Detienen a exalcalde vinculado a masacre perpetrada por Zetas

SALTILLO, Coah.-Lozano Rodríguez, exedil del Partido Acción Nacional (PAN) durante el periodo 2010-2013, fue capturado por efectivos de la Procuraduría General de Justicia de Coahuila al filo de las 9:00 horas, cuando salía de su domicilio.

La vivienda donde radica Sergio Lozano, ubicada en la calle Morelos entre Cuauhtémoc y Espiridión Peña, está frente a una de las 57 casas que fueron destruidas por el grupo criminal los Zetas durante las incursiones que llevaron a cabo a partir del 18 de marzo del 2011.

Tras ser detenido, el exalcalde del PAN fue recluido en el Cereso de la ciudad de Piedras Negras.

El PAN en Coahuila confirmó que Sergio Lozano sabía lo qué estaba pasando en Allende, cuando los Zetas secuestraron y masacraron a una serie de familias radicadas en ese poblado, pero no presentó ninguna denuncia debido a que los delitos del crimen organizado “eran una responsabilidad del estado”.

La “Masacre de Allende” se desató después de que la Procuraduría General de la República (PGR) filtró a Miguel Ángel Treviño Morales, el Z40, información clasificada de la DEA.

José Vázquez, responsable de recibir en Dallas los narcóticos que los Zetas enviaban a Estados Unidos, decidió colaborar con la Agencia Antinarcóticos de EU y les entregó los números de los celulares BlackBerry de Miguel Ángel Treviño Morales Z40, de su hermano Óscar Omar y otros capos.

Esa información fue filtrada por la PGR a Z40 advirtiéndole que “alguien de su organización lo estaba traicionando”.

El capo Zeta pensó que dos de sus principales operadores en Piedras Negras eran los responsables: Héctor Moreno y Poncho Cuéllar, así que decidió vengarse contra sus familias.

El 18 de marzo del 2011 alrededor de las 5:30 horas entraron a Allende, provenientes de Piedras Negras, 42 camionetas atestadas de hombres armados escoltadas por cuatro patrullas de la policía municipal. Los pistoleros a bordo no se cubrían el rostro.

Una decena de policías municipales condujeron a diversos grupos de sicarios a una serie de casas propiedad de las familias Moreno Villanueva y Garza Gaytán.

Ese día los pistoleros se llevaron a más de 80 personas. Los siguientes tres días regresaron por otros, incluyendo a los empleados domésticos de las familias Moreno y Garza Gaytán.

En Monclova, la noche del 18 de marzo se realizó una operativo “quirúrgico” para levantar a unos siete contadores y otros tantos miembros de los Zetas que estaban bajo las órdenes de Cuellar.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses