Crisis de gas de febrero tuvo un costo de 65 mil mdps: CFE

    El desabasto de gas que afectó la producción de energía a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) el pasado mes de febrero, la cual dejó sin electricidad a varias entidades del país, tuvo un costo de 65 mil millones de pesos, reveló el director corporativo de Finanzas de la CFE, Edmundo Sánchez Aguilar.

    En conferencia de prensa que encabezò el director general de la dicha empresa del Estado, Manuel Bartlett, el funcionario encargado de las finanzas, explicó que debido a la crisis en la producción de gas en las empresas de gas natural de Texas, que proveen de energía a México, pudo haber tenido consecuencias terribles pues pudo dejar en bancarrota a la CFE.

    Detalló que gracias a politicas de austeridad y ahorros pero sobre todo al trabajo de los tecnicos y demas trabajadores se logrò el pago puntual de gas que se tuvo que adquirir de emergencia en un tiempo record, cuyos pagos se hicieron de manera inmediata.

    "Los técnicos tardaron no más de 72 horas, le dieron la vuelta a la página, encontraron la cuadratura del círculo y volvió a haber fluido eléctrico. La parte negativa o triste fue para un servidor. Al área de Finanzas le costó 65 mil millones de pesos tapar el chipote”.

    Edmundo Sánchez, admitió que tuvo dudas de que la CFE pudiera salir adelante con esta crisis del gas, que se sumó al tema de la pandemia, pero al final la empresa eléctrica del Estado superó la prueba de fuego, “la prueba del añejo” , es decir, que sigue siendo una empresa rentable, muy viable que ha renegociado su deuda en más de un 40 por ciento y tiene activos fijos por cien millones de dólares.

    El funcionario reconoció también que la crisis del gas obligó a la CFE a tomar medidas de eficiencia, redistribución de recursos, a ser más productivos. Es decir, que la CFE es y seguirá siendo una de las diez mejores empresas de su tipo en el mundo.

    Por su parte, el director general de la CFE, Manuel Bartlett Díaz, dijo irónicamente “esa es la empresa que quieren destruir y desean que desaparezca”.

    “Esa empresa que pretenden ocultar su fortaleza es la que quieren desaparecer y es de los mexicanos,es la que da garantía al pueblo de México de que tendrá electricidad al más bajo precio. Es una empresa que el presidente López Obrador nos ha ordenado rescatar y lo vamos a hacer pese a quien le pese”.

    Por cierto que, Manuel Bartlett se quejó que en la pasada conferencia de prensa en la que se dio un informe sobre las causas del apagòn del 28 de diciembre pasado que afectó a millones de mexicanos, solo se hubiera destacado en los medios que llamó “bozal” al cubrebocas, cuando un reportero le hizo una pregunta y le pidio quitarse “el bozal” porque no se entendía la pregunta.

    “Eso sí, lo del bozal salió por todos lados, fue lo único que salió y de ahí se agarraron para hacer una crítica enorme pero no salió nada y eso es gravísimo. No se hizo un análisis del apagón. Esperábamos que se diera un debate interesante, ya dijimos que vamos a proceder, a revisar a todas estas empresas que rompen la cadena de distribución donde se les antoja y crean un riesgo para el país”.

    Se informó que 2.8 millones de pesos fue el costo del estudio sobre las causas del apagón, elaborado por expertos independientes, “muy bien capacitados, técnica y academicamente”, algunos de ellos jubilados de la CFE.