-

Benefician a empresas ligadas a Osorio Chong

FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

Cd. de México (19 noviembre 2017).- Un puñado de empresas constructoras propiedad de empresarios hidalguenses cercanos a políticos como Miguel Ángel Osorio Chong y Jesús Murillo Karam han visto la prosperidad en el actual sexenio.

En cinco años, nueve constructoras hidalguenses han obtenido por lo menos 63 contratos que suman más de 2 mil 560 millones de pesos.

Los contratos millonarios han sido entregados por funcionarios cercanos al actual Secretario de Gobernación.

Tres de las empresas involucradas están vinculadas con Jesús Murillo Karam, ex titular de la PGR y ex Mandatario de Hidalgo.

Se trata de las constructoras Alvarga Construcciones, Kouro Desarrollos, Demovial, Construcciones y Terracerías Gocatsa, Piram, Itrio Arquitectos, Gromac Construcciones, Grupo Xamay de Desarrollo y Grupo Constructor Tulancingo.

Los contratos han sido otorgados por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) y por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), principalmente por su delegación en el Estado de Hidalgo.

Ambas dependencias tienen una característica en común: desde enero de 2013 son dirigidas por ex funcionarios del Gobierno de Osorio Chong en Hidalgo.

La CDI es dirigida por Nuvia Mayorga, política hidalguense que durante la Gubernatura del actual titular de la Segob se desempeñó como Secretaria de Finanzas, en septiembre de 2012 tomó posesión como diputada federal por el principio de representación proporcional y, el 11 de enero de 2013, fue designada por el Presidente Enrique Peña Nieto como directora general de la Comisión encargada del desarrollo de infraestructura para la población indígena del País.

El titular del Centro SCT en Hidalgo es Gerardo Salomón Bulos, un funcionario cuya carrera comenzó en el Gobierno del priista Manuel Ángel Núñez Soto -en el que se desempeñó como director de Obras Públicas en el Municipio de Actopan-, y escaló durante la Administración de Osorio Chong.

De acuerdo con su currículum, entre 2005 y 2011 desempeñó diversos cargos en la Secretaría de Obras Públicas, Comunicaciones y Transportes de Hidalgo -director general de Comunicaciones, Director de Conservación de Carreteras y subsecretario-, de la que llegó a convertirse en su titular. El 24 de enero de 2013, fue designado delegado de la SCT en la entidad por el Secretario Gerardo Ruiz Esparza.

El Centro SCT de Puebla es otra instancia que ha entregado contratos a estas constructoras. Éste es dirigido por Raúl Salvador Aguirre, ex Secretario de Educación de Hidalgo durante el sexenio de Osorio Chong.

Las consentidas
A partir de 2013, estas nueve empresas hidalguenses -que hasta antes del arribo de Nuvia Mayorga y Gerardo Salomón Bulos al Gobierno federal participaban sólo en licitaciones locales, ganaban contratos por pequeñas cantidades o no recibían adjudicación alguna- comenzaron a recibir importantes contratos de dependencias federales y a desarrollar obras de infraestructura en diferentes estados del País.

En lo que va de la actual Administración federal, han obtenido, en su conjunto, 63 contratos que suman más de 2 mil 560 millones de pesos.

De ellos, 167.6 millones de pesos de pesos fueron adjudicados por la CDI y 2 mil 392 millones por la SCT.
Construcciones y Terracerías Gocatsa
De acuerdo con Compranet, durante el Gobierno de Osorio Chong en Hidalgo no recibió contrato alguno; no obstante, tras el arranque del mandato del Presidente Enrique Peña Nieto, esta constructora -cuya representante legal es Graciela Ivey González-, comenzó a ganar adjudicaciones federales.

Entre 2013 y 2017, ha recibido siete contratos de la SCT por más de 201 millones de pesos para realizar obras de construcción y modernización de vialidades en Hidalgo y Guerrero.

Además, Construcciones y Terracerías Gocatsa ganó siete contratos por más de 83 millones de pesos de la CDI. Esta firma es la que más contratos tiene de dicha dependencia.

Las adjudicaciones son para la supervisión de obras de ampliación de la red eléctrica en Yucatán; para la ampliación del sistema de agua potable en Hidalgo, y para la supervisión de obras públicas en Querétaro.
Gromac Construcciones
Entre 2005 y 2011, esta constructora participó en licitaciones locales. Obtuvo contratos por 124.7 millones de pesos del Gobierno de Hidalgo, pero desde hace cinco años gana únicamente contratos de licitaciones federales.

Compranet indica que, en lo que va de la actual Administración federal, ha ganado siete adjudicaciones de la SCT, por más de 89.6 millones de pesos, para la modernización y conservación de vialidades en Hidalgo y Puebla.

Tres contratos -por 43 millones de pesos- corresponden a Puebla, cuyo Centro SCT es dirigido por Raúl Salvador Aguirre, integrante del grupo de ex funcionarios hidalguenses que el actual titular de Gobernación colocó en las diferentes delegaciones estatales de la SCT.

