Logo
Imprimir esta página

Sesgos partidistas resaltaron en sismo 8.2

FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

Oaxaca de Juárez, Oaxaca.- La fuerza del terremoto de 8.2 grados dejó secuelas y cambió totalmente del paisaje en las poblaciones como en la Heroica Ciudad de Juchitán de Zaragoza a un año de esa tragedia, es un hecho que la respuesta del gobierno federal y estatal ha sido un fracaso.

No hay un padrón completo y confiable de las familias afectadas, muchas casas siguen destruidas y sus habitantes viven a la intemperie, las escuelas, bibliotecas, mercados y edificios públicos todavía no son funcionales.

El gobierno federal entregó tarjetas como un paliativo, pero pronto aparecieron sesgos partidistas y errores, desde tarjetas entregadas a familiares de funcionarios sin que hubieran sido afectados tal es el caso de José Antonio Estefan Garfías un político Oaxaqueño dos veces diputado federal.

La mafia política cubrió toda la zona afectada, sin embargo para los juchitecos es aguantar ya que ante la lamentación de ver sus casas destruidas y sin contar con recursos tienen esperar que el gobierno responda.

Lucraron con la tragedia

Las redes sociales sociales, twitter, facebook e instagram, sirvieron como plataforma para que estos personajes públicos subieran fotografías apoyando a la ciudadanía en desgracia, cuando desde el inicio de la emergencia se estableció un solo canal institucional para canalizar los víveres a la ciudadanía afectada, el Ejército Mexicano.

Y estas mismas plataformas sirvieron para que usuarios dieran una “tunda” a los políticos que fueron exhibidos “lucrando” con la necesidad y tragedia de la población damnificada.

Tal es el caso del diputado Samuel Gurrión, quien entregó despensas con etiquetas con su nombre y los colores de su partido político (PRI), cuya frase la acompaña “En la Octava Sección de Juchitán entregué a las familias damnificadas por el sismo la ayuda que gestioné a través de #UnaManoAmiga.

Demás políticos que han aprovechado el momento de desgracia son diputados federales y locales del PRD, como fue el caso de Carol Antonio Altamirano, quien en su cuenta de facebook se preció de la ayuda a los afectados e incluso lanzó críticas por la visita del presidente Enrique Peña Nieto a la zona de desastre, “como dijera Juan Gabriel, pero qué necesidad de traer a Peña Nieto a Oaxaca.

Así también desfilaron la diputada Yarith Thannos, Antonio Amaro Cansino, y otros servidores públicos federales y estatales que solo han acudido por la foto, pero no se les ha vuelto a ver en acciones permanentes implementadas para las labores de reconstrucción de la zona.

Debido a las críticas que se recibieron a raíz de la acción de los funcionarios y políticos, obligó al gobernador del Estado Alejandro Murat Hinojosa a solicitarles se abstengan de hacer proselitismo político durante la entrega de víveres a las familias damnificadas.

El recuerdo del sismo de magnitud 8.2, que hace un año sacudió esta ciudad oaxaqueña ubicada en el Istmo de Tehuantepec pervive en la memoria de los supervivientes, algunos de los cuales han sufrido estafas de personas que han querido lucrarse con la tragedia.

El movimiento telúrico derribó en esta localidad unas 7,000 viviendas y dejó 36 víctimas mortales de las 98 que hubo en total en los estados de Chiapas, Oaxaca y Tabasco.

ENCUENTRO RADIO Y TELEVISIÓN. DERECHOS RESERVADOS.