Juchitán, a un año de la devastación

Destacado FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

A un año del sismo de 8.2 grados que devastó la ciudad de Juchitán de Zaragoza, la reconstrucción va lenta y no parece tener fin. A la vista, se pueden notar las calles con escombros, materiales para construcción y edificios  públicos que están en total abandono.

La presidenta municipal de esta ciudad, Gloria Sánchez López, da cuenta que desde las primeras horas de sucedido el movimiento telúrico, la autoridad se dio a la tarea de ofrecer ayuda humanitaria, a pesar de que muchos de los trabajadores también resultaron afectados por este desastre natural.

“Los apoyos que han llegado no son suficientes, no se han podido afrontar las construcciones más grandes que tienen los pueblos del Istmo; en la ciudad de Juchitán, no se ha cumplido: (el apoyo)  es lento, es poco, no es suficiente, por eso seguimos atentos, en coordinación y en comunicación con los damnificados. Hemos convocado a varias asambleas, donde hemos tomado decisiones fuertes para poder ser escuchados”.

Juchitán fue el municipio con mayores daños de los 41 municipios que resultaron afectados. En este municipio se tuvo un total de 36 personas fallecidas, entre niños, jóvenes y personas adultas, que quedaron atrapadas entre los escombros de las casas que colapsaron, por la fuerza del sismo que alcanzó los 8.2 grados de magnitud.

Se tuvo un registro de 14 mil 920 casas con daños; de éstas, la mitad fueron calificadas como pérdida total, lo que provocó que, por meses, la gente durmiera en la calle, bajo lonas, soportando fuertes calores en el día y durante la noche intensas lluvias y fuertes vientos.

Así fueron transcurriendo los meses, y los 120 mil pesos otorgados por las autoridades federales no han sido suficientes para la reconstrucción de las viviendas; algunos damnificados fueron defraudados por las empresas constructoras, otros más no recibieron el apoyo a pesar de haber aparecido en el censo realizado por la Sedatu.

En lo que respecta a los centros educativos, aún continúa la reconstrucción y la única escuela terminada al 100 por ciento es el Centro Escolar Juchitán; mientras tanto, el resto, permanece ocupando aulas provisionales

El comercio se ha reactivado a pesar de no contar con un espacio apropiado, ya que continúa la reconstrucción del mercado público 5 de Septiembre. El Palacio Municipal y el anexo conocido como Símbolos Patrios, continúan en ruinas, aunque, en lo que respecta al servicio de salud, el Hospital General lleva un 90 por ciento de su reconstrucción y se espera que en los próximos días ya concluya su edificación.

La vida en Juchitán ha cambiado, el paisaje de tejados ya no es el mismo. Su color aún sigue siendo gris porque el pueblo sigue con miedo, padeciendo las miles de réplicas que se siguen sintiendo en esta zona del Istmo oaxaqueño.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses