Junio 17, 2019

¡MATENLOS EN CALIENTE!

Díaz Ordaz Bolaños aplicó la frase

de su tío el dictador y ordenó

A Echeverría: “en tus manos

encomiendo tu futuro”. Y 1300

soldados ametrallaron a los

estudiantes en

Tlatelolco

                            (1)

 

DE REFILÓN: Díaz Bolaños, era el verdadero apellido de Gustavo Díaz Ordaz , se quitó el Bolaños, por el menosprecio de la familia a su madre Doña Sabina Bolaños Cacho

DECRETO

Es el decreto que público la Cámara de Diputados  para que se inscriba con Letras de Oro en el Muro de Honor del Salón de Sesiones de su recinto legislativo, la leyenda Al Movimiento Estudiantil de 1968.

En la edición del jueves 27  del Diario Oficial de la Federación (DOF), se dice que con fundamento en la fracción I del Artículo 77 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Decreta: El presente Decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Federación

CRIMENES DE ESTADO

Tlatelolco y Ayotzinapa

Las diversas organizaciones sociales, culturales y políticas de los Derechos Humanos internacional, han emitido su veredicto: “los asesinatos de miles de estudiantes el 2 de octubre  de 1968, fue un crimen de Estado, como el asesinato de los 43 estudiantes de Ayotzinapa”

Para los mexicanos y las letras de oro en la Cámara representa lo menos, un asomo de justicia contra el abuso de poder y locura de Gustavo Díaz Ordaz Bolaños y de funcionarios involucrados para cumplir aquella sentencia asesina del “mátalos en caliente,” que ejecutaron Luis Echeverría Secretario de Gobernación-quien aún vive para ver el final del río de sangre que provocó- con Alfonso Corona del Rosal, el ejército y jefes policiacos como Miguel Nazar Haro y Fernando Gutiérrez Barrios, quien murió en un hospital en forma sospechosa, “porque sabía demasiado”. Hubo estudiantes infiltrados en el movimiento estudiantil  señalados como agentes encubiertos que luego ocuparon cargos en el gobierno de Echeverría

HABILIDAD DE ECHEVERRÍA

Al inicio del movimiento estudiantil de 1968, en una conferencia de prensa la noche del 30 de julio de 1968, Luis Echeverría intentó deslindar al presidente  Gustavo Díaz Bolaños de su responsabilidad por la intervención del ejército reprimiendo a los estudiantes y derribado con un proyectil de bazuca la puerta de  la  preparatoria 1 de la Calle San Ildefonso donde murieron más de 30 estudiantes muertos que ocultaron como en Tlatelolco y Ayotzinapa (memorias)

CINISMO E ILEGALIDAD

En esa conferencia de prensa Echeverría dijo haber solicitado el mismo, junto con el Jefe del Departamento del Distrito Federal (Gral. Alfonso Corona del Rosal) la intervención del ejército, facultad que estaba reservada para el titular del ejecutivo, de modo que Echeverría declaró haber cometido un acto ilegal. Corona del Rosal declaró a la prensa, frente a Echeverría que: “yo recibí órdenes del señor Secretario de Gobernación de pedir al ejército que interviniera”. Echeverría guardó silencio

LOS BOLAÑOS CACHO DE OAXACA

La familia Bolaños Cacho tenía  elevada posición económica en Oaxaca. Los padres de Gustavo Díaz Ordaz: Ramón Díaz Ordaz era un “pobretón” empleadillo. Sabina Bolaños Cacho fue marginada por su familia al casarse con don Ramón.

 Por eso Díaz Ordaz eliminó el apellido Bolaños. Según sus biógrafos,  por el menosprecio a su madre. Aunque su padre fue  nieto del Gral. liberal  José Ma. Díaz Ordaz

El padre de doña Sabina fue hermano del papá de Don Raúl Bolaños Cacho Guendulain, quien nos contó la razón por la que no logró ser gobernador. Mañana diremos

ODIO POR TRAUMAS

Díaz Ordaz, padeció de  traumas que arrastró desde su  niñez. Por eso su paranoia  lo hizo sentirse  héroe al clamar: “he salvado a la patria”.

Según el libro de Luis Echeverría Álvarez: “Entre lo público y lo privado”, de Editorial Planeta. “La orden de intervenir en Tlatelolco fue del Ejército -encabezado por Marcelino García Barragán, quien aclaró que “¡todo lo manejó el presidente!”

Y a 50 años del más terrible acontecimiento  va la inscripción en letras de oro  la fecha fatídica del 2 de octubre de 1968. ¡BASTA!

 

© 2018 www.encuentroradiotv.com