Junio 25, 2019

 

Un juez federal del Estado de México otorgó ayer dos suspensiones definitivas, una que impide la cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco y otra contra la Ley de Ingresos de la Federación en los ejercicios fiscales de 2015 a 2018.

 

De acuerdo con el colectivo #NoMásDerroches, que ha interpuesto 147 amparos en contra de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), lo anterior significa que el gobierno federal debe acreditar que cuenta con los dictámenes y permisos ambientales de seguridad, viabilidad aeronáutica, prospección arqueológica, estrategia de viabilidad social, política e interinstitucional.

 

También se obliga a las autoridades a que mantengan los avances del NAIM exactamente en el estado en el que actualmente se encuentran; es decir, que se paralice cualquier orden de destruir, desaparecer, desmantelar, demoler, inundar o cualquier otra forma de modificación de las obras existentes.

 

Esta es la séptima resolución judicial que obtiene #NoMásDerroches en este tema. Tres de ellas ya son suspensiones definitivas, la primera para que no se construya el Aeropuerto de Santa Lucía hasta en tanto se cuente con los permisos ambientales y en materia de preservación arqueológica por parte de las autoridades competentes.

 

Otro más para detener el proyecto en Santa Lucía hasta que se cuenten con las autorizaciones en materia de seguridad aérea que exigen la Ley de Aeropuertos y su Reglamento, así como los dictámenes y demás estudios de viabilidad aeronáutica, estrategia de viabilidad social, política e interinstitucional, entre otros.

 

La tercera suspensión definitiva es para que mantengan las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en el estado en que se encuentran hasta que se resuelva en definitiva el juicio de amparo.

 

Según el colectivo, con esta decisión el Poder Judicial de la Federación, “una vez más, demuestra a los ciudadanos que es un contrapeso real a decisiones del Poder Ejecutivo que pudieren apartarse de lo que determinen nuestras leyes o resultar en el ejercicio ineficaz de los recursos de los mexicanos”.

 

Al respecto, el abogado penalista Gabriel Regino explicó que la suspensión definitiva no resuelve el problema de fondo, “la suspensión es sólo eso, una suspensión, un 'espérese' en lo que resuelvo si la autoridad violó o no un derecho”.

 

De acuerdo con el jurista, el Gobierno federal puede interponer un recurso de revisión ante un Tribunal Colegiado que resolvería en un par de meses si esa suspensión se mantiene o se revoca.

 

Regino recordó que al margen de eso, el proceso de fondo sigue su curso porque la suspensión y el juicio de amparo son procedimientos paralelos.

 

Habrá más suspensiones, anticipa De Hoyos

En los próximos días comenzarán a emitirse más suspensiones, provisionales o definitivas, contra el proyecto del Aeropuerto en Santa Lucía y de esta forma preservar las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco, como parte de los juicios de amparo promovidos por 147 ciudadanos que hacen uso de su derecho constitucional, sin que signifique se ha ganado el juicio, pues la resolución final tomará meses o incluso años, afirmó el lunes Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Coparmex, organismo que forma parte del colectivo #NomásDerroches.

 

“Se está recurriendo al Poder Judicial de la Federación, que es el órgano competente para ello, tenemos plena confianza en que el Poder Judicial de la Federación, los jueces de distrito, los magistrados de circuito y eventualmente la Suprema Corte están actuando en estos casos con estricto apego a derecho, a la legalidad”, apuntó desde Ginebra, Suiza, en donde participa en el Foro de la Organización Mundial del Trabajo.

 

El líder del sindicato patronal manifestó confianza en que haya tolerancia y respeto a la ley por parte del presidente López Obrador, una vez que se emitan los juicios definitivos.

 

“Esperamos que tal como lo pide el Presidente, haya tolerancia, respeto a la ley, nosotros estamos haciendo uso de un interés legítimo, como ciudadanos y sujetos concluyentes que pagamos nuestro derecho aeroportuario con los boletos que adquirimos, que es lo que nos legitima, además de ciudadanos por el mejor bien del país”.

 

'Ni modo que me vayan a callar'

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró el lunes que se seguirá manifestando en el asunto de la construcción de Santa Lucía, luego de que la Barra Mexicana de Abogados (BMA) pidiera al mandatario no exponer a quienes promovieron los amparos que hasta el momento tienen detenida la obra.

 

"Ahora que señalé que había una campaña para presentar amparos en contra de la construcción del aeropuerto militar de la CDMX (Santa Lucía), salió una asociación de abogados a decir que no se podía hablar del asunto. Pues hago uso de mi derecho de manifestación, ni modo que me vayan a callar, que ya no

El Aeropuerto Internacional "General Felipe Ángeles", posee las dimensiones y condiciones necesarias para un aeropuerto mixto, civil y militar, por eso se escogió la Base Aérea Militar de Santa Lucía para construirlo, aseguró el comandante de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), Manuel de Jesús Hernández González.

