Trabajos de soldadura o corto circuito, primeras hipótesis sobre origen de incendio

    Escrito por: ÁLVARO MORALES Mayo 29, 2020 0
    FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

    Oaxaca de Juárez, Oax.- Un corto circuito ocasionado por un cable en mal estado o una serie de chispazos provocados por trabajadores que efectuaban labores de soldadura en uno de los locales situados en el área de artesanías, han sido consideradas por los comerciantes como las posibles causas del incendio ocurrido la noche del miércoles en el Mercado de Abasto de la ciudad de Oaxaca.

     

    De acuerdo con el vocal del Frente de Organizaciones de Comercio Establecido del Mercado de Abasto, Eloy Ramírez Hernández, ambas hipótesis circularon durante las primeras horas de la deflagración y se mantenían hasta la mañana del jueves, durante la remoción de escombros.

     

    En el caso de la versión que apunta a que un cable de la CFE en mal estado pudo haber ocasionado un corto circuito y posteriormente el incendio, el dirigente afirmó que ésta se sostiene en que los comerciantes ya le habían notificado a la coordinadora del Mercado de Abasto, Noemí Alavés Aquino, la existencia de un desperfecto en aquel conducto eléctrico que antes ya había ocasionado otros cortos circuitos; sin embargo, la denuncia fue desatendida.

    “Existen dos versiones. Esperemos que las cámaras (de vigilancia) de los compañeros puedan ser monitoreadas: Dicen que había una persona soldando, haciendo reparaciones, que es probable que eso haya provocado el siniestro. La otra es que un cable de alta tensión (sic) que está colgando por esa área también, que ya se le había reportado a la coordinadora, una persona, con todo respeto (sic), inepta, una persona sin experiencia en el manejo público y de esas cosas”, dijo Ramírez.  

     

     

    Sobre las versiones que apuntaban a que las llamas pudieron haber sido provocadas por algún grupo de choque interno o externo al mercado, tanto el representante del Frente de Organizaciones de Comercio Establecido como el presidente de la organización “Lázaro Cárdenas del Río”, Israel Ramírez Bracamontes, descartaron tal hipótesis y señalaron que lo más viable era un accidente.

     

    “No, en mi experiencia no considero eso, fue un accidente. Hay dos cosas nada más y nos consta en ese sentido: ya sea por ese cable, que ya se había reportado con la coordinadora y sin respuesta; incluso, tenemos un oficio… y por el otro lado, que estaban soldando.

     

    “Vamos a esperar qué dictaminan las autoridades en cuanto a las cámaras… ojalá que eso salga a la luz y que podamos ver y que los locatarios de esas áreas le permitan a las autoridades y que chequen los videos y, si en realidad estaban soldando, que se cumpla con su responsabilidad y si fue el cable, que se mueve y hace corto constantemente, que también la autoridad responda, abundó Ramírez Hernández.

     

    “No, yo no creo eso (que el incendio haya sido un acto intencional). No estoy al 100 por ciento seguro, pero puedo decir que fue un corto circuito el que inició el incendio. Ya serán las autoridades  correspondientes las que tendrán que investigar qué es lo que pasó, pero yo consideró que fue un corto circuito”, señaló Israel Ramírez Bracamontes, presidente de la organización Lázaro Cárdenas del Río.

     

    “De entrada yo lo descarto. Se dicen muchas cosas en el mercado, pero yo lo descarto. Estoy seguro que es un corto circuito lo que inició y se tardó en apagar el fuego porque, como digo, porque no entraban (los rescatistas de Bomberos y) no se podían conectar las mangueras. Sobre la calle de Mercaderes había 30 o 40 pipas, pero no se pudo hacer nada porque estaban muy lejos de donde estaba el fuego (aproximadamente 150 metros)”.

     

    No obstante, Ramírez Bracamontes subrayó que de no haber actuado con celeridad el Cuerpo de Bomberos, pese a las adversidades con que se encontraron, el fuego hubiera llegado a otras áreas de aquel centro comercial y no sólo se hubiera concentrado en el sector de artesanías, canastos y tianguis.

                   

    Ambos, Eloy Ramírez e Israel Ramírez, coincidieron en señalar que hasta la mañana del este jueves, los expendedores habían contabilizado daños en alrededor de 100 o 90 locales, de los aproximadamente 120 que componen el área de artesanías y canastos, situada en el sector conocido como La Galera.

     

    Asimismo, Eloy Ramírez refirió que hubo daños en alrededor de otros 50 puestos del área de tianguis, ésta conformada por más de 5 mil locales, además de daños en una decena de puestos más de una zona contigua al área de comedores.

     

    Ramírez Hernández también culpó de que el incendio llegara a tal dimensiones a la decisión de los gobiernos estatal y municipal de haber ordenado el cierre de las zonas de Tianguis y La Galera desde el pasado 25 de mayo, esto después de que ahí se detectaran, según las autoridades, diversos brotes de Covid 19.

     

    Sin embargo, para el dirigente el hecho de que la zona permaneciera vacía derivó en que nadie pudiera percatarse del incendio cuando éste comenzaba y por ende pudiera ser sofocado sin que causara mayores daños.

     

    También exigió la renuncia de la coordinadora del Mercado de Abasto ante las omisiones que, dijo, cometió antes y durante la contingencia.