Abuela de joven asesinada en el Istmo denuncia amenazas de muerte, tras cuatro años de exigir castigo contra probable feminicida

    Escrito por: ÁLVARO MORALES Noviembre 27, 2020 0

    Oaxaca de Juárez, Oax.- Eloisa López Toral, quien durante casi cuatro años ha exigido justicia por el asesinato de su nieta, Jennifer Angélica Antonio Carrillo, que murió en abril de 2017 --días antes de cumplir 18 años-- luego de que su pareja sentimental le roció gasolina y le prendió fuego, denunció que ha recibido múltiples amenazas de muerte que pretenden obligarla a dejar el caso en la impunidad.

     

    La mujer, de 65 años, enfermera jubilada del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), relató en entrevista que a la puerta de su domicilio, en el municipio de Matías Romero, en la región del Istmo de Tehuantepec, han llegado escritos anónimos en los que le advierten que se abstenga de continuar con sus demandas de justicia, pues, de lo contrario, deberá atenerse a las consecuencias.

     

    López Toral indicó que la última amenaza la recibió entre el 12 y el 13 de septiembre pasados; sin embargo, no ventiló públicamente tales hechos por indicaciones de las autoridades ministeriales, cuyos representantes fueron notificados del incidente para comenzar la carpeta de investigación correspondiente.

     

    No obstante, refirió que a más de dos meses de ello, la Fiscalía General de Justicia no ha vuelto acercarse a ella.

     

    “Para la señora Eloisa López Toral, esposo e hijo, el capitán. 12 horas para irse”, se lee en el último mensaje que le fue enviado y que aparece firmado por una presunta organización criminal que se hace llamar Cártel la Muerte.

     

     

    Después del asesinato de su nieta, López Toral se encargó de dar con el paradero del presunto feminicida, Edgardo R. A, hasta localizarlo en Tijuana, Baja California, y entregarlo, tres meses después, en junio de 2017, a la Fiscalía General del Estado. Desde entonces –tres años y medio-- el hombre permanece encarcelado sin que el juicio registre avances, pues éste se ha negado a comparecer en las cinco audiencias que le han sido programadas hasta este 2020.

     

    “No puedo exponerme mucho porque he recibido muchas amenazas porque él (el asesino) no actuó sólo, lo hizo en complicidad con otras personas, y él sabe quiénes son sus cómplices”, sostuvo López Toral, en entrevista.

     

    “(Me han dicho) que ya me calle, que deje las cosas en paz, y, últimamente, recibí un anónimo que (decía que) tenía 12 horas para dejar mi casa…

     

    “La demanda ya la tiene la procuraduría (Fiscalía), pero es la fecha (25 de noviembre) que no me han venido a entrevistar. De momento, llegaron muchos (policías) a mi casa, pero la persona asignada para tomarme la declaración y venir a hacer una inspección ocular, no lo ha hecho. Yo no estoy tranquila en mi casa, la verdad; yo no estoy tranquila”.

     

    Antes del recado que le fue hecho llegar en septiembre pasado, a la mujer le fueron enviadas dos hojas tamaño carta, arrancadas de una libreta cuadriculada, en las que le hacían una advertencia similar, pero, en esa ocasión, los responsables la amenazaron con asesinar a su familia.

     

    “Sra Eloisa López: Tienes 12 horas para irte de tu casa. Ya te tenemos ubicada. Sabemos que tienes contacto con los tránsito y policía. Si para mañana sigues en tu casa vamos a despejar a tu hijos y al pinche capitán. Atte. Cártel de Muerte”, señala el escrito, redactado con faltas ortográficas y errores de sintaxis.

     

    “Y si le avisas a la policía, matamos a toda tu familia y te la mandamos en bolsa, así que tienes 12 horas para irte a partir de ahorita corre tu tiempo”, agrega.

     

    Sobre el juicio al que está siendo sometido Edgardo R.A. como presunto feminicida de Jennifer Angélica, indicó que el procesado, quien acumula tres años y medio en prisión, se ha negado a comparecer ante el Juez en cinco ocasiones, por lo que el procedimiento, a pesar de que --de acuerdo con la doliente-- existen múltiples pruebas de la participación del indiciado en el feminicidio, permanece estancado.

     

    Al respecto, Toral afirmó que la Fiscalía de Oaxaca no ha promovido ningún recurso para obligar al acusado a comparecer ante la representación del Poder Judicial.

     

    “El proceso está estancado. Son cinco audiencias que se han suspendido. En la penúltima audiencia él (el imputado) se atrinchero en su celda y ya no quiso salir. En la última, ya estábamos todos en Oaxaca, todos presentes, y también se suspendió.

     

    “Me comenta la Procuraduría que es un derecho que él tiene de suspender las audiencias cuantas veces quiere. Entonces, si él tiene el derecho de suspender las audiencias, de burlarse de nosotros, ¿qué nos espera más adelante?, cuestionó la mujer.

     

    “Si está en la cárcel es porque yo participé en la detención porque yo se los entregué. Esa es mi impotencia, subrayó.

     

    La doliente no descartó viajar a la Ciudad de México en busca de entrevistarse públicamente con el presidente, Andrés Manuel López Obrador, para denunciar ante él las irregularidades que existen en torno a este caso, tal y como lo hizo este martes 24 de noviembre la periodista Soledad Jarquín, madre de María del Sol, también comunicadora y otra joven oaxaqueña asesinada en la región del istmo de Tehuantepec, cuyas indagatorias permanecen sin reportar avances.

     

    “Yo tengo que ir a ver al presidente. Tengo que ir a hacer un plantón frente a la Cámara de Diputados, también, para que ellos fijen la ley para los asesinos (sic), que no gocen de tantos privilegios”.

     

    En el caso de Jennifer Angélica, la abuela materna indicó que el hijo de la hoy extinta, hoy de seis años, está siendo sometido a un seguimiento sicológico debido a que el menor, en aquel entones de tres años, presenció el ataque del que fue objeto su madre.