Equipos de Holanda no jugarán el primer minuto como protesta contra el racismo

    Escrito por: SOPITAS.COM Noviembre 23, 2019 0

    El futbol de Holanda podría dar una lección solidaridad este fin de semana, pues tanto los clubes de la Eredivisie como de la Segunda División, acordaron no jugar el primer minuto como forma de protesta contra el racismo y se espera que ningún equipo se manche y haga goles como cierto equipo mexicano que empieza con “T” y termina con “igres”.

    Tras el silbatazo inicial, los jugadores de los dos equipos permanecerán inmóviles, mientras en las pantallas de los estadios se mostrará la leyenda: “¿Racismo? Entonces no jugamos”.

    “Al hacer una declaración así en el césped, el futbol da una clara señal de que ya basta. Además, tiene un impacto tanto en los aficionados como en los que no lo son”, indica un comunicado firmado por los equipos de las dos divisiones. Uno de los partidos en los que ya se realizó esta protesta fue el NAC Breda y Jong Ajax.

    En México se trató de hacer algo similar por los adeudos a los jugadores de Veracruz en sus diferentes categorías, sin embargo, el equipo jarocho resultó afectado, pues su rival Tigres marcó dos veces, ya que el club del Puerto extendió su protesta de uno a tres minutos. Otros clubes como América, se saltaron el minuto de protesta.

    En Holanda se acordó que al perderse ese minuto al inicio del partido, el árbitro agregue un minuto más a la parte final del primer tiempo.

    Este movimiento nace después de las expresiones racistas de la afición del Den Bosch en contra del jugador Ahmad Mendes Moreira, del Excelsior Rotterdam en la Segunda División. Conforme pasó el tiempo, los cánticos contra el futbolista holandés de ascendencia guineana, fueron en aumento, por lo que jugadores del Excelsior pidieron al árbitro detener el partido.

    “En ese momento volví a mirar a la grada y vi que realmente se dirigían a mí. Entonces me rompí”, recordó el jugador, quien regresó a la cancha 15 minutos después, cuando se reanudó el partido y marcó un gol, el cual dedicó a la tribuna que lo había ofendido. “No fue muy prudente, pero no pude evitarlo”.