López Obrador abarrota el Azteca

Agencia Reforma Agencia Reforma

Ciudad de México.-Al cerrar su tercera campaña por la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador ofreció moralizar al País, acabar con la corrupción, no convertir su Gobierno en una dictadura ni perseguir a sus adversarios políticos.

En un Estadio Azteca abarrotado, el candidato de Morena, PT y PES llamó a sus simpatizantes a consumar un "triunfo contundente" el próximo domingo.

"Vamos a ganar pero nuestro triunfo debe ser contundente. Será un hecho histórico. Se consumará la victoria de todo un pueblo frente a la inmoralidad y la decadencia de los últimos tiempos", planteó.

Su mensaje de casi una hora fue precedido por un espectáculo musical variopinto en el que destacó la cantante pop Belinda, quien cantó por 40 minutos, y Margarita, "La Diosa de la Cumbia", además de Susana Harp y la Banda musical de Tlaxiaco, Oaxaca.

Pasadas las 20:00 horas el tabasqueño apareció por un pasillo al centro de la cancha del estadio y caminó entre la gente. Al llegar al templete levantó la mano de Belinda.

En el templete lo esperaba su familia y los candidatos a las gubernaturas de la coalición Juntos Haremos Historia.

AMLO ofreció que en su eventual Gobierno habrá pleno respeto a las libertades y no se buscará el pensamiento unánime ni tratará a sus competidores como enemigos.

"Va a perder, como se llame, el partido conservador pero no habrá represalias. Estamos empeñados en construir una democracia, no una dictadura", expresó.

Prometió a opositores respeto. "Nunca los veremos como enemigos", aseveró.

"(Veremos) El despertar de muchos ciudadanos de clase media que antes hasta nos insultaban y que ahora nos respetan y que votarán por nosotros", añadió el candidato.

Al comenzar su mensaje, dedicó su eventual triunfo a luchadores sociales ya fallecidos y anunció que el próximo domingo votará a favor de Rosario Ibarra, lideresa en la búsqueda de desaparecidos políticos.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses