EMERGEN DE LA POBREZA

 

De pronto aparecen en los

Centros estudiantiles o

De trabajadores, para golpear

A muerte a quienes defienden

Su territorio

DE REFILON: LOS acontecimientos en la UNAM, no son ataques fortuitos sino de perversos intereses políticos, para agitar el medio estudiantil en todo el país

La agresión a estudiantes se ha perpetrado en todas las universidades del país, y en Oaxaca la UABJO, no ha sido exenta de estos hechos por motivos de la corrupción y el caciquismo de los dirigentes y sindicatos. Los “porros” han asesinado a estudiantes y dirigentes, como ahora tienen en peligro de muerte a uno de los estudiantes agredidos a patadas y palizas que le destruyeron un riñón

OAXACA LA LUCHA DE PODER

EN Oaxaca resulta extraño que la UABJO sea el crisol del porrismo paramilitar que han ensangrentado el campus con los sicarios que al mejor postor agreden a los alumnos y asesinan a los que significan un obstáculo para la ambición del poder y control de los bienes del colegio que se ha convertido en un mercado al mejor postor, mientras en las otras universidades nada de eso sucede

De la UNAM han surgido la agitación y la provocación de que no es un movimiento estudiantil aislado sino que debe “sacudir a todo el país”

¿Quiénes están detrás de estos grupos organizados?,  a decir se trata de la mafia política radical y la derecha fanática que perdió el poder y quiere dejarle al próximo gobierno el caos en el país, otros señalan que hay infiltración de paramilitares y narcos

¿QUE PERSIGUEN LOS “PORROS?”

Las investigaciones que se publican en las páginas informativas de la Internet, nos dicen que en México es denominado porro al integrante de una organización que persigue distintos intereses particulares, ya sean éstos políticos o económicos, basados en la violencia organizada, en el asilarse en instituciones estudiantiles y en el fungir como grupo de choque mercenario. Que están al mejor postor sin ideologías ni plan establecido sino empujados por el servicio que le prestan a quienes se radicalizan, incluso en cualquier grupo político

LA POBREZA EXTREMA

Los porros nacen y surgen de la pobreza extrema. Jóvenes que por carecer de medios no estudian ni trabajan, y por ello venden sus servicios a quienes les ofrecen pagos con drogas o dinero

Atacan, rompen huelgas. Generalmente son elementos que tienen matrícula de inscripción universitaria, pero que nunca pasan de año, "fósiles" en el argot universitario pero listos para actuar cuando se les requiere agredir

VANDALISMO Y PROVOCACION

Tales organizaciones se caracterizan por obstaculizar la vida estudiantil mediante actos de vandalismo, asalto, extorsión económica y golpizas sistemáticas a cambio de beneficios económicos, prestándose como grupos de choque que desprestigian a las más importantes instituciones de educación en este caso contra el Instituto Politécnico Nacional y la Universidad Autónoma de México

PSEUDO GUERILLEROS

Nos dice la investigación sobre estos hechos, publicados en Wikipedia, que “Originalmente este fenómeno sólo se presentaba en las Universidades de la Ciudad de México, pero en años reciente este problema se ha extendido a otras instituciones universitarias de varias partes de México, por ejemplo, los Tecos de la Universidad de Guadalajara y Oaxaca, que no hay que olvidar, el Movimiento mexicanista de integración cristiana o Micos de la Universidad  de Sonora. La FEU (Federación Estudiantil Universitaria) en el Estado de Veracruz, patrocinada por la Rectoría de la Universidad Veracruzana, el Colegio de Bachilleres, CeTis y el Colegio Nacional de Educación Técnica, la Universidad Nacional de Chapingo, las "casas de estudiantes" en la Universidad Michoacana de San Nicolás, en la Universidad Autónoma  de Oaxaca y en la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, (UJAT)

NO hay respuesta enérgica de las autoridades para aplicarles una condena carcelaria ejemplar.

Sería viable una vigilancia estricta especializada para vigilar los centros de estudios universitarios. DECIMOS.¡BASTA!

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses