Junio 20, 2019

Oaxaca de Juárez, Oax.- De aprobarse la reforma educativa que impulsa el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, las evaluaciones docentes, que hoy son catalogadas como punitivas por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), podrían convertirse en evaluaciones “a modo”, que quedarían a merced de intereses políticos o gremiales, advirtió la presidenta del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), Teresa Bracho González.

 

La funcionaria también descalificó las pretensiones del Jefe del Poder Ejecutivo de desaparecer al INEE y delegarle a la Secretaría de Educación Pública (SEP) la responsabilidad de calificar el desempeño de los maestros, pues el Estado sería “juez y parte”, lo que “conlleva a incurrir en errores, ausencias de información o en establecer preferencias deliberadas”.

 

Asimismo, la consejera subrayó que eliminar de la Constitución que el ingreso y la promoción en la carrera docente se hagan por concurso, pone en riesgo la transparencia en los procesos de asignación de plazas.

 

En el caso de Oaxaca, donde la CNTE mantiene el poder del sistema educativo, la Sección 22 acostumbraba hasta antes de 2015, cuando el sistema de evaluaciones fue impuesto en la entidad, a promover ascensos y basificaciones a partir de la disciplina que los trabajadores mostraran hacia las disposiciones del sindicato.

 

Desde hace cuatro años, diversos grupos de normalistas han protagonizado múltiples protestas en todo territorio estatal en demanda del otorgamiento de puestos de trabajo sin la necesidad de presentar ningún examen.

 

“Se corre el riesgo de pasar de una evaluación que ha sido calificada de punitiva a una realizada a modo. La evaluación educativa quedaría a la deriva de intereses políticos, partidistas o gremiales; prevalecerían los intereses políticos por encima del interés superior de la niñez. No podemos hacer de los niños rehenes de los vaivenes políticos”, expresó.

 

“No contar con un organismo autónomo que evalúe el cumplimiento del derecho asentado en la Constitución es volver al oscurantismo”, añadió.

 

Institutos de educación, a favor de evaluaciones

Por su parte, secretarios estatales y funcionarios en materia de educación coincidieron en que la evaluación a los profesores debe continuar para mejorar la educación; sin embargo, expresaron posturas encontradas sobre si el INEE debe permanecer como está o transformase manteniendo su autonomía.

 

Lo anterior lo manifestaron durante su participación en la séptima y última mesa de audiencias públicas, en el Palacio Legislativo de San Lázaro, para discutir y analizar la iniciativa de reforma constitucional del Ejecutivo federal en materia de educación, donde este sábado tocó el turno a funcionarios de organismos educativos públicos y autoridades educativas estatales y federales.

 

Juan Enrique Ibarra Pedroza, secretario de Gobierno de Jalisco, respaldó la propuesta del Ejecutivo federal de crear un centro nacional para la mejora continua de la educación, que sustituya al Instituto de la Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), pero conservando su carácter autónomo, personalidad jurídica propia y patrimonio para reconocer a los maestros como agentes primordiales de la educación.

 

Planteó la necesidad de refundar la enseñanza para garantizar la educación inicial de las niñas y niños del país, como lo señala el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés).

 

Luis Antonio Cornejo Alatorre, secretario de Educación de Morelos, también se pronunció a favor de la evaluación docente, pero con un enfoque distinto al que actualmente aplica el INEE, que permita brindarles a los maestros facilidades y oportunidades para ser mejores.

 

Por el contrario, José Alfredo Botello Montes, secretario de Educación de Querétaro, aseveró que debe darse continuidad a la existencia el INEE, como órgano responsable de la preservación, mejora continua de la calidad educativa, evaluación docente y resultados de la educación inicial, básica y media superior, esencial para tener una enseñanza de calidad.

 

José Luis Hernández de León, subsecretario de Educación Federalizada de Chiapas, expuso que la reforma educativa actual en su estado sumió en un “caos” pedagógico y financiero a la comunidad estudiantil y docente de esa entidad.

 

Mencionó que padecen un flagelo de corrientes ideológicas magisteriales que dificultan la administración de los recursos al hecho educativo, paros frecuentes, suspensión de clases, marchas “y cumplir con el calendario escolar es un objetivo difícilmente alcanzable”.

 

“Se requiere priorizar y lograr la cobertura de la educación pública a calidad, y para ello necesitamos más docentes, escuelas, capacitación y actualización, así como un constante acompañamiento de los padres de familia y autoridades”, puntualizó.

El anterior gobierno federal no pudo frenar la venta y he­rencia de plazas docentes, y usó fondos discrecionales para repartir dinero y tranqui­lizar inconformidades deriva­das de la Reforma Educativa.

 

Esteban Moctezuma, titu­lar de la SEP, aseguró que en el sexenio pasado se realizó una negociación con recursos federales para imponer una reforma que no funcionó.

 

En una reunión con las co­misiones de Educación y de Puntos Constitucionales del Senado, informó que el pre­sidente Andrés Manuel Ló­pez Obrador ordenó cerrar los fondos presupuestales usados para pagar plazas entregadas al margen de la reforma.

 

Luego de que PRI y PAN señalaron que dicha reforma acabó con la venta y herencia de plazas, y el manejo patri­monial del presupuesto edu­cativo, Moctezuma reviró que eso no se ha terminado, pese a estar prohibido por ley. Ejem­plificó con el reciente conflic­to en Michoacán.

 

(La CNTE) reclamaba que el gobierno del estado les pa­gara tres mil plazas. Estas pla­zas eran plazas de normalistas que entraron al sistema edu­cativo sin presentar examen de ingreso. Nada más que el dinero se lo daba el gobierno federal al estatal”, expuso.

 

Revelan fondo para imponer la reforma

El secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, reveló que el gobierno de Enrique Peña Nieto no cumplió con la cancelación de la venta y herencia de plazas magisteriales y utilizó fondos discrecionales para repartir dinero, a fin de tranquilizar los problemas que su Reforma Educativa provocó.

 

Durante una reunión de trabajo con las y los senadores integrantes de las comisiones de Educación y de Puntos Constitucionales, Esteban Moctezuma dijo que durante el gobierno anterior se realizó una negociación con recursos federales para imponer una reforma que no funcionó. Informó que el presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó que se terminen con los fondos presupuestales discrecionales de donde surgió el dinero para pagar las plazas que se entregaron al margen de la Reforma Educativa.

 

Ante el planteamiento de priistas y panistas en torno a que la Reforma Educativa puso fin a la venta y herencia de plazas y al manejo patrimonial del presupuesto educativo, Esteban Moctezuma reveló que esas prácticas no se han terminado, pese a estar prohibidas por ley.

 

Ojalá así fuera. Que ya se haya ido, pero desafortunadamente nos hemos encontrado con una realidad muy dolorosa y les pongo el ejemplo de Michoacán. La prensa dice que cuando negociamos con ellos les dimos cinco mil plazas. No les dimos ni una plaza.

 

Ellos estaban reclamando que el gobierno del estado les pagara alrededor de tres mil plazas y estas plazas eran plazas de normalistas que entraron al sistema educativo sin presentar examen de ingreso. Nada más que el dinero se lo daba el gobierno federal al gobierno estatal”, aseguró.

 

Moctezuma Barragán afirmó a los senadores que “ésa es la Reforma Educativa en la realidad. Cuando no se negoció la reforma y cuando se apretó tanto, pues empezó a desbordarse, y la forma de calmar el desbordamiento fueron negociaciones que todavía nos tomará tiempo descubrirlas todas, en donde con recursos federales se calmaba los problemas que la reforma creó.

 

Entonces, obviamente si tenemos un Acuerdo Nacional Educativo, donde estemos sentados todos negociando las condiciones y logramos esto, que sería una visión de largo plazo, donde todos estén incluidos, pues entonces sí se puede aplicar esta reforma sin tener que, políticamente, resolver los problemas que tú mismo provocaste, por haber impuesto algo que no funciona”, dijo.

 

Ante la insistencia de los mismos legisladores, dijo que “desafortunadamente ha habido formas de evadir la norma, con respecto a la asignación de plazas y que lo que quiere el señor Presidente de la República es que el presupuesto incorpore absolutamente todo y que no haya rubros ni partidas ni posibilidades para que lo que no está en el presupuesto, y no está totalmente aprobado por el Congreso, se pueda manejar de manera discrecional.