Gromac Construcciones ganó, además, dos contratos por más de 35 millones de la delegación de la CDI en Hidalgo, en ambos casos, para la modernización de caminos rurales de la entidad.
Grupo Xamay de Desarrollo
Esta empresa aumentó el monto de sus contratos de manera significativa.

Entre 2005 y 2011, los contratos ganados por Grupo Xamay Desarrollos fueron apenas superiores a los 44 millones de pesos.

A partir de 2013, ha obtenido adjudicaciones de la SCT por más de 100 millones de pesos, lo que significa un aumento de más del 56 por ciento.

Los contratos contemplaban trabajos de modernización y conservación en diversas vialidades de Hidalgo.
Itrio Arquitectos
Es una constructora hidalguense que sólo ganaba contratos del Gobierno local. No obstante, tras el arranque de la actual sexenio, comenzó a ganar adjudicaciones de la SCT para la realización de obras de modernización y construcción de vialidades en Hidalgo y Guerrero.

Además de ampliar sus negocios, Itrio Arquitectos multiplico sus rendimientos.

Entre 2005 y 2011, obtuvo contratos por poco más de 62 millones de pesos, pero a partir de 2013 ha ganado adjudicaciones por más de 225 millones de pesos, lo que representa un aumento del 72 por ciento.

De acuerdo con el padrón de contratistas del Estado de Hidalgo, la representante legal de esta constructora es Patricia González Murillo, sobrina del ex Gobernador Jesús Murillo Karam.

Otro sobrino del ex Mandatario hidalguense que reconoce haber sido fundador de esta constructora es Alejandro González Murillo, actual diputado federal por el Partido Encuentro Social, institución que en julio de 2014 obtuvo su registro como partido político nacional, que tiene su enclave en Hidalgo y que, desde los comicios federales de 2015, es relacionado con Osorio Chong.

En su ficha curricular, González Murillo indica que se desempeñó como director de dicha empresa.
Kouro Desarrollo
Entre 2005 y 2011 recibió 31 millones de pesos del Gobierno de Hidalgo -durante el mandato de Osorio Chong- y menos de 500 mil pesos de la Administración federal.

En contraste, en los últimos cinco años ha ganado contratos por más de 411 millones de pesos, lo que significa un incremento de más de 92 por ciento en el monto de sus adjudicaciones.

Kouro Desarrollo es otra empresa relacionada con Murillo Karam. De acuerdo con una investigación de Mexicanos contra la Corrupción, la empresa fue fundada en 2002 y ha sido dirigida por Jesús Murillo Ortega, hijo del ex Procurador General de la República.

Además, desde 2007 la hermana de éste, Sandra Georgette Murillo Ortega, es accionista mayoritaria de la constructora, pues ese año Carlos Castañera Murillo, sobrino de Murillo Karam, le cedió sus acciones.
Alvarga Construcciones
Alvarga Construcciones también está relacionada con Murillo Karam. La misma investigación indica que en 2014, Kouro y Alvarga presentaron el mismo domicilio fiscal -Calle Veta Arias 111, en Pachuca- en diferentes licitaciones.

Además, Miguel Ángel Tello Ludlow, administrador único de Alvarga Construcciones, es socio de Jesús Murillo Ortega, hijo del ex Procurador en la cadena de restaurantes Café Madero.

El padrón de contratistas del Gobierno de Hidalgo indica que también comparten al mismo representante legal. Según el registro, Carlos Eduardo Luna Mora ostenta dicho cargo en ambas constructoras.

Entre 2005 y 2011, Alvarga Construcciones recibió 16 contratos por 527.5 millones de pesos de los Gobiernos de Hidalgo y federal.

A partir de 2013, el número de contratos adjudicados a esta constructora se redujo, pero el monto de los mismos aumentó.

En los últimos cinco años, ha ganado sólo cuatro contratos, que suman 574 millones de pesos para el desarrollo de obras de infraestructura en Colima, Guanajuato, Chiapas y San Luis Potosí.
Grupo Constructor Tulancingo
Pasó de ser una constructora absolutamente local a ganar contratos de dependencias federales.

Entre 2005 y 2011, obtuvo adjudicaciones por poco más de 257 millones de pesos del Gobierno de Hidalgo; mientras que en los últimos cinco años, ha obtenido adjudicaciones de la SCT por más de 269 millones de pesos.

Grupo Constructor Tulancingo es propiedad de Carlos Aniano Sosa Velasco, empresario hidalguense que en 2015 fue señalado como dueño de la casa que el Secretario de Gobernación reconoció habitar.

De acuerdo con el reportaje "El gusto de vivir en las Lomas", publicado por la revista Proceso en abril de ese año, la casa ubicada en Bosque de Manzanos 333 que la familia de Osorio Chong ocupó entre 2011 y 2014 era propiedad de Sosa Velasco, al igual que el inmueble de Paseo de las Palmas al que se mudaron.

La investigación indica que, en mayo de 2014, la esposa del Secretario de Gobernación, Laura Vargas Carrillo, intentó comprar la casa a la empresa MNM MKDO Inmobiliario, cuyo dueño y representante también es el empresario hidalguense; no obstante, en una carta al semanario, Osorio Chong negó que ésta fuera propiedad de él o de su esposa, aunque reconoció que vivía en él desde julio de 2014.

