Agosto 21, 2019

Carlos Ahumada Kurtz, expareja de Rosario Robles, fue detenido en Argentina a solicitud de la Fiscalía General de la República (FGR).

 

El empresario está acusado en México de defraudación fiscal contra la hacienda pública por un millón 472 mil 236 pesos, por pago de Impuesto sobre la Renta.

 

La FGR dijo que este caso inició en 2016 y fue retomado por esta administración.

Tras su captura por parte de la Interpol, Ahumada fue llevado a un centro de la Policía Federal argentina, a la espera del proceso de extradición que iniciará la FGR. La causa la llevará el juez Sebastián Ramos.

 

De acuerdo con periodistas argentinos, tenía 100 mil dólares al momento de su aprehensión, ocurrida en un aeropuerto de Buenos Aires.

 

En 2004, el empresario causó un cisma en la izquierda política de México al aparecer en los videoescándalos, en los que dio dinero a perredistas como René Bejarano, esposo de la actual diputada federal Dolores Padierna.

 

Por este caso huyó a Cuba, pero fue extraditado y permaneció preso hasta 2007.

 

 

FGR pidió detener a Ahumada

Carlos Ahumada Kurtz, expareja sentimental de Rosario Robles Berlanga, autor de los llamados videoescándalos, fue aprehendido en Argentina a petición del gobierno de México.

 

Al empresario de origen argentino se le acusa en México de defraudación fiscal en contra de la Hacienda Pública por un monto de un millón 472 mil 236 pesos por concepto de pago del Impuesto sobre la Renta (ISR).

 

La detención la hizo la Policía Federal de Argentina y agentes de la Interpol, debido a que tenía una orden internacional de captura con Ficha Roja solicitada por la Fiscalía General de la República (FGR), y de inmediato se iniciará el proceso de extradición a nuestro país.

 

100 mil dólares en efectivo traía en su poder el empresario al momento de ser detenido en Buenos Aires, Argentina.

 

Al momento de su aprehensión en el puerto internacional Aeroparque Jorge Newbery de Buenos Aires, Ahumada Kurtz llevaba 100 mil dólares en efectivo.

 

De acuerdo con la Fiscalía General de la República, la investigación en contra del empresario de origen argentino se inició en 2016 y fue retomada por esta administración, con lo que se logró la detención preventiva a través del Sistema Interpol, en razón de lo cual se iniciará de inmediato el proceso de extradición.

 

Carlos Ahumada Kurtz quedó alojado en la División de Investigación de Fugitivos y Extradiciones de la Policía Federal a la espera de los tramites correspondientes para ser traído a México.

 

La causa la lleva adelante el juez federal argentino Sebastián Ramos.

 

REVIVEN DENUNCIA

Excélsior informó el pasado 1 de agosto que la Fiscalía General de la República cuenta con los elementos para ejercer acción penal y acusar ante un juez federal a Carlos Ahumada por supuestamente participar en los delitos de extorsión, fraude específico, falsificación de documentos y uso de documento falso en agravio de Rosario Robles.

 

Las indagatorias contra Ahumada derivan de una denuncia presentada por la exsecretaria de Desarrollo Social, quien aseguró ante el Ministerio Público Federal que el 21 de agosto de 2014 el empresario buscó extorsionarla.

 

Robles Berlanga acusó la sustracción en 2013 de tres hojas en blanco con la firma de ella en  las mismas “y que a través de terceros se le hizo llegar una amenaza de que según Ahumada iba a utilizar dichas firmas en blanco para que la ofendida reconociera una deuda millonaria”.

 

YA HABÍA PISADO LA CARCEL EN 2004

El 3 de marzo de 2004, en un programa de televisión se dio a conocer un video en el que aparecía Carlos Ahumada entregándole fajos de billetes a René Bejarano, secretario particular del entonces jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador.

 

Rosario Robles era la pareja sentimental de Carlos Ahumada y, tras revelarse el escándalo, presentó su renuncia al PRD.

 

Por estos hechos, Bejarano estuvo preso del 10 de noviembre de 2004 al 6 de julio de 2005.

 

Entre la lista de beneficiarios del empresario de origen argentino se encontraban Carlos Ímaz, entonces esposo de Claudia Sheinbaum, y Ramón Sosamontes, quien ahora también está involucrado en la llamada estafa maestra al ser exjefe de la Oficina de la titular de la entonces Secretaría de Desarrollo Social.

 

Ahumada fue detenido en abril de 2004 en Cuba y extraditado a México, donde fue enviado a prisión hasta 2007, por irregularidades en un contrato de 31 millones de pesos con la entonces delegación Gustavo A. Madero.

El caso de Rosario Robles, exfuncionaria federal a quien le fue dictada prisión preventiva tras ser vinculada a proceso por delitos de ejercicio indebido del servicio público, debe motivar la meditación en los servidores públicos sobre "la tentación" del poder, explicó este miércoles el presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

"Todo esto debe de llevar a una reflexión acerca de la importancia de los principios, de los ideales, de no caer en la tentación de la búsqueda del poder por el poder o del dinero", dijo.

 

El martes, un juez de control ordenó la prisión preventiva justificada a Robles Berlanga, quien se desempeñó como secretaria de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

 

La prisión preventiva deberá ejecutarse en el penal de Santa Martha Acatitla, durante el tiempo que dure la investigación complementaria que se estima en dos meses.

 

Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, juez de control del Reclusorio Preventivo Sur, tomó la medida y desestimó el hecho de que Robles haya aclamado seguir su proceso en libertad.

 

Al hablar sobre el caso, el presidente afirmó que por culpa de la "tradición politiquera", los servidores públicos en el país estaban acostumbrados a ver su posición en el Gobierno solo como una forma de enriquecerse.

 

"Eso no es lo importante en la vida. Lo importante es la honestidad, la integridad y el dejar un ejemplo de rectitud a los hijos, eso es lo más importante y se deben de resistir todas las tentaciones del poder", remarcó.

Entre ironías, calificativos y regaños, el juez Felipe de Jesús Delgadillo dictó prisión preventiva justificada a Rosario Robles y la vinculó a proceso por dos delitos de ejercicio indebido del servicio público por el caso “Estafa maestra”.

 

Derivado de ello, Robles pasó ayer su primera noche en el penal femenil de Santa Martha Acatitla, donde será vigilada las 24 horas del día. “Está triste, como puede estar cualquiera el día que entra a prisión”, dijo su abogado Julio Hernández.

 

El juez Delgadillo reconoció que su decisión “no es popular”, pero sí una medida “idónea y proporcional que no trasgrede la presunción de inocencia”, señaló al final de la audiencia que se prologó por 11 horas.

 

Robles, extitular de Sedesol y Sedatu, estará presa cuando menos dos meses, tiempo que durará la investigación complementaria del caso.

 

La Fiscalía General de la República (FGR) la acusa de no haber denunciado o frenado, a pesar de que sabía de su existencia, a una estructura de funcionarios que causaron un daño al erario por 5 mil 73 millones de pesos.

 

Durante la continuación de la audiencia de vinculación a proceso, ayer en el Reclusorio Sur, Manuel Granados, agente del Ministerio Público, pidió la prisión preventiva para Robles y dijo que había evidente riesgo de fuga, pues tenía capacidad económica para salir del país.

 

Señaló que Robles tuvo altos salarios de hasta 200 mil pesos como servidora pública, lo que, combinado con el hecho de que podría recibir una pena de hasta 23 años de prisión, alentaría su fuga.

 

“Además de la pena podría tener una multa de 5 mil millones de pesos que no sólo compromete su patrimonio, sino el de su cuarta y hasta quinta generación”, dijo irónicamente.

 

La defensa pidió que no le dieran la prisión preventiva y, como argumento principal alegó que Robles tuvo disposición para comparecer.

 

“Hoy vino a dar la cara, creía que aún tenía el manto protector que creía tener cuando Enrique Peña le dijo ‘no te preocupes Rosario’… vino a dar la cara mucho después de que nos vieron la cara”, respondió el Ministerio Público.

 

Rosario Robles llevó escrituras, recibos de luz y teléfono, entre otros elementos para acreditar arraigo en la ciudad e incluso hizo uso de la palabra y entre sollozos clamó no ser encarcelada.

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto Castillo, informó este martes que han iniciado un proceso de análisis para presentar una nueva denuncia contra Rosario Robles, debido a que se han detectado 105 convenios que supuestamente fueron realizados de forma irregular, los cuales son adicionales a los que ya había reportado la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

 

Entrevistado en el Senado de la República en el marco de la inauguración del foro 'Violencia Sexual Infantil y Adolescente: retos legislativos', el funcionario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) indicó que la prisión preventiva dictada a la exfuncionaria federal representa la transformación relevante que se tiene para el combate decidido contra la corrupción.

 

“En el caso de la Unidad de Inteligencia Financiera, estamos desarrollando un proceso de análisis de la información que se cuenta y se han detectado con la Secretaría de Bienestar 105 convenios adicionales a los que ya había reportado la Auditoría Superior de la Federación y la Fiscalía General de la República (FGR)".

 

“Estamos iniciando un proceso de análisis para la presentación de la denuncia correspondiente”, agregó.

 

Más temprano, el juez de control del Reclusorio Preventivo Sur, Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, vinculó a Robles a proceso por dos delitos de ejercicio indebido del servicio público, supuestamente cometidos durante su gestión en las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu). En la acusación está el desvío de 5 mil 73 millones de pesos.

 

La exfuncionaria fue imputada el jueves de la semana pasada por el delito de ejercicio indebido del servicio público.

 

Robles estará en el penal de Santa Martha Acatitla por lo menos dos meses, en lo que se realiza la investigación complementaria.

El presidente Andrés Manuel López Obrador remarcó este martes la independencia del Poder Judicial y la Fiscalía General de la República en la investigación contra Rosario Robles, al señalar que "yo no soy Poncio Pilato".

 

"El proceso está abierto y hay términos legales y el juez resolverá en definitiva y va a decidir si existen implicados o hay que llamar a declarar a otras personas, pero ese no es asunto nuestro, tampoco soy Poncio Pilato", declaró.

 

Un juez de control ordenó este martes la prisión preventiva justificada a Rosario Robles Berlanga, tras vincularla a proceso por dos delitos de ejercicio indebido del servicio público, cometidos supuestamente cuando era titular de las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

 

Robles fue trasladada al penal de Santa Martha Acatitla, y permanecera ahí durante los dos meses que durará la investigación complementaria.

 

Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, juez de control del Reclusorio Preventivo Sur, tomó la medida y desestimó el hecho de que Robles haya aclamado seguir su proceso en libertad.

 

Julio Hernández Barros, abogado de Robles, dijo en entrevista que las autoridades tenían planeado encarcelar a su cliente.

 

"No existe confianza en la justicia. Entiendo ahora por qué muchas personas prefieren sustraerse de la justicia, huir a enfrentarse a ella, esto es porque no existe en el país. Este tribunal de Estado ya tenía preparado el sketch para dejar en prisión a Rosario Robles, a pesar de que durante más de cinco horas aportamos datos, pruebas (...) Demostramos el arraigo, que no implicaba riesgo para la sociedad, que iba a comparecer cuantas veces fuese requerida. Prefirieron dar el 'albazo', abandonar la justicia, traicionar a la Constitución", criticó.

Página 1 de 4
© 2018 www.encuentroradiotv.com