La química del (des) amor

    FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

    En cabina con Eduardo Calixto, neurofisiólogo, Médico cirujano con Maestría y Doctorado en neurociencias por la UNAM. Post Doctorado en Fisiología Cerebral en la Universidad de Pittsburgh, PA, EUA (TW: @ecalixto).

    - ¿Por qué se acaba ese no sé qué con el que te sientes completa y perdidamente enamorado?

    - La miras, te mira, se hacen ojitos y ¡PUM!, dentro de cada uno inicia una fiesta de descargas neuronales, hormonas y otras sustancias que se ponen a chambear para construir el amor. Todo es lo que se conoce como química, y sí, va cambiando hasta que, en una de esas, desaparece el cariño.

    Enamoramiento/ 1- 3 años juntos

    - Aumentan la dopamina y la oxitocina (neuroquímicos) + La amígdala cerebral (emociones y conductas) y las redes neuronales se activan + el giro del cíngulo interpreta más emociones y clasifica memorias = Quitas frenos, dejas entrar a tu vida a la persona con todo y defectos y proyectas lo que quieres en esa persona. Los receptores D2 y D3 de la dopamina frenan la lógica y congruencia.

    * Entre más enamorado estás, ¡más incongruente eres!

    Amor compasivo/ + de 3 años juntos

    - Después de tres años bajan los niveles de dopamina, adrenalina, serotonina, acetilcolina, beta endorfina, óxido nítrico, anandamida (neuroquímicos) y el crecimiento neuronal.

    - Nos volvemos más críticos de la pareja porque:

    - El sistema límbico (zona del cerebro que regula las emociones y los instintos sexuales) exige más neuroquímicos para sentir felicidad.

    * La felicidad se vuelve menos intensa. Analizamos todo con más cuidado por los procesos cognitivos y de asociación pero, si queremos mantener la relación, el hipotálamo rescata los recuerdos buenos.

    - El amor se evalúa con tres factores en la pareja:

    – Cuándo la admiramos (inteligencia y sentido del humor).

    – Cuánto nos gusta físicamente (simetría de su cara, su cuerpo).

    – Cuánto reconocimiento social tiene (desarrollo económico y posición en el medio en que se desenvuelve).

    Ruptura

    - Tienes que regresar a tus niveles habituales de dopamina para dejar el luto. Por cada año de enamoramiento tardas en recuperarte:

    - Mujeres: 3 meses

    - Hombres: 28 días

    - El dolor que causa el ex, que puede terminar en odio, se da al activarse varias zonas del cerebro: el giro frontal mediano, los ganglios basales, la corteza premotora y la ínsula media. Entonces, la armas de pedo y hasta actúas agresivamente.

    - Mientras más actividad en los ganglios basales (grupos de células nerviosas concentrados en el cerebro), más odio y más actitudes defensivas y jetas.

    - El odio no es tan malo, ayuda a que los niveles de dopamina (que dispara las sensaciones de placer y euforia relacionadas con la expareja) vuelvan a la normalidad.