Junio 20, 2019

Oaxaca de Juárez, Oax.- Entre protestas de familiares de víctimas de feminicidio y exigencias de renuncia ante su incapacidad para resolver los crímenes que se han registrado en la entidad, el fiscal general del estado, Rubén Vasconcelos Méndez compareció ayer ante el Pleno del Congreso del Estado.

 

A pesar de los señalamientos que recaen en su contra por la falta de castigo que prevalece en diversos hechos violentos registrados durante los últimos años, el titular del órgano autónomo afirmó que durante su gestión se han reducido los niveles de impunidad, pues la entidad pasó del lugar 31 al 12 dentro de ese rubro en el ámbito nacional, además de que los casos de feminicidio disminuyeron de 51 a 29.

 

Ante la inconformidad de los allegados de Ivanna Mingo, la joven estilista que murió en octubre de 2018 en un percance automovilístico provocado por Alfredo Delgado Cervantes, hijo de la delegada de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Rebeca Cervantes, así como la condena de la periodistas Soledad Jarquín Édgar, madre de la fotorreportera María del Sol Cruz Jarquín, quien fue asesinada a tiros junto con la excandidata a concejal  por Juchitán de Zaragoza, Pamela Terán, Vasconcelos resaltó que esta entidad pasó de ubicarse, en 2017, en el cuarto lugar nacional por la cantidad de feminicidios registrados, al número 10 el año pasado.

 

Sin embargo, cuando fue cuestionado sobre el estatus que guardan las investigaciones por los crímenes y agresiones registradas en agravio de defensores de los derechos humanos, así como la desaparición del abogado Enrique Sernas, el funcionario no respondió.

 

Para contrarrestar los señalamientos por inacción y negligencia que le fueron hechos, dijo que a inicios de 2017, antes de que asumiera el puesto, el índice de resolución de casos de homicidio era excesivamente bajo.

 

“Estamos trabajando para que estas tasas aumenten considerablemente y lo vamos consiguiendo. En 2018 obtuvimos 148 órdenes de aprehensión. Tenemos procesados a 133 homicidas. Obtuvimos 17 sentencias condenatorias”, justificó.

 

Aumentan homicidios

Sin embargo, reconoció que entre 2017 y 2018 el número de homicidios aumentó 7.4%, con un total de 984 carpetas de investigación abiertas, lo que colocó a esta entidad en el onceavo lugar nacional.

 

Ante los reproches por los altos índices delictivos que se han registrado durante los últimos meses, sin que exista castigo en contra de los responsables, argumentó que “yo no hago las leyes ni soy juez para tomar las resoluciones definitivas”.

 

Luego, argumentó que  las fiscalías “no se les puede achacar el incremento de los delitos, lo que se les puede reclamar es no dar respuesta a los casos de que conocen.

 

“Las fiscalías no prevenimos delitos, les damos respuesta. No tenemos como función la seguridad ciudadana, sino el combate a la impunidad. Contribuimos a la seguridad ciudadana y a la prevención del delito combatiendo la impunidad (que rebasa el 90%)”.

 

Llevó porra

A pesar de la defensa hecha de su labor, Vasconcelos Méndez tuvo que valerse de diversas tácticas para que la arremetida en su contra no fuese tan evidente.

 

Una de ellas fue llevar su propia porra al Salón de Plenos.

 

De acuerdo a personal de la dependencia, se les pidió acudir a la Cámara de Diputados a brindar el apoyo al funcionario.

 

Con ello, la mayoría de las oficinas de esa instancia estuvieron cerradas, por lo que no se les brindó atención a los ciudadanos.

 

En el acceso principal de las instalaciones del Poder Legislativo también  fueron cerradas por el Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ), quienes exigen justicia por los casos de Bety Cariño y Jiri Jaakola.

 

Abandonan sesión

Luego de tres horas de audiencia, diputados del PRI y Morena decidieron abandonar el recinto, lo que benefició al funcionario, quien pudo salir de la sede del acto sin que se llevara a cabo la última ronda de cuestionamientos por parte de los legisladores.

 

Oaxaca de Juárez, Oax.- A pesar de los 113 asesinatos de mujeres que fueron documentados en Oaxaca durante 2018 por organizaciones no gubernamentales, la Fiscalía General del Estado únicamente reportó al gobierno federal la apertura de 29 carpetas de investigación por el delito de feminicidio.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el 75 por ciento de los crímenes no fueron considerados por la autoridad local como ataques por razón de género.

Mientras tanto, en su reporte anual de 2018, el SESNSP indicó que nueve de los asesinatos de mujeres que sí fueron considerados feminicidios, fueron cometidos con arma de fuego, nueve con algún otro elemento, siete por mecanismos no especificados y cuatro con arma blanca.

Asimismo, precisó que el mes de junio fue el periodo en que se registraron más crímenes por razón de género con cinco; siguieron los meses de marzo, agosto y septiembre, con cuatro; noviembre y diciembre, con tres; enero, con dos, y, finalmente, febrero, mayo, julio y octubre, con uno.

