México debe aumentar edad de retiro y aportaciones de trabajadores, dice organismo internacional

    FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

    Ante la baja productividad, disparidad en los salarios y un mercado laboral poco flexible, México tiene que ser muy cuidadoso si decide direccionar su reforma al sistema de pensiones con incrementos de ahorro obligatorio y edad de jubilación, recomendó Guillermo Arthur, presidente de la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones (FIAP).

     

    Precisó que si el gobierno, las autoridades, los trabajadores y las empresas deciden tomar ese camino, deberán hacerlo de manera gradual, pero sin tardarse ni un día más.

     

    “México no puede pretender pagar una buena pensión con una tasa de contribución de 6.5 por ciento, eso es imposible. Por lo que a nivel mundial, la tendencia es subir la tasa de contribución y, segundo, actuar sobre la edad de retiro”, afirmó Arthur.

     

    En entrevista, el presidente del organismo encargado de difundir y promover el desarrollo de los sistemas de pensiones indicó que el sistema mexicano está funcionando bien, pero necesita que se incremente el ahorro, preocupación que está viendo en el gobierno.

     

    “Hay que ser muy cuidadoso con estos incrementos (tasa de contribución o edad de retiro) en los costos salariales, debido a que pueden traducirse en desempleo y pueden afectar a la economía; por lo tanto, probablemente, hay que hacerlo de manera gradual, pero ya no hay que pensarlo, se tiene que reformar hoy, no mañana”, aseguró el experto.

     

    Y de no hacer ajustes se pone en riesgo la vejez de los mexicanos, indicó.

    Agregó que una vez que se promulgue la Ley del Ahorro para el Retiro con los últimos cambios, se buscará crear un grupo de expertos que ayude con la mejor propuesta para realizar una reforma de pensiones en el país.

     

    Pensión Universal para más pobres

    El presidente de la FIAP consideró que las pensiones universales hay que tratarlas con datos generales del país porque de lo contrario sería muy regresivo obligar a los trabajadores a pagar retiros a quienes cotizaron menos, cuando quizás sean más ricos que ellos.

     

    “El Estado no tiene porqué ir en auxilio de aquellos que han tenido una remuneración constante durante toda su vida y pueden financiar su propia pensión”, destacó.