Liberar concesiones

.-Basta de corrupción y monopolios

Hoy el gobierno cambia de estafeta. El PRI al poder

El ejemplo de otros estados es un ejemplo de que no existen grandes problemas de confrontación como en Oaxaca

El nuevo gobierno de Murat debe agarrar al toro por los cuernos y acabar con éste primer escalón de perversa corrupción.

Liberar las concesiones para que cualquier oaxaqueño que quiera invertir en rutas camioneras, taxis o moto carros que son controlados por mafias de monopolistas, abran las puertas de una libre democracia económica y además de equilibrar los precios que beneficie a la sociedad acabar con las confrontaciones

MUERTE AL MONOPOLIO

Cuando un gobierno quiere hacer reformas del calibre de las que está haciendo México tiene que romper el statu quo y entonces enfrentar a los monopolios del país, y no solamente estamos hablando del enfrentamiento entre los monopolios privados, que se convierte en una guerra comercial, sino también que, a su vez, estos monopolios privados se enfrentan a los monopolios públicos: el gobierno federal, por una parte, y los partidos políticos, por la otra, amén de que si en la materia a reformar existe un monopolio laboral, estamos hablando de que cambiar el statu quo se convierte en un dolor de cabeza. Esto es lo que estamos viviendo.

Es increíble por caso que en la concesión de taxis, haya funcionarios hasta con 20 concesiones. Moto carros y camiones urbanos. Elevando las tarifas cuando se les viene en gana afectando al pueblo.

Una concesión libre, daría la oportunidad de la libre competencia en las tarifas

MONSTRUOSIDAD

En este caso, los monopolios, sean públicos o privados, se convierten en un monstruo de mil cabezas, ya que por los intereses creados en cada uno de los sectores estamos hablando de grandes concentraciones de poder y dinero, creados y mantenidos por años

En el gobierno del licenciado Fernando Gómez Sandoval, se abrió la oportunidad de las cooperativas entre ellas la llamada Yagul, que luego como ya es tradicional entre los camioneros, cayó en la corrupción, se provocó la división interna y se acabó el buen plan

Y los camioneros que por más de medio siglo han usufructuado el negocio de taxis y camiones urbanos, hicieron de las suyas, tomaron calles y se pusieron retadores a la decisión del gobierno, hasta que el entonces gobernador licenciado Pedro Vásquez Colmenares, les puso un hasta aquí. El ultimátum consistió en decirles con todo vigor y sin temor, o acataban la ley de tránsito del estado o en 24 horas se decretaba la apertura de las concesiones.

Es decir, libre las concesiones como en Veracruz que sufrió por muchos años la agresión de los monopolios y que una vez liberadas las concesiones hasta ahora marcha con tranquilidad de hace unos 30 años.

En Oaxaca, a decir de los choferes taxistas que tienen más de 20 años en el volante se les margina y es a los propietarios, patrones ellos, a quienes se les beneficia, claro mediante jugosas sumas como estaba anunciado ahora de concederles 5 a cada grupo de sitios de taxis, pero que según se sabe ya no localizaron al titular de vialidad, ni supieron de la jugosa cuota y quedaron esperando como el perro de las dos tortas.

En éste sentido hay una idea generaliza, romper con el monopolio de camioneros y taxistas dejando libre las concesiones.

Por eso a cada cambio de gobierno, ponen a su disposición autobuses taxis y le regalan al candidato un autobús acondicionado para sus giras. Al parecer ahora no hubo tal cosa.

No hubo de piña, diría un taxista.

En este sentido el nuevo gobierno se enfrentará al monopolio como la leyenda de la medusa de mil cabezas que necesita descabezar pero sin mirar a la Gorgona para evitar su corrupción sino quedará paralizado

Oaxaca debe innovarse.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses