Sin piso, recorte en estimados para el PIB de México

    La agencia de calificación crediticia Moody’s recortó sus expectativas de crecimiento económico para México de 0.5 por ciento a 0.2 por ciento para 2019, ante el mayor deterioro que presentó la actividad productiva durante la primera mitad de este año, resultado de una mayor debilidad del consumo privado y la inversión.

     

    “Hemos reducido nuestras previsiones de crecimiento del PIB real a 0.2 y 1.3 por ciento en 2019 y 2020, respectivamente, por debajo de nuestras expectativas de 0.5 y 1.5 por ciento en agosto pasado”, indicó la agencia en su más reciente actualización de expectativas sobre el país.

     

    Con esta acción se sumó a las recientes revisiones a la baja que han realizado otras instituciones financieras y organismos internacionales a los pronósticos de crecimiento para la economía mexicana.

     

    De acuerdo con un sondeo de Bloomberg, el banco británico Standard Chartered prevé una contracción de 0.1 por ciento para este año, desde un avance de 1.5 por ciento. A esta institución le sigue el banco suizo UBS y Finamex Casa de Bolsa con una expectativa de crecimiento de 0.1 por ciento.

     

    Recientemente la OCDE, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional recortaron sus pronósticos para el presente año a un nivel cercano al 0.5 por ciento.

     

    Moody’s destacó que espera que la inversión se estabilice en 2020 debido a que el sector privado se está acostumbrando al nuevo entorno político. Además, espera una ligera recuperación en la inversión pública y el consumo del gobierno a medida que la curva de aprendizaje de la administración se aplana y el gasto general está en línea con el presupuesto.

     

    Con estos pronósticos, la economía mexicana se perfila para presentar en este año su peor desempeño desde la crisis financiera global, cuando se contrajo 5.3 por ciento en 2009.  Además, presentaría la cifra más baja para un arranque de gobierno desde 2001, año en que retrocedió 0.4 por ciento.

     

    Muy optimista, el presupuesto 2020

    Moody´s consideró que el Paquete Económico para 2020 es bastante optimista respecto a los estimados de producción de petróleo y crecimiento del PIB, por lo que los ingresos del gobierno serán más bajos de lo presupuestado.

     

    En su reporte, la calificadora indicó que el presupuesto muestra un sesgo hacia el gasto corriente a expensas del gasto de capital, lo que reafirma su expectativa de que de que el consumo, principalmente del gobierno, y no un efecto multiplicador de la inversión pública, ayudará al crecimiento del PIB en 2020.

     

    Señaló que no se alcanzarán los ingresos estimados, por lo que es probable que el gobierno vuelva a recurrir al Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios.

     

    Por su parte, la agencia Fitch Ratings señaló en un reporte que en el recorte a la nota crediticia del país  de junio pasado influyó el deterioro en la economía.  “La rebaja de la calificación de México a ‘BBB’ en junio reflejó la incertidumbre de la política interna, el aumento de los riesgos por el deterioro del perfil crediticio de Pemex y una mayor debilidad en el panorama macroeconómico”, indicó.