Anales históricos

*Sobre la Virgen de Guadalupe

“Un hecho místico que ha sorprendido a creyentes y no creyentes. Por la singular estructura de una pintura digna de los  más grande maestros del arte pictórico. Ni Toledo hubiera podido.

Anales del indio Juan Bautista o Diario de Juan Bautista o Crónica de Juan Bautista

Estos documentos son una especie de diario personal de aquel indio, inicialmente pensado como una "matrícula de tributos", pero ulteriormente convertido en crónica de hechos comprendidos entre 1528 y 1586.

Entre los hechos históricos que se consignan en este documento, hay algunos referentes a Nuestra Señora de Guadalupe y al Tepeyac. Por ejemplo, "In Ypan xihuitl 1555 años icuac monextitzino in Santa Maria de Quatalupe in ompac Tepeyacac", es decir: "En el año de 1555 fue cuando se dignó aparecer Santa María de Guadalupe, allá en Tepeyácac".

O bien otro pasaje: "Domingo a quince de septiembre 1566 años fue cuando se hizo su octava de Nuestra Madre. Nativitas María [sic], y cuando fueron a hacerla fiesta en Tepeyácac, a santa María de Quadalupe. Allá hizo ofrendas Villaseca: hizo presente la imagen de Nuestra Madre, toda cubierta de plata la hizo, e hizo el don de cuartos en donde duermen los enfermos. Y hubo procesión. Allá andaban los Señores, los Oidores, y el Arzobispo y todos nosotros los indios. Y Villaseca allá dio de comer a los Señores, con la cual ocasión dio a saber a la gente cómo se hizo cargo del templo en Tepeyácac. También allá hubo danzas: el Canto de los Pescados, lo cantaron los mexicanos, y los tlatilulcas, el Canto de la Guerra."

También éste: "Sábado a 19 de octubre de 1566 años, fueron los de Juchipila a colocarse en el Tepeyácac: tal como se había dispuesto, se presentaron de cinco en cinco barrios; allá se colocaron en el Tepeyácac, allá durmieron. Y de todas las partes de la ciudad salieron en son de guerra y todos los moradores de México se juntaron en el Tepeyácac para hacer los honores al Señor, allá en el Tepeyácac; cuando llegó, le salieron al encuentro, le saludaron los de México y los señores de todas partes. Ahora bien, el domingo llegó al Tepeyácac, allá durmió, y hasta el lunes 21 de octubre llegó aquí a México; ya tarde vino a entrar acá, derecho se fue a la Iglesia Mayor y allí tardó bastante tiempo, de modo que cuando salió para entrar en Palacio, ya era de noche."

Y además: "Hoy martes 11 de marzo de 1567 años, cuando ya anochecía, partió el Marqués para irse a Castilla, y se fue a dormir allá a Tepeyácac, y hasta el miércoles partió".

FUENTE: Archivo Histórico de la Basílica de Guadalupe (AHBG), Ramo: Historia, Caja 101, exp. 1, (62 fols.), pp. 11 y 12 §24, p. 13 §27, p. 17 §33, p. 21 §49, extraído de Página oficial de la Virgen de Guadalupe.

La Virgen de Guadalupe

Este caso es similar al del Santo Sudario. Tenemos una pintura “inexplicable” hecha de materiales desconocidos en una tela que debería haberse degradado hace cientos de años, que incluso presenta figuras ocultas cuando se la ve bajo un microscopio (o se la pixela un poco).

¿Estamos ante un milagro artístico o un cuento creado para atraer (y convertir) a las masas?

Primero veamos el cuento:

El primer relato sobre la historia de esta pintura data de 1648 y proviene de un libro llamado “Imagen de la Virgen María”, de un tal Miguel Sánchez. El otro relato aparece en 1649, conocido por el nombre de Nican Mopohua. El primer problema es que narran un evento que supuestamente ocurrió en 1531, más de cien años antes.

 

 

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses