Junio 26, 2019

El vocero de la Sección 22 de la CNTE, Wilbert Santiago, consideró que pese a la nueva administración, en la SEP existen funcionarios que participaron en la reforma educativa de Enrique Peña Nieto, por lo que esa dependencia no garantiza que esté libre de corrupción.

“Sigue estando toda la estructura que implementó la evaluación punitiva, queremos cambios de fondo”, dijo Santiago.

Recordó que el ahora subsecretario de Educación Básica, Gilberto Guevara Niebla, fue parte del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE) y pieza clave de la implementación de “la evaluación punitiva”.

También Germán Cervantes, quien fuera director del Instituto de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), ahora ocupa la Dirección General de Desarrollo de la Gestión Educativa, en la SEP.

Este lunes 29 de abril y tras concluir el periodo Vacacional de Semana Santa alrededor de 25.4 millones de alumnos y 1.2 millones de maestros en más de 226 mil escuelas públicas y privadas de educación básica, incorporadas al Sistema Educativo Nacional, regresan a clases, informó la Secretaría de Educación Pública (SEP).

De igual forma, los casi 1.9 millones de estudiantes que cursan estudios de capacitación para el trabajo; 9.2 millones de Educación Media Superior y Superior, y más de 88 mil alumnos de educación normal.

Cabe recordar que la matrícula total del Sistema Educativo Nacional en el ciclo escolar 2018-2019, es de 36.6 millones de alumnos, atendidos en 258.5 mil escuelas, con el apoyo de 2.1 millones de profesores.

La Sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) apoyó la postura de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en el sentido de eliminar la reprobación en el caso de los alumnos de educación preescolar, así como primero y segundo años de primaria.

Al respecto, la lideresa con licencia de la Sección 59 de Oaxaca, Victoria Cruz Villar, manifestó que tal determinación, publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el pasado 29 de marzo, es positiva si es para priorizar el desarrollo intelectual de los alumnos, toda vez que existen casos en los que los infantes  ingresan a la educación primaria sin la madurez necesaria para desarrollar todas sus aptitudes a corto plazo.

En entrevista, indicó que a lo largo de su experiencia como docente ha atestiguado varios casos en los que los estudiantes muestran signos de rezago durante el primer año de educación, pero a partir del segundo periodo entran en una fase de “explosión” –similar lo que sucede con una “roseta de maíz”--, en la que el alumno comienza a aprender y a emanar todos los conocimientos adquiridos con anterioridad.

No obstante, la dirigente resaltó que para ello se requiere, de “manera imperativa”, el apoyo de los padres de familia, a fin de que éstos acompañen la formación de sus hijos y corrijan los errores que se vayan detectado durante el ciclo escolar. Asimismo, resaltó que si el sistema de enseñanza no cuenta con la colaboración de los paterfamilias, el hecho de otorgarles el pase automático a los alumnos sí podría tener consecuencias negativas en su educación.

El ciclo escolar 2019-2020 podría comenzar, en agosto, sin libros de texto gratuito. La razón es que, a cuatro meses de que debió haber comenzado, aún no arranca la producción de más de 200 millones de ejemplares de educación básica.

 

Cada año, en diciembre, los impresores de los títulos de los libros de primaria empiezan a producir los ejemplares para entregarlos en mayo a la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg); sin embargo, a cuatro meses de que inicie el nuevo ciclo escolar no existe una convocatoria activa para competir por la licitación.

 

El Financiero buscó a impresores que se han dedicado, desde 1992, a imprimir los ejemplares para saber acerca del retraso.

 

Los maquiladores coincidieron en que el problema radica en el nuevo proceso para las compras de gobierno.

 

En años anteriores, la Conaliteg se encargaba de hacer las contrataciones. Ahora es la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda la que hace las compras a través de una nueva modalidad llamada OSD (Ofertas Subsecuentes de Descuentos), y si bien lanzó una convocatoria en marzo para buscar los mejores precios, el gobierno rechazó las propuestas en 10 ocasiones y la semana pasada declaró cancelada la convocatoria.

 

“Se hizo una licitación para competir con los libros, pero la semana pasada se declaró cancelada, ya que no son los precios que el gobierno pretende, hoy por hoy no ha habido comunicación con ellos… La semana pasada la declararon cancelada, 10 veces cambiaron el fallo, ya no está diferida, ya está cancelada”, aclaró la representante de una de las impresoras en Puebla.

 

También se quejaron que antes era la Conaliteg la que entregaba los insumos a las impresoras para la creación de los ejemplares, ahora los maquiladores deben encargarse de todo el proceso.

 

“Anteriormente nosotros como impresores sólo maquilábamos el libro; es decir, sólo poníamos la impresión y Conaliteg nos daba todos los insumos para poder imprimir, todos los suministros, papel, cajas y tarimas… Ahora en esta licitación que ha quedado, nosotros como impresoras estamos poniendo todos los insumos aparte de la impresión, eso incrementa los costos porque el papel representa un 70 u 80 por ciento del valor total del libro”, explicó el representante de una impresora en el Estado de México.

 

Dos fuentes consultadas explicaron que el problema tras la cancelación de la licitación es el precio de los ejemplares, pues el gobierno no accede a pagar un costo superior al del año pasado, aun cuando este año se incrementaron los gastos con la compra de insumos y el alza en tarifas de gas, gasolina y luz. En la licitación que quedó cancelada compitieron 15 empresas.

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) considera que las mesas de negociación que ha sostenido con la Secretaría de Educación Pública (SEP) han servido, y muestra de ello es la expedición del memorándum para abrogar la reforma educativa lanzado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

“Sí están sirviendo, sirven, ya vieron el memorándum. No importa el número de mesas, nosotros no nos negamos a seguir discutiendo nunca”, dijo Enrique Enríquez, líder de la sección 9 de la CNTE.

 

Previo a su ingreso a la octava mesa de negociación con autoridades de la SEP, el líder magisterial reiteró que el memorándum lanzado el martes pasado es un llamado a los legisladores para “cumplir con la tarea” de abrogar la reforma educativa de Enrique Peña Nieto.

 

“El memorándum, sabemos sus alcances políticos, y como tal no estamos en desacuerdo, tiene todo lo que nosotros hemos exigido. Sabemos de sus alcances, y sabemos que esto no es suficiente. Lo que requerimos es que eso se traduzca en la transformación del artículo tercero constitucional”, dijo Enríquez.

 

Por otro lado, un grupo de profesores simpatizantes de la CNTE que fueron cesados tras la reforma educativa de 2013, informaron que en la mesa de negociaciones en la SEP “es inamovible la posición de que la admisión de los egresados normalistas sea en automático”.

 

Al acudir a la Cámara de Diputados, indicaron que en la reunión de ayer en la Secretaría de Educación Pública, los maestros expusieron que comparten el contenido del “memorándum” del Presidente, que plantea la reinstalación de todos los maestros despedidos “con la mal llamada Reforma Educativa del presidente Enrique Peña Nieto”.

 

Sin embargo, aclararon que el documento aún tiene insuficiencias, que aún serán analizadas y debatidas al interior del movimiento magisterial, con sus bases.

 

Acompañados por el coordinador de los diputados del PT, Reginaldo Sandoval, señalaron que desde que fueron cesados han luchado en tribunales, pero con la propuesta petista se abre una nueva alternativa.

© 2018 www.encuentroradiotv.com