Urgente, viraje en estrategia de seguridad: analista

    Escrito por: ÁLVARO MORALES Noviembre 09, 2019 0
    FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

    Oaxaca de Juárez, Oax.- El ex director del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), Isidoro Yescas Martínez, sostuvo que México atraviesa por una crisis de seguridad, por lo que es urgente que el gobierno federal, que encabeza el fundador de Morena, Andrés Manuel López Obrador, modifique la estrategia para encarar, sobre todo, al crimen organizado.

     

    Si bien el sociólogo e investigador resaltó que la escalada de la violencia es un fenómeno que se registraba desde antes de la salida del ex presidente Enrique Peña, señaló que la táctica implementada por la nueva administración, de distender el conflicto armado entre fuerzas policiacas y el Ejército contra grupos del crimen organizado, permitió vacíos y que éstos últimos se reposicionaran y tomaran mayor fuerza, provocando eventos como el de Culiacán, donde el 17 de octubre diversos grupos vinculados con el narcotráfico prácticamente se adueñaron de las calles, y el ataque a la familia LeBarón, el cinco de noviembre pasado, con saldo de nueve muertos, seis mujeres y tres niños.

     

    “Evidentemente, hay una crisis en materia de seguridad que, hasta el momento, la Presidencia de la República se ha resistido a reconocerlo en su magnitud. Se insiste en una estrategia que, desde mi punto de vista, no está mal, es la correcta, en el sentido de atacar las causas de la violencia y la inseguridad; sin embargo, lo que no se quiere reconocer es que un proyecto como el que tiene el Presidente es de mediano y largo plazo y a corto plazo lo que hace falta es combatir al crimen organizado”, refirió el analista.

     

    Yescas subrayó que “combatir al crimen organizado significa aplicar la ley, no necesariamente ocasionar baños de sangre, eso está descartado, pero sí aplicar la ley y, entonces, revisar la estrategia de seguridad en términos de lo que está haciendo y lo que está dejando de hacer la Guardia Nacional, lo que están haciendo los gobernadores con sus aparatos de justicia (y) lo que están haciendo y dejando de hacer los presidentes municipales; es decir, la famosa coordinación interinstitucional que sigue siendo un misterio si existe o no existe”.

     

    --¿Culiacán fue el punto de quiebre del actual desbordamiento de la violencia y cree que continúe incrementándose en los próximos días o semanas?

     

    --El crecimiento exponencial de la violencia venía ya desde el sexenio de Enrique Peña Nieto; creo que, en ese sentido, hay una gran responsabilidad del gobierno de Peña Nieto. ¿Qué es lo que sucede? que cuando llega Andrés Manuel López Obrador cambia la estrategia y cesa esta estrategia de estar confrontando al crimen organizado y evidentemente abre vacíos y abre la oportunidad a los grupos del crimen organizado para reposicionarse y para retar al Estado, cosa que no ocurría. Lo de Culiacán es un reto al Estado. La viejas reglas del crimen organizado no confrontaban a los cuerpos policiacos o no se metía, por ejemplo, con familias y niños, como en el caso LeBarón, esos viejos códigos se están rompiendo y frente a ese crecimiento exponencial de la violencia ¿qué está haciendo el Estado?, cuestionó.

     

    Oaxaca, problema latente

     

    En el caso de Oaxaca, además de la intervención del gobierno federal, Yescas refirió que se requieren medidas urgentes del gobierno estatal para hacer frente a las bandas que han provocado el incremento de asesinatos, pues el hecho de que se traten de bandas locales de delincuencia organizada, como lo justifican las autoridades, no significa que no se haga nada contra ellas, pues las consecuencias de sus operaciones son igual de destructivas que si las llevara a cabo una organizaciones nacional.

     

    “Aunque aparentemente el nivel de violencia en Oaxaca todavía no alcanza lo que está pasando en esos estados del norte, como Michoacán o Sinaloa, sí tenemos un problema grave de inseguridad, sí tenemos un problema grave de violencia, y sobretodo, de impunidad. Los grupos delincuenciales actúan con mucha impunidad y la justificación de las autoridades, de que no son cárteles nacionales sino grupos locales, no justifica su inacción porque, finalmente, el daño que causan a la sociedad es lo mismo un cártel nacional que un cártel local: hay muertos, hay ejecuciones, hay secuestros, extorsiones; este clima de inseguridad está presente”.

    © 2019 www.encuentroradiotv.com