Logo
Imprimir esta página

Viviendas reconstruidas durarán solo 10 años

FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

La fuerza del terremoto de 8.2 grados que sacudió a la región del Istmo el siete de septiembre del año 2017 dejó secuelas y cambio totalmente el paisaje en poblaciones como en la Heroica Ciudad de Juchitán de Zaragoza, donde resultaron dañadas más de 15 mil viviendas según el informe presentado por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

El arquitecto juchiteco, Elvis Jiménez López, señaló que las casonas que existían en la ciudad tenían más de 100 años de antigüedad; sin embargo, en su mayoría, colapsaron, debido a que no contaban con estructuras de acero, pues fueron hechas totalmente de adobe.

Las autoridades federales destinaron 120 mil pesos en monederos electrónicos a través de dos tarjetas otorgadas por el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) para la reconstrucción de las viviendas, por lo que de inmediato aparecieron decenas de empresas constructoras que ofrecieron la reconstrucción de los inmuebles a cambio de ese monto.

Sin embargo, la gran mayoría de las reedificaciones se realiza de manera desordenada y sin la vigilancia de algún profesional de la materia, ya que las familias decidieron hacer estas obras de manera independiente.

“La mayoría de la construcciones se realizan donde existieron grandes obras, casas grandes, antiguas; ahora, tenemos pequeñas casitas que apenas son suficientes para resguardar a las familias que ahora las habitan. Muchas de estas casas ni siquiera están terminadas; es evidente que el recurso no alcanzó y lo más preocupante es que no existe un programa, no existe una regulación en la construcción de estas casas”.

Indicó que las viviendas construidas con la cantidad de 120 mil pesos otorgados por el gobierno Federal son viviendas con muchas deficiencias: “Se hicieron cimentaciones muy pobres, que inclusive no se requiere de ser un profesional de la construcción para saber que están en pésimas condiciones”.

Informó que entre las irregularidades en las que han incurrido las empresas sobresalen la falta de reforzamiento de suelo, además del incumplimiento a las normas mínimas de seguridad, aunado a la invasión de espacios públicos que han estado haciendo las personas en el momento de reconstruir sus viviendas.

ENCUENTRO RADIO Y TELEVISIÓN. DERECHOS RESERVADOS.