Piden campaña de “concientización” contra el uso de cigarros electrónicos

    Escrito por: ÁLVARO MORALES Enero 22, 2020 0
    FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

    Oaxaca de Juárez, Oax.- Integrantes de la bancada de Movimiento Ciudadano (MC) en la Cámara de Diputados impulsan un punto de acuerdo para exhortar a la Comisión Nacional contra las Adicciones a que emprenda una campaña de concientización sobre los riesgos y los daños potenciales que conlleva usar Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN) u otros similares sin nicotina.

     

    El documento menciona que la Organización Mundial de la Salud (OMS) define a los SEAN como dispositivos que no queman ni utilizan hojas de tabaco; por el contrario, vaporizan una solución que seguidamente inhala el usuario. “Los componentes principales, además de nicotina en los casos en que está presente, son el propilenglicol, con o sin glicerol, y aromatizantes”.

     

    El proyecto indica que estos dispositivos, también conocidos como cigarrillos electrónicos se han convertido en el producto de tabaco más popular entre adolescentes y adultos jóvenes, a pesar de los riesgos que conlleva su consumo.

     

    “Los SEAN han cobrado gran popularidad en tiempos recientes, registrando ventas que pasaron de cerca de 6 millones de unidades en 2011 a más de 40 millones en 2018”. 

     

    Las compañías que manufacturan estos dispositivos han expresado en reiteradas ocasiones que su propósito es servir a un amplio mercado de consumidores adultos que buscan dejar de fumar cigarros tradicionales; sin embargo, esta posición ha sido debatida por expertos e investigadores en salud pública.

     

    Expone que el pasado 11 de noviembre se registró la primera muerte por “vapeo” en el país, involucrando a un joven que fue ingresado al hospital con un cuadro de neumonía grave atípica.

     

    Asimismo, refiere que al 5 de diciembre de 2019 los Centers for Disease control and Prevention de los Estados Unidos de América, registraban 2 mil 291 casos de personas con lesiones pulmonares y 28 muertes vinculadas al uso de estos dispositivos.