 

El tema de la discrecionalidad en materia presupuestal es algo que quiere manejar de manera muy restringida, que no exista”, afirmó el secretario.

 

Oaxaca de Juárez, Oax.- El Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (STEUABJO) amagó con “radicalizar” sus movilizaciones en caso de que las autoridades universitarias continúen en su negativa de dar respuestas positivas al pliego petitorio que les fue entregado en diciembre pasado.

 

Una semana después del estallamiento de la huelga en la institución educativa, los trabajadores anunciaron que, de no llegar a un acuerdo, a partir del próximo lunes podrían llevar a cabo  bloqueos carreteros en varios puntos de la ciudad de Oaxaca.

 

Lo anterior, indicaron los inconformes, tiene el objetivo de ejercer mayor presión en contra del gobierno del estado y la Rectoría, a fin de que se vean obligados a realizar nuevos ofrecimientos.

 

De acuerdo con la versión del sindicato, el jueves pasado, luego de un nuevo encuentro realizado en la Junta de Conciliación y Arbitraje (JLCA), la Administración Central de la Universidad decidió realizar ajustes a los ofrecimientos realizados la semana pasada y quitar de la mesa el otorgamiento de dos basificaciones y uno de los 71 dictámenes laborales que había ofrecido.

 

Ante ello, la gremial acordó mantener desplegadas las banderas rojinegras en todos los planteles universitarios y enviar a una comisión representativa a la Ciudad de México para solicitar la intervención de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

 

El pliego petitorio de la organización es integrado por 70 puntos, entre los que resaltan la basificación de 400 de sus afiliados, el otorgamiento de 32 jubilaciones, 200 dictámenes laborales, un incremento salarial de 5.33 por ciento y la entrega de un bono equivalente al dos por ciento del salario.

 

Versiones oficiales aseguran que la huelga comenzada el primero de febrero en la UABJO afecta a más de 25 mil alumnos de nivel medio y superior.

Oaxaca de Juárez, Oax.- El llamado al diálogo hecho ayer por la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) terminó sin ningún tipo de acuerdo entre la Administración Central de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO) y el Sindicato de Trabajadores y Empleados (STEUABJO) por lo que la huelga estallada el pesado primero de febrero continuará al menos durante este día.

 

En el encuentro, llevado a cabo ayer, en medio de nuevas protestas orquestadas por la gremial sobre el bulevar Eduardo Vasconcelos, Rectoría decidió realizar ajustes a los ofrecimientos realizados la semana pasada y quitar de la mesa el otorgamiento de dos basificaciones y uno de los 71 dictámenes laborales que previamente había ofrecido, según información otorgada por el secretario del STEUABJO, Fernando David López Cruz.

 

Ante ello, indicó el dirigente, la agrupación acordó mantener desplegadas las banderas rojinegras en todos los planteles universitarios y enviar a una comisión representativa a la Ciudad de México para solicitar la intervención de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

 

Para ello, los militantes del STEUABJO participarán en la marcha que llevará a cabo este día el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (SITUAM), que también estalló en huelga el pasado primero de febrero.

 

Después de tal movilización, los sindicalistas oaxaqueños buscarán la coadyuvancia del SITUAM para que sean atendidos.

 

Tal acción podría extender la huelga en Oaxaca al menos hasta el próximo lunes.

 

Enésimo bloqueo

Mientras tanto, ayer, los integrantes del STEUABJO efectuaron una marcha de Ciudad Universitaria a las instalaciones de la JLCA para dar “cobertura” al encuentro sostenido con autoridades universitarias.

 

Los inconformes bloquearon, primero, el crucero de Cinco Señores y, posteriormente, el bulevar “Eduardo Vasconcelos”, frente a la sede de la dependencia.

 

El pliego petitorio de la organización es integrado por 70 puntos, entre los que resaltan la basificación de 400 de sus afiliados, el otorgamiento de 32 jubilaciones, 200 dictámenes laborales, un incremento salarial de 5.33 por ciento y la entrega de un bono equivalente al dos por ciento del salario.

