. Le adelanto que veremos en los próximos meses partidos resquebrajados, carreras suspendidas, desesperación absoluta y resucitaciones políticas.

*Periodista, editor y radiodifusor

@GustavoRenteria

www.GustavoRenteria.mx

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses