Mayo 22, 2019

Lo que debemos saber sobre los incendios forestales

Citlali Cortés, experta en biodiversidad y bosques para KfW, el Banco Alemán de Desarrollo en la Oficina en México. Ha trabajado por más de 20 años en diferentes regiones de México en proyectos de manejo forestal sustentable y conservación de biodiversidad. Tiene un doctorado en ciencias forestales en la Universidad del Norte de Arizona.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. // Twitter: @dotoracortes

¿Qué onda con los incendios?

  • Este 2019 parece que podría haber mucha actividad, respecto a incendios forestales.
  • Especialmente dados los efectos en la calidad de aire de la Ciudad de México, Guadalajara y otros centros urbanos del país.
  • Sin embargo, de acuerdo con la información publicada en los Reportes Semanales Nacionales de Incendios Forestales por la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), con información del 1° de enero al 9 de mayo de 2019, en todo el país se han presentado 4,425 incendios que han afectado un total de 152,952 hectáreas.

Si hay menos incendios, ¿por qué hay humo y contingencias?

  • · Este año coinciden temperaturas altas y la falta de precipitación desde fines del año pasado.
  • · Estas condiciones de sequía, sumadas a la falta de lluvia y viento, hacen que las partículas generadas por la vegetación que se está quemando queden flotando y no se dispersen.

 

Clima e incendios forestales en México

    • · El aumento de las temperaturas y los cambios en los patrones de lluvias y el cambio climático son factores que están provocando un incremento en el número de incendios forestales en todo el planeta, especialmente en bosques de coníferas y boreales.
    • · Sin embargo, el fuego es un factor de cambio que es clave para mantener procesos ecológicos en algunos ecosistemas terrestres, como los bosques templados de pino-encino y ciertos tipos de pastizales.
    • · Los cambios en los patrones climáticos globales, asociados al cambio climático, afectan la disponibilidad de combustibles, y resultan en cambios en los patrones de incendios.
    • · O sea, esto puede hacer más vulnerables a los ecosistemas forestales a los incendios, al afectar su dinámica natural y su recuperación.
    • · Esto trae consecuencias en la composición y estructura de los bosques y selvas

 

¿El niño y la niña?

    • · La Oscilación del Sur, que conocemos como El Niño, está compuesta de una fase fría y una cálida (El Niño se manifiesta con condiciones húmedas en el norte de México mientras que resulta en condiciones de sequía en el sur, mientras que La Niña presenta condiciones secas y frías en el norte y lluviosas en el sur del país) y tiene efectos directos sobre los patrones históricos de incendios.
    • · Dos de las peores temporadas de incendios de las últimas décadas en México ocurrieron en los años de 1998 y 2011.
    • · En 1998, la alta incidencia de incendios y la gran superficie quemada resultaron de condiciones de sequía asociadas a un evento El Niño severo y al paso del huracán Dean en la Península de Yucatán, lo que generó una gran cantidad de combustibles.
    • · En el 2011, los incendios se concentraron en el norte del país, asociados a una fase La Niña especialmente seca, afectando principalmente matorrales y vegetación arbustiva.

 

Política forestal y manejo del fuego

    • · La política de manejo del fuego en México, como en muchos lugares del mundo, históricamente ha sido de combate, y prevención de incendios forestales.
    • · Así, se ha financiado un amplio rango de actividades que van desde el establecimiento de brechas cortafuego, el control mecánico de combustibles, hasta la formación, capacitación y equipamiento de brigadas de combatientes.
    • · En el año 2011 se gastaron más de 559 millones de pesos en la renta de aeronaves especializadas para el combate, sueldos de brigadistas y la apertura de brechas cortafuegos.
    • · En los últimos diez años la política forestal mexicana ha ido transitando hacia una visión de manejo integrado del fuego.
    • · En México, las brigadas comunitarias juegan un papel fundamental en el manejo del fuego en los espacios silvestres y paisajes rurales del país.
    • · En la mayoría de los incendios, las brigadas comunitarias son las que responden en primera instancia a los reportes de incendios, haciendo también trabajo de control de combustibles, establecimiento de brechas y muchas otras actividades a lo largo del año.
    • · La nueva Ley General de Desarrollo Forestal promulgada el 5 de junio de 2018 estableció nuevos criterios para avanzar hacia una política de manejo del fuego que lleve a evaluar y manejar los riesgos de incendios forestales, considerando su papel ecológico y sus beneficios en términos económicos, sociales y ambientales según los ecosistemas en los que se presentan.
    • · Además, considera que no todos los incendios forestales son perjudiciales y por lo tanto reconoce que no todos deben ser extinguidos, sino controlados, con el fin de evitar efectos severos sobre los ecosistemas, así como daños a ecosistemas sensibles o no adaptados al fuego.
    • · OJO, la disminución del presupuesto a la CONAFOR para este año afecta directamente los recursos disponibles para el desempeño de sus funciones en general.
© 2018 www.encuentroradiotv.com