 

Cifras dispares 

Las cifras oficiales no coinciden con los reportes divulgados por organizaciones no gubernamentales, que hace unos días denunciaron que Oaxaca cerró el 2018 con un total de 113 casos de feminicidio.

Además, las agrupaciones acusaron que a pesar de la Alerta de Género emitida el 31 de agosto de 2018, los asesinatos de mujeres fueron al alza hasta contabilizar 30 casos en los últimos cuatro meses del año pasado.

De acuerdo con activistas de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, la región de Valles Centrales es la que acumula la mayor cantidad de crímenes, seguida del Istmo de Tehuantepec, Costa y la Cuenca del Papaloapan.

Indicó que, según un informe presentado el pasado 25 de noviembre, el 57.4 por ciento de los feminicidios habían sido cometidos con armas de fuego “por lo que insistimos en cuestionar de dónde están saliendo las armas, porqué el Estado no tiene regulación en el tráfico y portación ilegal”.

Además, refirió que las mujeres oaxaqueñas fueron ultimadas por asfixia, golpes, degollamientos, puñaladas o incineradas, “lo que nos demuestra saña y odio”.

  

Diez feminicidios en 20 días de 2019

Por su parte, de acuerdo con trabajos periodísticos, hasta el pasado 22 de enero, en Oaxaca se habían contabilizado 10 asesinatos de mujeres.

Proceso citó que el Centro de Documentación “Guadalupe Musalem” había documentado tres feminicidios en el Istmo de Tehuantepec, dos en la Mixteca, dos más en Valles Centrales, dos en la región del Papaloapan y uno en la Costa.

De ese total, ocho mujeres fueron privadas de la vida con arma de fuego, una por quemaduras y otra por apuñalamiento

El pasado 27 de enero, en un camino de terracería que conduce a la comunidad de Arroyo Limón, en el municipio de Tuxtepec, fue hallado el cadáver calcinado de una mujer, en un crimen del que hasta el cierre de esta edición no se había presentado ningún tipo de avance por parte de las autoridades.

 

 

 

 

Oaxaca de Juárez, Oax.- Únicamente 24.5 por ciento de los 8 mil 904 asesinatos de mujeres registrados en México entre 2014 y 2017, han sido tipificados como feminicidios, lamentó el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio.

 

El resto, 6 mil 716 casos son indagados como homicidio en otra modalidad (culposo o doloso), a pesar de que las entidades cuentan con un tipo penal objetivo y protocolos especializados, agregó la organización, cuyo punto de vista fue considerado dentro de un acuerdo para hacer comparecer ante la Cámara Alta del Congreso de la Unión a la titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

 

Por su parte, de acuerdo con el Registro Nacional de Personas Desaparecidas (RNPED), del total de mujeres y niñas desaparecidas entre 2007 a 2018, 9 mil 327 continuaban sin ser localizadas hasta el pasado 15 de noviembre.

 

“Durante los últimos años se han visibilizado diversos modus operandi relacionados con la desaparición de mujeres, principalmente menores de edad, con fines de explotación sexual o que resultan en feminicidio”, alertó.

 

Ante ello, la Cámara Alta solicitó a la Conavim presentar ante el Pleno informe sobre el estado que guardan todos los procedimientos de Alerta de Violencia de Género solicitados hasta la fecha, así como la documentación de las solicitudes de Alerta de Violencia de Género contra las mujeres que no fueron o no han sido declaradas por la Secretaría de Gobernación.

 

Entre la documentación, la titular deberá presentar la metodología para la evaluación de las medidas recomendadas en los estados con Declaratoria de Alerta de Violencia de Género, con especial énfasis sobre las Alerta de Violencia de Género declaradas conforme al anterior Reglamento de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

 

“Lo anterior, con el objeto de conocer la situación de la violencia feminicida a nivel nacional, el estado que guardan los diversos procedimientos de AVG y las razones por las que la implementación de un mecanismo de carácter emergente ha presentado dilaciones”.

 

Se exhorta a la Titular de la CONAVIM para que se abstenga de dictaminar o resolver cualquiera de los procedimientos de Declaratoria de Alerta de Violencia contra las Mujeres en los que ha otorgado prórrogas, debido a la mala dictaminación de las medidas llevadas a cabo por los gobiernos para decretar una alerta, en contexto graves de violencia feminicida.

 

Integrantes de la Comisión de Seguridad Pública del Congreso federal, impulsan reformas al Código Penal Federal con el objetivo de ampliar de 40 años a prisión vitalicia el castigo por el delito de feminicidio.

 

En la propuesta, que ha sido remitida a la Comisión de Justicia, la legisladora   Ángeles Moreno Medina destacó que, con tal acción, se busca imponer una pena de mayor impacto social y severidad en contra de los delincuentes, ya que actualmente el Código establece que se le impondrá de 40 a 60 años de prisión a quien cometa este ilícito.

 

En el proyecto, se resalta que de enero a abril de 2018 se registraron 226 feminicidios (dos al día) 15 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado, y 116 por ciento más que hace tres años.

