Noviembre 19, 2019

Museo contemporáneo de Oaxaca opera en números rojos

FOTO: AGENCIAS FOTO: AGENCIAS

Rolando Hernández Guzmán, codirector de Umbral, colectivo artístico que radica en la Ciudad de México, aseguró a El Economista que su organización se ha hecho cargo de la logística de tres festivales de experimentación sonora del 2016 al 2018, sin que el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO) haya podido pagar sus honorarios.

 

Este sólo es un caso, señaló la directora del museo, Cecilia Mingüer, quien reconoció el compromiso de los artistas a pesar de las precariedades presupuestales e informó que el MACO necesita un aumento en sus ingresos, primero para liquidar sus deudas con los creadores y así poder seguir con una programación innovadora como la que se hace hasta el momento.

 

La deuda sólo con el colectivo de Umbral asciende a 364,500 pesos, monto que los organizadores han tenido que desembolsar para el pago de honorarios y boletos de avión de los artistas invitados que viajaron desde distintos países a la capital oaxaqueña.

 

“No son sólo honorarios, también son gastos de producción. Con Rolando y con Gudini (Umbral) llevamos trabajando más de tres años, desde que yo asumí la dirección hace seis años empezamos a fomentar las propuestas que abordan el sonido y fue un gran encuentro la propuesta de Umbral, con una alta calidad y que vino a bien que se produjera en Oaxaca”, dijo Cecilia Mingüer.

 

“Nosotros somos una asociación que recibe recursos del Estado y este ha sido muy variable y muy volátil, eso ha repercutido en el funcionamiento del MACO. Es agobiante porque al museo no solamente le afecta en cuestiones de no poder responder al compromiso y a la eficiencia que tienen los artistas que trabajan con el museo”, también se ha acumulado una deuda importante que pone en duda la calidad de los trabajos que se presentan en este espacio.

 

La directora del MACO dijo que el trabajo que Umbral había hecho en los tres años pasados fue tan satisfactorio que asumió el riesgo de seguir con el encuentro y que para agosto de este año se prepara un concierto con el artista Gudinni Cortina.

 

Pero no dejó pasar la oportunidad para señalar que, “para Oaxaca, el MACO es un espacio importante, pero con estas situaciones los artistas se sienten defraudados”.

 

“No es solamente Umbral, son otros artistas, otros proyectos. Para la operación, el museo ha estado recibiendo en promedio 3 millones de pesos anuales desde hace casi 10 años”, destacó.

 

La deuda real es de $2 millones

Para contar con un piso parejo, dijo la directora del MACO, se tendrían que pagar al menos 2 millones de pesos y aumentar el recurso que recibe al menos 1 millón más, para poder operar sin números rojos.

 

Dijo que ésta es una situación que se generó desde la administración anterior en el gobierno de Gabino Cué, en el que se tuvieron múltiples cambios de secretarios de Cultura y momentos en los que no había nadie encargado de la secretaría local.

 

Con Información de  “EL ECONOMISTA”

© 2018 www.encuentroradiotv.com