Diabetes: emergencia en México

    FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

     

    Dr. Oded Stempa, especialista en endocrinología por la UNAM.

    La diabetes es la primera causa de muerte en México

    Desde noviembre 2017 es una emergencia epidemiológica en el país

    Más de 100,000 muertes al año por esta enfermedad

    Aprox 15 millones de mexicanos la padecen – la mitad no sabe que la padece

    Sólo 25% de las personas que padecen diabetes está bien controlada.

    193 millones de personas con diabetes en el mundo NO saben que la padecen.

    Cada 6 segundos muere una persona con diabetes en el mundo.

    Sólo 1 de cada 4 personas presentan buen control metabólico.

    47% han recibido también diagnóstico de hipertensión arterial.

    ¿Por qué tan oscuro el panorama? Porque no hay síntomas, sino hasta que se han presentado complicaciones y/o el azúcar en sangre está demasiado elevada.

    En los últimos 20 años, la cantidad de medicamentos para tratar la diabetes se ha multiplicado; sin embargo, esto no se ha reflejado en mejor control.

    ¿Por qué? Al parecer, no son medicamentos más eficaces lo que la población necesita. La tendencia es hacia la facilidad y la conveniencia porque está demostrado que los pacientes con diabetes tienen tasas muy bajas de adherencia y persistencia a los tratamientos. Entre más complejos sean, menos probabilidad de ser exitosos.

    Hoy hay medicamentos de uso semanal, mejores dispositivos, más herramientas de educación en diabetes… más herramientas para que al paciente no le sea tan complicado vivir con esta enfermedad.

    La decisión de cuál medicamento usar, además, recae en otros factores (p. Ej. Si la persona ha tenido ya un infarto, si tiene falla renal o insuficiencia cardíaca).

    ¿Qué es?

    Es una enfermedad crónica que se desencadena cuando el páncreas no produce suficiente insulina (una hormona que regula el nivel de azúcar, o glucosa, en la sangre), o cuando el organismo no puede utilizar con eficacia la insulina que produce.

    Este deterioro causa complicaciones para la salud que son letales.

    Una persona con diabetes no absorbe la glucosa adecuadamente, y ésta queda circulando en la sangre (hiperglucemia) y daña los tejidos con el paso del tiempo.

    Un nivel de azúcar en sangre de 126 mg / dl (7,0 mmol / L) o más alto puede indicar diabetes mellitus.

    Hay tres tipos principales de diabetes:

    Diabetes tipo 1: El sistema de defensas del organismo ataca las células productoras de insulina del páncreas.

    El organismo deja de producir la insulina que necesita.

    La enfermedad puede afectar a personas de cualquier edad.

    Las personas con esta forma de diabetes necesitan inyecciones de insulina a diario.

    Las personas con diabetes tipo 1 pueden llevar una vida normal y saludable.

    Sin insulina, una persona con diabetes tipo 1 morirá.

    Síntomas

    Sed anormal y sequedad de boca

    Micción frecuente

    Cansancio extremo/falta de energía

    Apetito constante

    Pérdida de peso repentina

    Lentitud en la curación de heridas

    Infecciones recurrentes

    Visión borrosa

    RECUERDA:

    En la diabetes tipo I no funciona el páncreas y no hay producción de insulina en el cuerpo.

    Se debe de monitorear la glucosa por lo menos 3 veces al día.

    La alimentación saludable y actividad física son esenciales para tener un control adecuado.

    COMPLICACIONES:

    Pie diabético.

    Retinopatía  se daña y afecta la vista.

    Infecciones vaginales.

    Infarto y embolia.

    Complicaciones renales.

    Circulación daño nervio.

    Coma diabético.

    Diabetes tipo 2: Es el tipo más común de diabetes. Suele aparecer en adultos, pero cada vez más hay más casos de niños y adolescentes.

    El organismo puede producir insulina pero, o bien no es suficiente, o el organismo no responde a sus efectos, provocando una acumulación de glucosa en la sangre.

    Las personas con diabetes tipo 2 podrían pasar mucho tiempo sin saber de su enfermedad debido a que los síntomas podrían tardar años en aparecer o en reconocerse.

    La mayoría de quienes tienen diabetes tipo 2 no suelen necesitar dosis diarias de insulina para sobrevivir. Sin embargo, para controlar la afección se podría recetar insulina unida a una medicación oral, una dieta sana y el aumento de la actividad física.

    Síntomas

    Infección en la vejiga, el riñón, la piel u otras infecciones que son más frecuentes o sanan lentamente

    Fatiga

    Hambre

    Aumento de la sed

    Aumento de la micción

    COMPLICACIONES:

    Problemas renales

    Neuropatías

    Glaucoma

    Infecciones recurrentes

    Amputaciones

    Impotencia sexual.

    Diabetes mellitus gestacional (DMG): Cuando a una mujer se le diagnostica diabetes por primera vez durante el embarazo.

    Suele presentarse en una etapa avanzada y surge debido a que el organismo no puede producir ni utilizar la suficiente insulina necesaria para la gestación.

    Ya que la diabetes gestacional suele desarrollarse en una etapa avanzada de la gestación, el bebé ya está bien formado, aunque siga creciendo. El riesgo para el bebé es menor que los de cuyas madres tienen diabetes tipo 1 o tipo 2 antes del embarazo.

    Las mujeres con DMG también deben controlar sus niveles de glucemia a fin de minimizar los riesgos para el bebé.

    Esto normalmente se puede hacer mediante una dieta sana, aunque también podría ser necesario utilizar insulina o medicación oral.

    Los bebés nacidos de madres con DMG también corren un mayor riesgo de obesidad y de desarrollar diabetes tipo 2 en la edad adulta.