Durante su participación en el acto de Inicio de Estudios y Trabajos Preliminares para la Construcción del Aeropuerto Internacional "General Felipe Ángeles", detalló que éste operará con sistemas de navegación modernos y tendrá capacidad de recibir a 20 millones de pasajeros en su primera etapa.

"El Cerro de Padua y la Sierra de Guadalupe que están aquí enfrente han estado ahí toda la vida, lo que estamos haciendo es, con el crecimiento de las pistas hacia el centro y hacia el sur únicamente mantener un nivel de seguridad. Cuando recibimos el proyecto efectivamente la distancia de las pistas era de 1500 metros entre ellas, para permitir las operaciones simultáneas que se pudiesen aterrizar en las tres pistas hay que mencionar que lo que establece la Asociación Internacional de Aviación Civil es un mínimo de mil 35 metros para separación de pistas, nosotros tenemos entre la pista principal, la pista norte y la pista central 1650 metros aproximadamente para permtir todo lo que es terminal de pasajeros y carga al centro", detalló el comandante de la FAM Manuel de Jesús Hernández González.

En la ceremonia encabezada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, el comandante de la FAM agregó que se tendrá un máximo desarrollo para recibir a 80 millones de pasajeros en un horizonte de 50 años, y además podrá recibir aviación de carga, así como aeronaves en general.

El mando de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) señaló que conscientes de la construcción de una obra de tal magnitud, la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) ha buscado coordinación y consenso con diferentes dependencias del gobierno federal, para que desde el ámbito de sus respectivas competencias y, dentro de un marco legal, contribuyan a la mejor realización del proyecto.Hernández González refirió que se han consultado instituciones especializadas en el ámbito aeronáutico, tanto nacionales como internacionales, para que esta obra cuente con las capacidades y características necesarias.Abundó que en todo momento se ha buscado que no se pierda ni disminuya la vocación estratégica de la Base Militar de Santa Lucía manteniendo su capacidad operativa y logística del desarrollo de las operaciones militares.Por último el militar destacó que hoy inician los estudios y trabajos preliminares para la construcción del aeropuerto, que coadyuvará al desarrollo aeronáutico de México, por lo que agradecen la confianza que se ha depositado en los soldados mexicanos.

Las Afore de Inbursa, PensionISSSTE, Profuturo, XXI-Banorte y SURA, que invirtieron capital en bonos y Fibra E del proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) en Texcoco, recuperaron el 99 por ciento de su inversión inicial, informó este martes la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

 

La comisión, presidida por Abraham Vela Dib, precisó que las cinco administradoras de fondos para el retiro (Afores) participantes en el proyecto recuperaron 17 mil 189 millones de pesos, es decir, el 99 por ciento de su inversión inicial.

 

“La inversión conjunta de las cinco Afore que participaron en el proyecto del aeropuerto (Inbursa, PensionISSSTE, Profuturo, XXI-Banorte y SURA) fue de 17 mil 377 millones de pesos, lo que representó el 0.92 por ciento de los recursos que manejan estas administradoras y el 0.51 por ciento de los recursos totales administrados por las Afores”, reveló la Consar en un comunicado.

 

La autoridad quiso dar certidumbre a los trabajadores sobre la situación de sus recursos, por lo que explicó que el capital invertido por las Afore en bonos y Fibra E fue recomprada con intereses devengados y una compensación por vencimiento anticipado.

 

El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) colocó su Fibra E mediante una oferta pública primaria global de certificados bursátiles fiduciarios de inversión en energía e infraestructura (CBFEs), por 30 mil millones de pesos, el 26 de marzo de 2018.

 

Esta acción fue calificada por el sector bursátil como una emisión que marcó “un nuevo hito” en la historia del mercado de valores mexicano, y en la que invirtieron Afore e inversionistas internacionales para financiar la construcción del ahora cancelado nuevo aeropuerto en Texcoco.

 

Los bonos de este proyecto fueron liquidados anticipadamente la semana pasada por el Gobierno federal.

 

La administración del presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el jueves que se realizó la operación para pagar los 34 mil millones de pesos correspondientes al Fideicomiso de Inversión y Bienes Raíces (Fibra E) a inversionistas del NAIM, toda vez que la liquidación incluyó el pago de intereses, por alrededor de 4 mil millones de pesos.

 

La Fibra E que se listó en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) quedó fuera a poco menos de un año de haber llegado.

 

Al cierre de febrero de 2018, el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) registró plusvalías por un monto de 108 mil 699 millones de pesos.

