Padece Juchitán reconstrucción

Destacado Los Palacios Municipales de Juchitán e Ixtaltepec, en Oaxaca, fueron de los más afectados por el terremoto del 7 de septiembre de 2017. Los Palacios Municipales de Juchitán e Ixtaltepec, en Oaxaca, fueron de los más afectados por el terremoto del 7 de septiembre de 2017.

JUCHITÁN, Oaxaca 07-Sep-2018 .-La noche del 7 de septiembre, tras el terremoto de magnitud 8.2 -el más fuerte registrado en México-, Ángel Sánchez Santiago levantó una bandera y la colocó en el punto más alto de los escombros que dejó el derrumbe de una parte del Palacio Municipal.
A un año de la tragedia en este municipio oaxaqueño, uno de los más devastados, el hombre no ha podido levantar su casa. El herrero, de 58 años de edad, cuenta que su vivienda no fue incluida en el primer censo porque personal de la Secretaría de Desarrollo Agrario,Territorial y Urbano (Sedatu) dijo que las grietas no representaban un riesgo.
Sin embargo, el temblor del 23 de septiembre provocó que los techos de su sala y dos cuartos se agrietaran y fueran demolidos para no colapsar.
Así, Sánchez Santiago se convirtió en uno de los 5 mil juchitecos registrados en el segundo censo, pero hasta ahora no ha recibido un peso.
"La capacidad económica de la gente para poder seguir construyendo es difícil", señala en entrevista.
El hombre, que además trabaja en las labores de reconstrucción de la Escuela Primaria Daniel C. Pineda, relata que ha gastado 48 mil pesos en reforzar los muros y trabes de su casa, donde viven seis niños y seis adultos integrantes de su familia. Ponerle techo a su casa, dice, costará otros 40 mil pesos más.
La delegación de la Sedatu informó que en los 41 municipios del Istmo de Tehuantepec existen 3 mil 800 viviendas catalogadas con pérdida total que no han iniciado el proceso de reconstrucción, y que hay 11 mil 367 viviendas terminadas al 100 por ciento, lo que representa el 40 por ciento de casas dañadas.
Gloria Sánchez, Presidenta Municipal de Juchitán, reconoce que en esta localidad el avance en la reconstrucción es de apenas 30 por ciento en casas, negocios, el hospital y el mercado.
"La reconstrucción ha sido lenta. Los apoyos que han llegado han sido insuficientes", indica.
Además de las casas sin reconstruir, la Alcaldesa alerta que la mayoría de las colonias presentan encharcamientos de aguas negras por drenajes que se colapsaron tras el terremoto.
"Puedo decirte que prácticamente el 80 por ciento de la población tiene destruido su drenaje. Hay colonias, secciones, calles en las que la gente vive en aguas negras hoy en día".
El Ayuntamiento ha invertido 36 millones de pesos en componer el drenaje colapsado y ha reactivado 4 mil 215 metros lineales de tubería. Pero tiene detectados 34 puntos críticos con drenajes colapsados en la sexta, séptima, segunda y octava sección.
Apenas este ciclo escolar, la Escuela Cristóbal Colón de Santa Rosa de Lima ya pudo normalizar sus horarios de clases.
David Martínez, director del plantel, explica que tras el terremoto ocuparon una iglesia y un bar como sedes alternas, y que hace unas semanas la organización Save the Children les instaló dos aulas temporales y prestó mobiliario con el fin de impulsar que los niños acudan a clases.
El Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa (Iocifed) reportó que 91 escuelas de Juchitán y sus agencias presentaron daño parcial y siete daños mayores.
El edificio del Centro Escolar Juchitán y la Escuela Primaria México son las únicas de la localidad que presentan una reconstrucción del 100 por ciento.
La Alcaldesa informó que el Hospital de Juchitán lleva un 90 por ciento en reconstrucción y está próximo a inaugurarse.
Respecto al mercado afectado también por el temblor, la funcionaria explicó que la reconstrucción costará más 35 millones.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses