Alberto Tejeda Perea, maestro en etología clínica. Pionero en etología clínica. Licenciado en Medicina Veterinaria y Zootecnia.

    ¿Qué es y qué hace un etólogo?

    Estudian la conducta de los animales.

    Para distintos fines (económico, social, conservación de especies, control de plagas etc )

    ¿Qué hará el etólogo con nuestro perro?

    Saber qué es lo que provoca una conducta no deseada

    ¿Debo llevar a mi perro a un adiestrador o a un etólogo?

    Depende de la situación, normalmente cuando ya hay agresividad atípica se necesita un etólogo, pero es bueno siempre saber cómo funciona la conducta de un perro

    ¿Cómo nos leen los perros?

    La relación entre perros y humanos tiene un largo tiempo de convivencia, oficialmente entre 14 a 12,000 años

    Los errores en esta comunicación ínter especie tienen que ver en muchas ocasiones con la antropomorfismo hacia los perros, al considerarlos como pequeños seres humanos, y por lo tanto con la capacidad de descifrar de manera completa lo que un propietario supone es una señal clara.

    En el mismo sentido, las interpretaciones del humano ante las conductas del perro, como conductas sumisas ante lo que se supone hizo mal son un ejemplo muy importante de esta mal interpretación.

    ¿Por qué es correcto hablar de leer?

    Porque es lo que hacemos tanto nosotros hacia ellos, como de ellos hacia nosotros y en este proceso ellos tienen muchas más habilidades que nosotros como humanos, finalmente si pudieran tendrían 24 horas para hacerlo, es lo que saben hacer mejor.

    Los perros son completamente dependientes de los humanos y por lo tanto tratan de interpretar lo que nosotros queremos decirles, pero sobre todo de leer nuestro lenguaje no verbal y la carga emocional con la que nos comunicamos con ellos.

    Estudios recientes sobre cognición animal ha establecido que este tipo de comunicación es la que ha permitido los vínculos emocionales y sociales entre distintos individuos tanto de la misma especie como con otras.

    Sus canales de comunicación

    En los perros los canales para la obtención de señales tienen diferencias importantes con respecto a los humanos.

    Por ejemplo el sentido del olfato es fundamental para el perro, tanto en la obtención de satisfactores básicos como el alimento, así como en el establecimiento de relaciones sociales.

    La vista y el oído, tienen también un papel muy importante; estos últimos son sentidos que se utilizan de una manera más cotidiana dentro de la comunicación con los humanos, y que nosotros comprendemos también en comparación con el del olfato, que por supuesto los perros utilizan más que nosotros .

    Los perros son expertos en leernos , nosotros los humanos no

    Las fallas en la interpretación de señales tanto entre perros, como entre humanos y perros pueden traer como consecuencia una respuesta equivocada y con una consiguiente confusión tanto en el emisor como en el receptor, si esto se repite en la convivencia diaria, la generación de problema conductual puede ser una consecuencia.

    Si partimos de un estado emocional basal, la interacción posterior puede resultar positiva o negativa, de acuerdo a lo que nos señala el perro, pero principalmente por el mensaje que le enviamos nosotros como humanos.

    Por lo tanto, señales que para un humano pueden ser un simple gesto amistoso como una caricia por ejemplo, en un animal miedoso se transforma en una amenaza a su propia integridad física con una consecuente reacción que para el humano puede ser completamente inapropiada y fuera de lugar. Nosotros los humanos podemos a veces “conscientemente” imitar señales amenazantes para el perro como:

    Sujetar el hocico.

    Sujetar nuca o mejillas

    Hablar en tono fuerte y grave