Una historia de éxito; Rey Richard: una familia ganadora

En 1992 Will Smith tuvo su primer encuentro con la paternidad con el nacimiento de su primer hijo, Willard Carroll Trey Smith III; seis años después llegó Jaden y en 2000 Willow completó la tercia del clan Smith. Desde entonces el actor fue aprendiendo cómo guiar a cada uno de ellos,
convirtiéndose en el centro de su vida.

De igual forma lo hizo Richard Williams, el padre de las tenistas Serena y Venus Williams, quien enfocó todos sus esfuerzos para que sus dos hijas se convirtieran en las mejores del mundo en el  tenis. Es en este punto donde el actor y el padre de las tenistas coinciden, ya que es apoyando lo que los hijos quieren como la mejor forma de acompañarlos hasta sus sueños. Y fue a partir de esto que Will Smith logró interpretar a Williams en la cinta Rey Richard: Una familia ganadora.

“Una de las cosas que me parecieron interesantes en la primera junta de producción, fue quitar la idea de que Venus tuvo un lavado de cerebro. Richard nunca las presionó y eso se ve en muchas situaciones dentro de la película. Pero algo que sí se nota es el fuego de Venus y Serena. Para mí, cuando tomé el papel, me tocó explorar al personaje y prepararme de muchas maneras.

“Vinieron a mí muchas ideas sobre la paternidad y una de ellas me gustó, que en vez de guiarlos, te alinees con tus hijos y así pueden pasar cosas maravillosas. Eso se me hizo mágico de los Williams. Las reglas estaban ahí, pero había fe... fue el auténtico viaje (journey) de una familia.

“En mi caso, mi padre era militar, mi infancia fue totalmente diferente. De niño hacías lo que te decían, pero aquí, su forma de educar era algo muy distinto”, explicó Smith al charlar con los medios de comunicación.

Rey Richard: Una familia ganadora, la cual se estrena el 2 de diciembre en salas cinematográficas, cuenta la historia de cómo el patriarca de la familia Williams, Richard, quien durante años supo que en sus manos tenía dos lingotes de oro listos para brillar en uno de los deportes más elitistas del mundo (en ese momento): el tenis. Fue durante años de entrenamiento y alineándose con Venus y Serena que Richard logró que ambas se convirtieran no solo en un ejemplo, sino en una inspiración.

“Hace mucho tiempo vi una entrevista que Venus dio cuando tenía 13 o 14  años. Es una muy famosa donde Richard Williams se enfrenta al reportero. Lo vi en tiempo real y la cara de Venus en ese momento, se quedó grabada en mi memoria.

“La cara de ella, de confianza absoluta hacia su padre, como si tuviera un león a su lado y que sabía que él no dejaría que le pasara nada. Me enamoré de Richard Williams, eso fue hace más de 20 años y cuando llegó la oportunidad de ser parte de esto, me dije que era para mí, la opción de decirle al mundo, a lo que llega un padre por defender a un  hijo”, agregó Smith.

Si bien el actor lleva la responsabilidad de la paternidad desde la visión de Richard, son las actrices Saniyya Sidney y Demi Singleton quienes cargan en sus actuaciones el peso de darle vida a las hermanas Venus.

“Estuve muy nerviosa cuando las conocí. Demi me contó que hablaron de muchas cosas y también las conocía desde que era niña. Así que lo que quise mostrar fue como Venus se partió el alma para ser profesional, me emocionó mucho. Fue una emocionante experiencia y aparte tener esta familia frente y detrás de cámaras, nos hicieron sentir cómodas. Estuve nerviosa de jugar tenis pero fue gracioso”, señaló Saniyya
Sidney, de 15 años.

“Hacerlo sentir real para la gente era muy importante para nosotros. Saniyya y yo investigamos mucho. Era importante que todo lo que hiciéramos fuera real, porque no es nuestra historia, es la de ellas (Venus y Serena), investigamos y también tuvimos a Aisha en cada paso del camino”, dijo Singleton, de 14 años.

Para ambas actrices una de las mejores experiencias que tuvo el rodaje fue la oportunidad de conocer a Serena y Venus y aprender de ellas cómo fue su vida para así poder plasmarla con la mayor veracidad.

“No tengo palabras para describir esta película, más que con la palabra surreal. Es increíble. Las actrices, el equipo de producción, todos trabajaron para unir esta pieza sobre el viaje de mi papá, gracias. Para mi hermana y para mí es asombroso… ¿sómos de verdad algo? Es surreal para mí. Y luego tener a Will
(Smith) interpretando a mi padre y ver como lo realizó, llevó la película a un nuevo nivel. Es algo muy emocional, está bien hecha, es una brillante pieza de arte”, dijo la tenista Serena Williams.

“Creo que es muy emocional. Desde que vi el tráiler, y luego la película. Cada que la  veo, no puedo evitar que mis ojos se llenen de lágrimas. Creo que fue asombroso ver el ambiente familiar que teníamos nosotros en el set. Demi y Seinayya actuaron fuera del set tal y como Serena y yo lo hacíamos, se tomaban las manos y se abrazaban, como nosotras. Fue muy dulce.

“Estoy muy orgullosa de todo lo que lograron. Es surreal y para ser honesta, ver que interpretan a nuestra familia, a nosotros, me ha llenado de orgullo. Es maravilloso conocer a toda la gente que  se preocupó por contar nuestra  historia de una manera auténtica, no apegada solo a un guion o por fórmula, de verdad gracias a todos”, agregó por su parte Venus Williams.