-

Confirma juez federal suspensión de gasolinera de Brenamiel

FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

El juez Cuarto de Distrito en el estado de Oaxaca confirmó la orden de suspender el funcionamiento de la gasolinera de Brenamiel, en la colindancia de Oaxaca de Juárez con el municipio de San Jacinto Amilpas.

Ello porque “se corre el peligro de contaminar el ducto que suministra agua potable a la ciudad de Oaxaca, pudiéndose ocasionar un fenómeno perturbador sanitario y ecológico de consecuencias irreversibles”.

Según informaron los vecinos, esta gasolinera se construyó sobre uno de los principales ductos que surten agua potable a 90 colonias de la capital, a pesar de que en 2015 fue clausurada por la Coordinación Estatal de Protección Civil durante su etapa de construcción.

Desde el 2015 había prohibiciones expresas para la construcción de la estación de servicio, ordenadas por tres autoridades estatales: la misma Protección Civil, los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SAPAO) y el Instituto Estatal de Ecología.

Además, las resoluciones de tres jueces, uno estatal (de lo Contencioso Administrativo) y dos federales, el Cuarto y Quinto de Distrito en el Estado de Oaxaca, emitidas entre 2015 y 2016, también prohibían construir la gasolinera y prohibían que comenzara a funcionar.

“Y a pesar de todo, los dueños la terminaron de construir y la abrieron en 2017. Las irregularidades comienzan con su primera autorización de impacto y riesgo ambiental, que fue otorgada por la ex directora de Ecología en el sexenio de Gabino Cué, Helena Iturribarría Rojas, quien es tía de una de los propietarios de la gasolinera”, señalaron los afectados.

Iturribarría Rojas renunció en abril de 2016 para integrarse a la campaña del candidato del PAN - PRD, José Antonio Estefan Garfias. Un mes después, un representante jurídico del PRI denunció, ante medios, que en el predio donde se construía la gasolinera había despensas que ocuparían en la campaña de Estefan Garfias.

Los dueños de la gasolinera y sus abogados intentaron engañar al juez federal con dos irregulares oficios emitidos por SAPAO en 2017, donde esa dependencia estatal trataba de avalar a la empresa, contradiciendo incluso los propios documentos que los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca firmaron en 2015 en contra de la estación de servicio.

El director Técnico de SAPAO, Miguel Ángel Morales, pidió a Ecología en 2015 negar el permiso a la gasolinera. Asimismo, también informó que, sin autorización, los dueños cubrieron con cemento el ducto de agua, y alertó que las maniobras de reparación o mantenimiento del ducto “pueden provocar un riesgo explosivo” y “un riesgo de accidente fatal en un radio de 500 metros cuadrados”.

Por eso el juez federal fue claro en su resolución, al rechazar los oficios que firmó SAPAO en 2017 a petición de los dueños de la gasolinera:

“…no aportan elementos objetivos que justifiquen por qué se apartan ahora de las precisiones que el propio Organismo del Agua (SAPAO), señaló en los diversos oficios DG/DJ/133/2015 y DJ/DT/820/2015, a los que hizo mención antes, en los cuales incluso, en el caso del primero, presentó el proyecto y presupuesto para la reubicación de la línea de agua de que se trata; y, en el segundo, solicitó la suspensión de permisos otorgados a la tercera interesada (la gasolinera) por el Instituto Estatal de Ecología y Desarrollo Sustentable.”

“Preocupados por la seguridad de sus familias y de los oaxaqueños, los vecinos han actuado siempre en base a la ley para defender sus justas demandas ante los abusos de los empresarios, quienes realizan una campaña de ataques personales contra los quejosos”, expusieron.

Con esta nueva resolución del juez Cuarto de Distrito, la gasolinera de Brenamiel seguirá suspendida en tanto terminan los diversos procesos judiciales en su contra, que seguramente concluirán con el cierre definitivo de esa ilegal e irregular estación de servicio.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses