Violencia política no se detiene a un mes de las elecciones