 

Los números de crímenes contra la mujer siguen incrementándose en todo el país, principalmente en el estado de México, Nuevo León, Chihuahua y la Ciudad de México, resaltó.

 

Precisó que entre 2007 y 2016 fueron asesinadas 22 mil 482 mujeres en las 32 entidades del país, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

 

Es decir, en promedio, cada cuatro horas ocurrió la muerte violenta de una niña, joven o adulta. Las causas fueron: mutilación, asfixia, ahogamiento, ahorcamiento, degolladas, quemadas, apuñaladas o por impactos de bala.

 

De acuerdo con el Inegi, continuó, las carpetas de investigación por homicidios violentos que iniciaron los Ministerios Públicos de las fiscalías y procuradurías de los 32 estados, pasaron de mil 83 en 2007 a dos mil 735 en 2016, lo que representó un incremento del 152 por ciento.

 

El 61 por ciento de los asesinatos, dijo, se concentró en nueve entidades. En el Estado de México, se iniciaron 3 mil 363 expedientes; Chihuahua, 2 mil 376; Guerrero, mil 749; Ciudad de México, mil 349; Jalisco, mil 20; Veracruz, 973; Baja California, 936; Tamaulipas, 930 y 918 en Nuevo León.

 

En el caso de Oaxaca, y de acuerdo con información de Encuentro Radio y Televisión, con el asesinato de María de la Luz Ruiz cruz, militante de la Sección 22 cuyos restos fueron hallados en estado de descomposición el domingo pasado en el distrito de Etla, sumaron 228 las muertes violentas de mujeres ocurridos en Oaxaca durante los últimos 22 meses, desde que comenzó la actual administración estatal priista.

 

De acuerdo con la organización Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, desde el 30 de agosto pasado, cuando la Secretaría de Gobernación (Segob) emitió una Alerta de Género para Oaxaca, 14 mujeres han sido ultimadas en las ocho regiones del estado.

Únicamente durante octubre, apuntó la agrupación, cinco mujeres de diversas edades murieron en hechos violentos sucedidos entre los días 14 y 28.

Oaxaca de Juárez, Oax.- Sujetos desconocidos iniciaron una campaña de feminicidios y odio en contra de las mujeres en Oaxaca. Utilizando los autobuses del transporte público, difundieron un mensaje en el cual llaman a la población masculina a cometer feminicidio.

En tanto, Iniciativas para el Desarrollo de la Mujer Oaxaqueña (IDEMO), señaló que la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) ha demostrado ser insuficiente para frenar los feminicidios en el país, incluida en Oaxaca, porque los Estados, donde fue emitida, continúan liderando las cifras negativas.

 

De acuerdo a María Eugenia Mata, de IDEMO, la experiencia en otros estados dice que no ha sido suficiente para parar la violencia hacia las mujeres porque por un lado existe la concepción errónea de evidenciar las cosas que están mal, y no se va al fondo del problema.

Aun cuando, dijo que la emisión de la alerta  es loable porque era una exigencia de tiempo atrás, las acciones contempladas en la alerta se tienen que traducir en presupuestos, programas específicos, profesionalización del personal de procuración de justicia y en voluntad clara de efectivamente parar los feminicidios

 

Si se revisan las estadísticas y analiza desde que se generó la alerta, se puede observar que no se ha logrado revertir porque las medidas no se llevan a niveles de profundidad.

Para la activista, es urgente hacer una revisión del personal, de las omisiones, de las complicidades. Y es que dijo que desafortunadamente hay experiencia de personas que estuvieron privadas de su libertad y posteriormente liberadas a pesar de haber cometido delitos terribles.

 

El Artículo 208 del Código Penal Federal señala que, al que provoque públicamente a cometer un delito, o haga la apología de éste o de algún vicio, se le aplicarán de diez a ciento ochenta jornadas de trabajo en favor de la comunidad, si el delito no se ejecutare; en caso contrario se aplicará al provocador la sanción que le corresponda por su participación en el delito cometido.

 

En septiembre de este año, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) marcó en su mapa de registro la alerta de género en Oaxaca, aunque se precisa emergencia en 40 municipios, entre ellos, la Ciudad de Oaxaca, Valle Nacional, Juchitán de Zaragoza, Santa Lucía del Camino, entre otros.

La alerta es un mecanismo creativo para promover respuestas gubernamentales prontas y contextualizadas de las entidades federativas con problemas graves de violencia contra las mujeres.

En medio de esas alertas, personas desconocidas, iniciaron la  campaña de feminicidios y odio en contra de las mujeres incurren en el delito de incitación a la violencia y apología del delito.

 

En algunas de las rutas que cruzan cerca del Centro Histórico fueron pegados en los asientos y paredes de los autobuses papeletas en donde, bajo el título de Protocolo de la Humanidad, argumentan que ante la sobrepoblación en el planeta se deben emprender acciones de violencia feminicida contra las mujeres como ocurre en Guanajuato y Estado de México, en donde se concentran altos índices de asesinatos de mujeres.

El mensaje levantó reacciones de descontento y preocupación entre la población.

 

© 2018 www.encuentroradiotv.com