 

Tras haber acumulado durante 2018 minusvalías que ascendieron a 9 mil 55 millones de pesos, que representaron 0.27 por ciento de los recursos administrados por las diez Afores que operan en el SAR, los cuales ascendieron a 3 billones 327 mil 785 millones de pesos al cierre del año pasado, esta disminución del valor ya se revirtió en los primeros dos meses de 2019.

 

Toda la pérdida de valor en los últimos tres meses del año pasado ya se recuperó. Todas esas minusvalías son temporales, en el largo plazo, las Afore siempre han pagado un rendimiento que está por encima del mercado de valores o de la deuda gubernamental”, aseveró Bernardo González Rosas, presidente de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore).

 

Añadió que el mayor reto que tiene la industria es llegar a un nivel en donde la gente entienda lo que pasó en el último trimestre del año pasado y entienda que las Afore es una inversión de largo plazo.

CIUDAD DE MÉXICO.- A pesar de que el tipo de cambio en los últimos días se ha apreciado luego de la fuerte caída tras la cancelación del proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), los economistas de Citibanamex aseguran que el mercado aún no ha descontado que se viene un cambio total de régimen en México, por lo que anticipan una mayor debilidad del peso durante el próximo año.

 

“Pensamos que el mercado no está descontando aún un cambio completo de régimen en México, tratando así la decisión sobre el aeropuerto como un evento aislado”, indicó el análisis de Citibanamex.

 

Los economistas creen que el comportamiento de la paridad peso-dólar después del anuncio de la cancelación del NAIM sugiere que dicho evento estaba descontado solo parcialmente, pero también que a pesar de que los factores globales influyen en el desempeño de una moneda tan líquida como el peso mexicano, hubo ciertamente un elemento idiosincrático en juego.

 

“Hemos optado así por efectuar un ajuste de una sola vez a nuestra trayectoria peso-dólar (a favor de un peso más débil) que es consistente con un acomodo de mayores primas de riesgo entre el tipo de cambio y las tasas de interés”, señaló.

La proyección de Citibanamex ahora ubica el tipo de cambio peso-dólar cerrando este año en 20.10, desde un 19.20 previo, mientras que para el final de 2019 ahora esperan que la paridad peso-dólar alcance 20.50 contra el anterior pronóstico de 19.70.

 

De la misma forma, Citibanamex recortó su pronóstico de crecimiento económico para México en 2019, pasando del 1.9 al 1.7 por ciento.

 

En tanto, las perspectivas sobre las tasas de interés también fueron modificadas, pues ahora el banco anticipa para la decisión de política monetaria de noviembre un aumento de 25 puntos base.

 

“Esperamos que la tasa de política de Banxico cierre 2018 a un nivel de 8 por ciento (desde 7.75 por ciento anteriormente). Si estamos en lo correcto, la tasa real ex ante de política monetaria cerrará 2018 a un nivel inusualmente alto y continuaría subiendo un poco más en 2019”, indicaron los analistas.

La combinación de la cancelación del NAIM en México y las turbulencias en los mercados financieros locales y foráneos llevó a que las administradoras de fondos para el retiro (Afores) registraran minusvalías por 131 mil 649 millones de pesos en octubre pasado, cifra sin precedente en la historia del sistema.

 

Datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) revelaron que las minusvalías de octubre son las terceras que se registran en lo que va del año, pues en febrero sumaron minusvalías por 22 mil 483 millones de pesos, y en mayo por 14 mil 390 millones.

 

La Comisión detalló que las Afores registraron minusvalías por 187 mil 64 millones de pesos en todo el 2013, por lo que hasta el momento sería el año con mayores minusvalías durante el sexenio.

Mientras que 2017 fue un año sin precedente, ya que las Afores registraron en todos los meses plusvalías, el único año del sexenio.

 

Afore Sura indicó a sus clientes que dicha minusvalía correspondió a la volatilidad que se generó en los mercados financieros nacionales por la combinación de eventos como la cancelación del NAIM en México y la aversión al riesgo que se suscitó en los mercados internacionales por la guerra comercial, la crisis en mercados emergentes y la desaceleración económica mundial.

 

Para Sura, hay varios elementos, además de la cancelación del NAIM, que preocupan para el horizonte de inversión de las Afores.

 

Uno de ellos tiene que ver con las tensiones comerciales en el mundo que han afectado las expectativas de inflación y por ende el alza de los precios de bienes y servicios, detalló en un comunicado a sus clientes.

 

Asimismo, describió las dudas del crecimiento económico mundial. También, influirían los cambios en la política monetaria de varios bancos centrales, principalmente de la Reserva Federal y el Banco de México.

 

Al cierre de octubre de 2018, el SAR acumuló recursos por 3.28 billones de pesos, esta cifra ya descuenta los flujos de retiros correspondientes al mismo mes por 6.8 mil millones de pesos.

Página 1 de 7
© 2018 www.encuentroradiotv.com