Juez ordena a todos los municipios por los que atraviesan ríos Atoyac y Salado a intervenir en trabajos de saneamiento a partir de 2020

    Escrito por: ÁLVARO MORALES Diciembre 31, 2019 0
    FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

    Oaxaca de Juárez, Oax.- El Juzgado Primero de Distrito le ordenó a todos los municipios por los que atraviesan los ríos Salado y Atoyac, desde su nacimiento hasta su desembocadura, en los Valles Centrales,  sumarse a los trabajos de saneamiento y rescate contemplados dentro de la sentencia de amparo confirmada este año y cuyos trabajos deberán ser implementados a partir de 2020.

     

    La titular del juzgado que emitió la sentencia, decidió, en una actualización de su resolución,  que 54 autoridades municipales, estatales y federales que no habían sido contempladas dentro de la orden confirmada en mayo pasado por un tribunal colegiado, con sede en Acapulco, Guerrero, tomarán parte obligatoria de ella, precisó el abogado y presidente de la asociación Litigio Estratégico Indígena, promotora del amparo, Carlos Morales Sánchez.

     

     

    Con esa nueva resolución, fueron vinculadas instancias como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en el ámbito federal; la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable de Oaxaca, en el caso del gobierno estatal, así como todas las municipalidades, alrededor de 80, que se ubican en los márgenes de los afluentes.

     

    Morales Sánchez consideró que, probablemente, una vez que sea articulado el plan integral de rescate de los ríos, en el que deberán intervenir los gobiernos federal, estatal y municipal, y después de que la sociedad civil revise tal proyecto para verificar que sí cumplirá con las expecativas, durante el segundo tirmestre o segundo semestre del próximo año, se eche andar de manera definitiva el saneamiento de estos afluentes.

     

    Además, resaltó que Litigio Estratégico Indígena exigirá que los recursos que sean destinados al rescate de los ríos sean fiscalizadas puntualmente a fin de evitar actos de corrupción, entre ellos el desvío de los dineros.

     

    Lo anterior, luego de enterarse de que la Comisión Permanente de Agua y Saneamiento del Congreso de Oaxaca estimó que el gobierno del estado contará con un presupuesto de al menos 100 millones de pesos para comenzar las labores de rescate.