Refuerzan a los superdelegados y les amplían atribuciones

    FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

    Los llamados superdelegados tendrán también un gabinete que se encargará no sólo de programas sociales, sino de seguridad, gobierno y temas económicos.

     

    Aunque, en diciembre pasado, Andrés Manuel López Obrador había prometido a los gobernadores que los coordinadores estatales no serían los secretarios técnicos en las mesas de seguridad, ayer el presidente dio a conocer que las 266 coordinaciones –donde participará la Guardia Nacional– formarán parte de un sistema que tendrá como cabeza a los superdelegados.

     

    En conferencia de prensa dio a conocer los detalles de cómo será la operación en los estados.

     

    Dijo que habrá cuatro subcoordinadores por cada delegación: gabinete de Seguridad y Gobierno, Hacienda y Desarrollo Económico, de Energía y Comunicaciones y Transportes, y el gabinete de Bienestar.

     

    Además, delegados informaron que habrá tres secretarios adicionales: uno jurídico, un secretario anticorrupción y un administrador general.

     

    López Obrador señaló que esta estructura también se relacionará con las 266 coordinaciones de seguridad en el país, desde donde operará la Guardia.

     

    “Entonces, es el coordinador y un representante de cada gabinete. Uno y cuatro. Esa es la estructura para cada estado. Y de ahí baja a 266 coordinaciones, y de ahí baja a 8 mil centros integradores. Esa es la estructura. ¿Qué es un centro integrador? Es una comunidad ubicada de manera estratégica, con mayor población que otras comunidades pequeñas de alrededor, en donde se tienen servicios, porque son miles de comunidades en el país. Por eso, los Centros Integradores de Servicios, que están abajo de las cabeceras municipales, acercarán los servicios a donde vive la gente”, detalló.

     

    Añadió que “es la nueva organización del gobierno territorial: 8 mil centros integradores y los cerca de 2 mil 500 municipios o cabeceras municipales, las 266 regiones, un coordinador por cada una de las 266 regiones, y arriba cuatro responsables, cada uno del gabinete que le corresponda y un coordinador general. Esto significa un ahorro de alrededor de 15 mil millones de pesos, esta nueva estructura”.

     

    Fuentes de la oficina de Presidencia confirmaron que será el propio Andrés Manuel López Obrador quien nombre a los representantes en las próximas semanas, pero se escucharán propuestas de los secretarios de Estado.

     

    El martes, después de la reunión que tuvo el Presidente con los delegados de las 32 entidades, Carlos Lomelí, coordinador en Jalisco, explicó que aún no se comunica la estructura a los gobernadores: “No, porque es una estructura federal. No creo que haya necesidad de comunicarlo, pero lo socializaremos”.

     

    Senadores del PAN y MC criticaron la decisión del presidente López Obrador de dotar de un “minigabinete” a los superdelegados.

     

    Gustavo Madero, del PAN, afirmó que ello confirma, una vez más, que el proyecto de López Obrador es un proyecto político, no social, no económico, un proyecto político electoral rumbo a 2021, donde la pieza del rompecabezas que lo articula es de manera definitoria la revocación de mandato.

     

    Madero Muñoz aseveró que con este tipo de acciones se confirma que “es un gobierno que cada vez hace más evidente su pretensión de construir una red clientelar y una base operativa para poder distribuir de manera directa los apoyos sociales”.

     

    El senador Samuel García, de MC, señaló que “con el establecimiento de los ‘minigabinetes”’de los superdelegados, ya se perdió el presunto ahorro de 15 mil millones de pesos que habría del plan de austeridad”.

     

    El también presidente de la Comisión de Federalismo del Senado añadió que López Obrador está decepcionado de su equipo, ya que continuamente los cita para acelerar el paso.

     

    “A mí me llama la atención porque entonces ya no son superdelegados, sino son unos simples peones del Presidente que los va a arropar con ‘minigabinetes’”.

     

    “El supuesto ahorro que iba a haber de 15 mil millones, tal parece que ya no va a ser, porque van a tener que contratar más gente para hacer los equipos que dividieron en cuatro y luego equipos que se van a dividir en 266 coordinaciones y a su vez en 8 mil centros integradores.

     

    Con información de Susana Guzmán y Eduardo Ortega*