 

Se cae sitio web de la universidad

 A su vez, la UABJO informó que debido a un problema en su servidor, sus portales de internet y sistemas institucionales se mantienen fuera de línea desde ayer.

 

“Por esta razón, se encuentran suspendidos todos los trámites en línea”, indicó, al dar a conocer la falla, que continuaba hasta la noche de este jueves.

 

En otro orden de ideas, la institución reportó que, de manera oficial, la Junta Local de Conciliación y Arbitraje dijo el 11 y 15 de febrero para reanudar las mesas de diálogo entre la institución y el STEUABJO.

Oaxaca de Juárez, Oax.- El 46.3 por ciento de la población considera que la educación que se imparte en México es de mala o de muy mala calidad, al tiempo que el 17.8 por ciento sostiene que es regular, reveló una encuesta elaborada por el Centro de Estudios Sociales y de la Opinión Pública (CESOP) del Congreso federal.

 

Por su parte, el 34.6 por ciento de la sociedad consultada señaló que el nivel de la enseñanza del país es buena o muy buena, añadió el organismo, a cinco años de la implementación de la reforma educativa que promovió el expresidente Enrique Peña Nieto en 2013 y que en marzo próximo podría quedar formalmente cancelada con la aprobación de una nueva normativa propuesta por el nuevo gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

 

Asimismo, el 45.7 por ciento de la población participante en el ejercicio sostuvo que, particularmente, el nivel de enseñanza en las escuelas del sector público es malo o muy malo, al tiempo que un segmento conformado por el 18.1 por ciento consideró que es regular y otro 33.5 por ciento indicó que es bueno o muy bueno.

 

En cambio, la población mexicana tiene un mejor concepto de la educación que se imparte en el sector privado, pues el 64 por ciento señaló que la calidad de la enseñanza es buena o muy buena en sentido opuesto al 13.9 que dijo que es mala o muy mala y el 12.3 que manifestó que es regular.

 

El 58.7 por ciento de los encuestados admitió que de tener la solvencia económica suficiente, pagaría un instituto privado para que sus hijos recibieran su formación académica, mientras que el 37.9 por ciento refirió que, aunque tuviera los recursos suficientes, inscribiría a sus descendientes en un centro de educación pública.

 

Al ser consultados sobre cuál sería la mejor estrategia para mejorar el nivel educativo del país, el 67.3 por ciento de los manifestantes comentó que sería una mejor capacitación a los docentes, el 31 por ciento dijo que una mayor inversión en infraestructura; otro 30 por ciento se pronunció por una mejora en los planes de estudio, otro 30 por ciento por mejorar los sueldos de los maestros y 29.3 por ciento por evaluar a los profesores.

 

El 88.4 por ciento de la muestra consideró que la educación es un factor muy importante para el progreso del país; 10.8 por ciento que es importante y 0.7 por ciento comentó que es nada importante; en más al respecto, el 83.1 por ciento de los entrevistados indicó que la gente con mayor educación tiene mayores posibilidades de tener mejores ingresos; sin embargo, 15.6 por ciento no lo creyó así y 1.3 por ciento  no contestó.

 

En marzo discusión de nueva ley

La iniciativa presentada por el equipo del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y que pretende anular la reforma educativa implementada durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, podría ser discutida y votada en marzo entrante, según información emitida por la Comisión de Educación del Congreso federal.

 

La instancia legislativa refirió que las modificaciones constitucionales serán abordadas bajo la mecánica de parlamento abierto, por lo que podrán participar en las discusiones actores como la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que ha demandado la cancelación total de la norma y no solamente la modificación de algunos artículos.

 

“Vamos a tener un ruta de parlamento abierto, vamos a volver a invitar a expertos, a investigadores, padres de familia, docentes con organizaciones o sin organización para que ellos nos puedan dar su punto de vista, y que nosotros vayamos tomando nota del sentir verdadero de la sociedad y de los actores fundamentales”, indicó al respecto la presidenta de aquella instancia, Adela Piña Bernal.

© 2018 www.encuentroradiotv.com