Noviembre 19, 2018

Pese a multas, 34 municipios ignoran normativa de Conagua

El principal contaminante de estos ríos, son los coliformes fecales, un subgrupo de bacterias que se encuentran en grandes cantidades en los intestinos y excremento de los humanos y animales. / AGENCIAS El principal contaminante de estos ríos, son los coliformes fecales, un subgrupo de bacterias que se encuentran en grandes cantidades en los intestinos y excremento de los humanos y animales. / AGENCIAS

Oaxaca de Juárez, Oax.- Un total de 34 municipios de los Valles Centrales de Oaxaca, 14 de ellos de manera reincidente,  han sido multados por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) por realizar la descarga de sus aguas residuales a los cauces de los ríos Atoyac y Salado sin el tratamiento que exige la Ley de Aguas Nacionales.

Las sanciones que han recibido los ayuntamientos oscilan entre 105 mil y un millón 760 mil pesos, pero el organismo no reportó si éstas ya habían sido cubiertas por las autoridades.

Los municipios que han sido sancionados en dos ocasiones son Teotitlán del Valle, San Antonio de la Cal, Santa María Coyotepec, San Bartolo Coyotepec, Tlacolula de Matamoros, San Francisco Telixtlahuaca, Santa Cruz Xoxocotlán, Reyes Etla, Villa de Etla, Zimatlán de Álvarez, Tlalixtac de Cabrera, Santa María El Tule, Santa Lucía del Camino y la Villa de Mitla.

Por su parte, San Dionisio Ocotepec, Oaxaca de Juárez, San Pedro Quiatoni, San Sebastián Tutla, San Pablo Huitepec, Villa de Zaachila, San Juan Chilateca, San Raymundo Jalpan, Soledad Etla, Santo Domingo Tomaltepec, San Juan Teitipac, Ánimas Trujano, San Juan Guelavía, San Bartolomé Quialana, Santa Ana del Valle, San Lucas Quiavini, Santa Ana Tlapacoyan, Miahuatlán de Porfirio Díaz,   San Pablo Huitzo y Santo Tomás Mazaltpepec han sido reconvenidos en una ocasión.

“La contaminación del río Atoyac inicia con la descarga del municipal de San Francisco Telixtlahuaca y continua  aguas abajo con las descargas de los municipios y localidades colindantes con el mismo hasta la última descarga que realiza el municipio  de Santa Ana Tlapacoyan”, indicó la dependencia, tras ser consultada por Encuentro Radio y Televisión.

Conagua detalló que el 98 por de las aguas residuales que son vertidas al río Atoyac corresponden a descargas de tipo municipal. “Estas aguas son generadas por los pobladores de los municipios y los fraccionamientos que se asientan en ellos”.

En las mismas condiciones se encuentra el río Salado, que es afluente del río Atoyac. La contaminación en éste comienza con la descarga del municipio de San pablo Villa de Mitla y continua aguas abajo hasta su desembocadura al río Atoyac, en San Antonio de la Cal.

El principal contaminante de estos ríos, son los coliformes fecales, un subgrupo de bacterias que se encuentran en grandes cantidades en los intestinos y excremento de los humanos y animales.

De acuerdo con los datos con los que cuenta Conagua, la contaminación de los ríos es generada por la falta de operación de las plantas de tratamientos.

“Esto es, la problemática no es tanto por la falta de infraestructura (plantas de tratamiento) sino por la falta de operación y mantenimiento de las mismas”, criticó.

La Comisión detalló que los municipios y localidades que descargan aguas residuales “a cuerpos receptores de propiedad nacional”, están obligados, en teoría, a cumplir con las disposiciones legales en Materia de Prevención y Control de la Contaminación del Agua, establecidas en el título Séptimo de la Ley de Aguas Nacionales.

Algunas de las reglas que los ayuntamientos deben acatar son contar con el permiso de descargas de aguas residuales por parte de la Comisión Nacional del Agua;  tratar las aguas residuales previó a su vertido a cuerpos receptores; operar y mantener las obras e instalaciones para el tratamiento de las aguas residuales y asegurar el control de la calidad de dichas aguas antes de su descarga a cuerpos receptores.

Asimismo, cumplir con la norma oficial mexicana NOM-001-SEMARNAT-1996; es decir, que las aguas residuales que se descarguen cumplan con los límites máximos permisibles para contaminantes básicos, metales pesado, cianuros y coliformes fecales; cumplir con las condiciones particulares de descarga establecidos en los permisos de descargas; presentar un reporte del volumen de agua residual descargada; monitorear la calidad de sus descargas a través de un laboratorio acreditado y, finalmente, realizar el pago de los derechos federales.

Sin embargo, las 34 municipalidades antes mencionadas incumplen de manera total o parcial con aquella normativa.

© 2018 www.encuentroradiotv.com