Si bien MNM MKDO no tiene contratos registrados en Compranet, sí aparecen otras dos empresas propiedad de Sosa Velasco: Grupo Constructor Tulancingo SA de CV y Sky Universal SA de CV.

De acuerdo con el registro, durante la Administración de Osorio Chong ambas empresas obtuvieron más de 592 millones de pesos en contratos otorgados por el Gobierno de Hidalgo: 335.8 millones adjudicados a Sky Universal y 257 millones a Grupo Constructor Tulancingo.

A partir de 2013, Grupo Constructor Tulancingo ha obtenido contratos de la SCT por más de 269 millones de pesos.

Sky Construcciones ha ganado licitaciones por 516.6 millones de pesos, aunque en este caso, las dependencias que han adjudicado los contratos son Caminos y Puentes Federales y la Comisión Nacional del Agua.
Otras beneficiadas
Otras empresas hidalguenses que siguen siendo las que más facturan a la SCT a pesar de que el monto de sus contratos es menor al de hace algunos años son Demovial y Piram.

Entre 2005 y 2011, Demovial obtuvo contratos por 25 millones de pesos del Gobierno de Osorio Chong y 861 millones de pesos de la SCT.

En lo que va de la actual administración federal ha facturado más de 293.6 millones de pesos de Comunicaciones y Transportes.

Si bien esta cifra es mucho menor a la obtenida en años pasado, Demovial se ubica como la tercera empresa hidalguense que más recursos obtiene de la SCT.

Piram obtuvo contratos del Gobierno de Hidalgo por 92 millones de pesos y por 359 millones de la SCT entre 2005 y 2011; todos fueron adjudicados para el desarrollo de obras de infraestructura en dicho estado.

En los últimos cinco años, dicha constructora ha ganado adjudicaciones por más de 226.8 millones de pesos de la SCT y por más de 49 millones de la CDI, cifra que, aunque es menor a la obtenida anteriormente, la ubica como la quinta empresa que más factura a Comunicaciones y Transportes.
Modus operandi
La adjudicación de contratos a estas constructoras se ha llevado a cabo mediante un esquema que permite evitar la asignación de obras mediante adjudicación directa, un mecanismo que, por sí mismo, genera suspicacias: convocan a licitaciones públicas en las que participan hasta una veintena de empresas; sin embargo, sólo unas cuantas son consideradas solventes, entre éstas las presentadas por dichas empresas.

Dos ejemplos: en la licitación LO-009000997-N20-2013 para la modernización a 4 carriles del proyecto carretero México-Pachuca-Villa de Tezontepec, en Hidalgo, participaron 27 empresas, de ellas sólo cinco propuestas fueron consideradas "solventes": las presentadas por Grupo Constructor Diamante, Piram, Adrián Monter Lugo, Demovial y Grupo Constructor Tulancingo. El contrato por cerca de 42 millones de pesos fue adjudicado a este último.

Un año más tarde, la SCT repitió el mecanismo: emitió la convocatoria de la licitación LO-009000999-N176-2014 para la construcción del Distribuidor Vial El Minero en la carretera México-Pachuca-Actopan, también en Hidalgo.

En el concurso participaron una decena de constructoras, pero la SCT consideró solvente sólo la propuesta de Itrio, por lo que el contrato por más de 74 millones de pesos le fue adjudicado.

Otro esquema utilizado para beneficiar a estas constructoras es la invitación a cuando menos tres empresas. Así, al menos dos de los invitados a participar en las licitaciones son integrantes de este grupo de empresas hidalguenses.

La licitación LO-00900097-N28-2013 para la instalación de alumbrado público, guarniciones y trabajos faltantes sobre la carretera estatal Progreso-El Tephé -en los municipios de Progreso de Obregón, Chilcuautla e Ixmiquilpan- se resolvió mediante este procedimiento.

En el proceso participaron H&P Constructora, Electromecánica Morec, Construcciones y Excavaciones Ensástiga y Piram. El contrato por más de 9.5 millones de pesos fue adjudicado a ésta última.

La licitación LO-009000997-N001-2015 para la realización de trabajos de conservación periódica del tramo Venta de Carpio Pitula de la carretera Venta de Carpio-Tulancingo, en Hidalgo, también fue resuelta mediante invitación a cuando menos tres personas.

En ella participaron Persa Construcciones y de nuevo Construcciones y Excavaciones Ensástiga y Piram. El contrato por 7.8 millones de pesos fue adjudicado a Piram.

De acuerdo con Compranet, de los 64 contratos por más de 2 mil 560 millones de pesos adjudicados entre 2013 y el primer semestre de 2017 a las nueves constructoras "consentidas" de Osorio Chong, 50 fueron asignados por licitación pública y las 14 restantes por invitación.
NOTA ORIGINAL: http://www.reforma.com/aplicacioneslibre/articulo/default.aspx?id=1259523&md5=5598876a2166d2e12286746f2df35d28&ta=0dfdbac11765226904c16cb9ad1b2efe&lcmd5=1970de2f7bac667b03b0aa6bf9741707
Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses